Directora de Asuntos de Mujeres / Medellín

Soy periodista e internacionalista; también esposa y mamá. Para mí la vida es como es y así tenemos que vivirla. Decidí transformar mi oficio de investigar, editar, hacer programas de radio y perseguir noticias, para contar mis propias historias de #maternidad y apoyar a otras mamás con depresión postparto.

Algunos consejos para que la Primera Comunión de tu hijo no parezca una boda

Algunos consejos para que la Primera Comunión de tu hijo no parezca una boda

Algunos consejos para que la Primera Comunión de tu hijo no parezca una boda

Hace algunos meses leímos algo que nos llamó la atención.

Un juez de menores de origen español, llamado Emilio Calatayud, comparte algunas inquietudes de su labor en un blog llamado Granada Blogs. En mayo habló sobre la temporada de comuniones en España y tituló uno de sus posts así: Mesura con los convites de las comuniones, que se nos está yendo la pinza”.

Para el juez, las Primeras Comuniones se han salido del carril, porque la gente se desboca haciendo fiestas con banquetes gigantescos y dirigidos, decoraciones asombrosas, vestidos de diseñador y hasta orquesta.

Por eso, el juez pide cordura: “Al paso que vamos, los bancos van a tener que conceder microcréditos para que podamos estar a la altura de los obsequios y comilonas que se organizan actualmente para festejar las primeras comuniones. Lo que antaño era un chocolate con churros y un relojito, hoy es un almuerzo ‘master chef’, un viaje a Eurodisney y el móvil de última generación”.

El funcionario no ha sido el único que ha hablado de esto. Algunas familias se endeudan para poder pagar la fiesta, algunos niños faltan al colegio para medirse el vestido y probarse el peinado, se contratan carruajes o limosinas para llevar a los comulgantes a la iglesia y algunos padres hacen competencia para ver quién se gasta la rumba más grande.

En 2014, el obispo de Segovia, Ángel Rubio, hizo un llamado de atención para que las familias destinaran los regalos de la comunión de sus hijos a obras benéficas. Esto con el fin de que “los niños asocien y recuerden después ese día, con la caridad cristiana”, dice el padre en ABC de España.

Y agrega: “Hay que insistir a tiempo y a destiempo con los padres» para que «eviten todo eso y pongan todo su empeño en centrar su interés y el de su hijo en la celebración eucarística», de modo «que la fiesta inherente se caracterice por la sobriedad y la sencillez”.

Por su parte, el periodista Salvador Aragonés escribió una columna titulada: ¿Es necesario gastarse tanto dinero en una Primera Comunión?. En este texto señala que se ha desdibujado “la necesaria austeridad de una fiesta que tiene que ser muy íntima, al tiempo que festiva, para el niño o niña que hace la primera comunión y para sus padres y, si es el caso, los hermanos”.

EL DINERO QUE SE GASTA

Para que tengas una idea, según Verne, una familia española gasta en promedio 2 mil euros en esta celebración (si la fiesta es de 30 personas). En lo que más se paga es en la comida, aunque el vestido de la niña puede llegar a costar 500 euros.

La situación en Latinoamérica no es diferente.

NO QUEREMOS SER AGUAFIESTAS

¡HAY ALTERNATIVAS!

Tampoco se desanimen si quieren celebrar este importante momento (para los que lo celebran y practican). Si lo vemos desde una perspectiva diferente, la comunión, sirve para unir a las familias en un festejo que incluya un lugar bonito, comida y un lindo traje para el agasajado.

El llamado es a la cordura, a la sencillez y al respeto de este tipo de celebración. También a que los niños entiendan mejor por qué toman la primera comunión y qué significa esto para su vida y su crecimiento espiritual.

Como no nos podemos quedar quietas y pensamos que no todo es blanco o negro, buscamos a una especialista en organización de fiestas, para que nos diera ideas de cómo celebrar una primera comunión sin excesos (y sin dejar de celebrarla).

Se trata de Irma Gerstel, creadora de la agencia de organización de eventos Deco Lounge. Irma lleva 15 años organizando eventos de todo tipo y actualmente su trabajo se desarrolla en la ciudad de Miami.

Ella nos da los siguientes consejos:

 

  • Creo que es un acto de suma importancia para los niños, ya que reciben por primera vez el cuerpo de Cristo; así que debemos cuidar detalles para que la celebración no se convierta en un evento tipo matrimonio.
  • Es prioritario transmitirles a nuestros niños el significado y la importancia real de este acontecimiento.
  • La invitación debería realizarse a la familia y grupo de amigos cercanos o que de una u otra forma tienen que ver con los niños, para que esto no se convierta en un evento corporativo de los papás.
  • La locación puede ser simplemente el jardín o la terraza de tu casa. En caso de no tener, se puede alquilar un salón de fiestas sencillo.

Una terraza o un salón sencillo pueden servirte. La decoración también puede ser minimalista y sobria.

  • Existen varias alternativas a la hora de colocar el catering. Algunas son: Un desayuno tipo buffet, un brunch, un almuerzo o una merienda donde podamos pasar unos abrebocas. Muchas familias optan por el desayuno o por la merienda, que incluye algunos dulces para compartir.
  • Podríamos tener una mesa de mini dulces o shots junto a la torta.

Este es un ejemplo de una mesa con mini dulces y la torta.

  • Si quieres decorar, la decoración debería ser algo sencillo y minimalista con tonos pasteles. En el caso de los niños, más follaje verde que flores, y en el de las niñas, puedes usar rosas bebé, gladiolas, calas y hortensias; también espigas, que representan dicho evento y son una belleza.

Los arreglos de rosas son una buena opción.

  • Se  puede colocar una musiquita de fondo ¿Por qué no? Usa tus propios equipos, no necesitas mucho más. Yo creo que esta celebración no debería ser una fiesta bailable.
  • Con los recuerditos, se acostumbra a obsequiar algo religioso, bien sea un rosario, una cruz o una virgencita de madera o Piuter. Si queremos algo más económico, puede ser unos chocolaticos o galleticas en una bolsita decorada. No necesitas más.

Otra forma de decorar el espacio.

  • No estoy de acuerdo con incluir ese día juegos digitales, ya que es un día de compartir.

“En realidad podemos tener una primera comunión para nuestros pequeños muy bonita y sobre todo que sea recordada para siempre, contando con todos los detalles sin exagerar y cuidando nuestra economía”, finaliza la experta.

Gracias a Irma Gerstel de DecoLounge por colaborar con nosotras en esta nota.
La pueden contactar a través de su página web www.decoloungevents.com, por el correo: [email protected], al teléfono (en Estados Unidos) +1 786 6148352 o a través de su Instagram @Decoloungemiami

Fotos: Pixabay y DecoLounge.

Nuestros aliados