María Fernanda Peraza / GetMine Healthy Pleasure / España

GetMine Healthy Pleasure es un movimiento "bodypositive", que cambia el discurso sobre la sexualidad femenina (y muy pronto el de los vibradores).

Estrella Jaramillo: Una empresaria que aspira revolucionar la salud sexual femenina con su app B-Wom

Estrella Jaramillo: Una empresaria que aspira revolucionar la salud sexual femenina con su app B-Wom

Estrella  Jaramillo: Una empresaria que aspira revolucionar la salud sexual femenina con su app B-Wom

Nos encanta Estrella y les vamos a decir por qué.

Es licenciada en traducción e interpretación, tiene una amplia experiencia como gerente de proyectos y comunicación estratégica y comercial, es emprendedora y Co- Fundadora de B-Wom, una aplicación móvil que ofrece una evaluación basada en pruebas científicamente validadas, y que crea planes personalizados de cuidado y bienestar para la salud íntima de las mujeres ¿Qué tal?

La app ofrece ejercicios, hábitos y recomendaciones, y actualmente cuenta con más de 200.000 usuarias. Así que esta mujer se destacad en el área del “Sex Tech”.

La entrevistamos y esto fue lo que nos dijo:

 

  1. ¿Qué es el Sex tech del que tanto se habla?

 

Sextech es el sector que se sitúa en la intersección de la tecnología, la innovación y la sexualidad o salud sexual. Este sector incluye soluciones tecnológicas, enfocadas a temas de salud y a dar acceso a mejores productos íntimos femeninos, facilita la prevención de ETS, el dolor en las relaciones sexuales o el dolor pélvico crónico.

Ejemplo de esto serían los juguetes sexuales específicamente diseñados por mujeres y para mujeres, la realidad virtual aplicada a la recreación de escenas eróticas y las aplicaciones como B-wom.

 

  1. Cuál es el impacto del Sextech en el acceso a temas de salud sexual femenina?

 

El sector de Sextech está actualmente liderado principalmente por fundadoras mujeres o que se identifican con lo femenino, que a su vez, tienen un gran deseo de romper tabúes y de ofrecer soluciones para temas que se consideran tabú.

Estas mujeres están democratizando el acceso a la educación sexual y reproductiva, ofreciendo soluciones innovadoras en áreas que llevaban mucho tiempo sin revisarse, como por ejemplo, la higiene del período. Además, están promoviendo una conversación normal y abierta sobre sexualidad, placer y salud.

El sexo es algo que todos los seres humanos experimentamos, de una forma u otra. Sin embargo, es el tema más tabú que existe hoy en día, y esto tiene muchas consecuencias educativas,psicológicas y de salud. Tenemos que normalizar esta conversación como parte de la experiencia humana.

 

  1. Todos sabemos que la salud sexual femenina es un tema del que se habla poco entre mujeres, incluso entre los profesionales sanitarios ¿Qué crees que pasa y por qué sigue siendo tabú?

 

Este es un tema muy complejo y no me gusta simplificar, pero sí puedo decir que, en mi opinión, hay varios motivos que personalmente me tocan el corazón.

Uno es que se ha querido reprimir la sexualidad considerándola como un pecado, y esto viene de tradiciones religiosas que se han transmitido de generación en generación y que aún marcan mucho nuestra cultura.

Por otro lado, en el caso específico de la mujer, el tabú es aún más grave. A las mujeres nos han transmitido -y uso a consciencia la palabra “transmitir”, porque dependiendo de la cultura, se dice explícitamente o no; pero aún así, se comunica a través de rechazos y acciones críticas-  que nuestra valía como seres humanos está ligada a cualidades como la modestia, la sumisión, la delicadeza y la pureza. Especialmente la modestia y la pureza están directamente ligadas con la inhibición de cualquier deseo, impulso o interés sexual. Tenemos que acabar de una vez por todas con ese remanente que, aún siendo un poco menos visible ahora en las culturas occidentales, sigue estando ahí: que la mujer que expresa deseos sexuales abiertamente es de menor valor como ser humano.

 

  1. ¿Qué hace Estrella Jaramillo para darle visibilidad a la salud sexual femenina?

 

Además de tener un equipo de producción de contenido y de marketing increíble, hacemos muchas activaciones a nivel offline.

Principalmente en Estados Unidos, doy muchas charlas en eventos de salud de la mujer y salud sexual, para educar al público femenino en que existen muchos recursos a los que puede acudir para cualquier problema íntimo que tengan.

Mi mensaje principal es: Existen soluciones, mereces una solución, y no tienes por qué vivir con esta preocupación o problema de salud en silencio. Habla, aboga por tus derechos de salud y apuesta por tu calidad de vida y de salud íntima.

 

  1. ¿Crees que esta era digital contribuye a disminuir la brecha de género, en cualquier aspecto: salud, sexual, laboral…?

 

Creo que está siendo el motor de que muchas ideas se discutan más abiertamente. Primero perdemos la vergüenza onine, y después en público. Además, las plataformas digitales, como nuestra aplicación B-wom, están ofreciendo un lugar cercano, fácil de acceder y privado para que las personas consulten sus dudas sobre temas que aún son tabú. Por lo tanto, creo que utilizadas consciente y positivamente, desde luego que sí.

 

  1. ¿A qué te has enfrentado hablando de sexualidad femenina dentro del mundo empresarial?

 

¡A muchos momentos embarazosos! (risas) Yo misma no era consciente del tabú que llevaba a mis espaldas con estos temas. Ahora no, ahora digo las cosas abiertamente y me gustaría que todo el mundo se sintiera igual de cómodo. También me he encontrado obviamente con barreras a la hora de priorizarlo en la agenda general de salud de organizaciones, ya que simplemente no se considera una tema de tanta importancia.

Ni siquiera en cuanto a la salud postparto de la mujer, época en la que se originan muchos problemas como el dolor en las relaciones o la incontinencia – y sin embargo no tenemos protocolos establecidos de cuidado óptimo y prevención, porque no se considera tan importante-. Pero ya es hora. Las mujeres tienen que saber que existen soluciones a su alcance. De hecho, deberían estar estandarizadas y al alcance de todas.

 

  1. Educación sexual en la etapa escolar a través de aplicaciones digitales… ¿Cómo lo ves? ¿Qué plantearías?

 

Creo que es muy importante que las instituciones educativas se abran a estas posibilidades, ya que la generación siguiente a la mía es completamente tecnológica y el móvil es su principal fuente de información. Una educación sexual óptima ayudaría a solucionar muchas de la epidemias que se están dando ahora. Lo que no funciona claramente es el “don’t ask, don’t tell

 

  1. En cuanto a los datos, muchas mujeres están temerosas de usar las herramientas digitales, pensando que sus datos personales o íntimos puedan ser revelados, ¿Qué les dirías a todas estas mujeres sobre esto?

 

Que revisen bien las políticas de privacidad de las plataformas que usan, pero que estén tranquilas que todas las empresas tienen que ajustarse a la GDPR, por lo tanto, sus datos no deberían ser transmitidos. Si esto sucediese, tendría gravísimas consecuencias para la empresa en cuestión. Pero esto es una decisión muy personal. Los datos agregados al final se utilizan para sugerir productos y promociones, y para mí, el tener esto claro ya me da tranquilidad.

 

  1. ¿Qué es y cómo funciona B-wom?

 

B-wom  es una app para la salud de la mujer. Nos enfocamos en educación, prevención y mejoría de síntomas de salud femenina y sexual, desde la incontinencia y el dolor en las relaciones, hasta la educación para la prevención del cáncer de pecho y recomendaciones sobre salud hormonal y emocional.

¡Es una herramienta diseñada para acompañar a la mujer en cada etapa de su vida con contenidos personalizados!

 

  1. La organización He for She dijo recientemente en su cuenta de IG que faltan unos 217 años para lograr la igualdad en el pago/ remuneración laboral entre hombres y mujeres, ¿Cuántos años crees que nos quedan para cerrar la brecha en términos de sexualidad?

 

Quizá porque me encuentro en medio del movimiento de Sextech, soy optimista y pienso que el cambio no tiene por qué ser lineal, y que puede que se produzca un gran giro exponencial.

Yo pienso que la generación que ahora está en su infancia, va a alcanzar la igualdad en su edad adulta. Ahora mismo hay mucho momentum y el cambio se está produciendo con más rapidez, ya hemos pasado el conocido “tipping point”, es decir, el punto en el cual algo insignificante se vuelve importante ¡Lo estamos logrando!

Nuestros aliados