El test de placer
Entrevistas
Historias

Daniela Truzman / Periodista / Panamá

Periodista de oficio, escritora de vocación. Millennial y fanática de la cultura pop

Gloria Calzada: “Siento mucha juventud dentro de mí”

Gloria Calzada: “Siento mucha juventud dentro de mí”

Gloria Calzada: “Siento mucha juventud dentro de mí”

Para la mexicana Gloria Calzada no hay edad para ser feliz. A sus 57 años (56 para el momento de la entrevista que le hicimos), pareciera haber vivido mil vidas, una más inspiradora que otra.

Ha sido productora y conductora de televisión, guionista, conferencista, escritora, está culminando sus estudios como life coach y recientemente se estrenó como Youtuber en su canal llamado Puro Glow, en donde comparte con su audiencia sus reflexiones, tips, datos y herramientas útiles para la vida.

Gracias a las maravillas del mundo digital, tuvimos la oportunidad de conversar con ella desde su casa de Guadalajara, en Jalisco, México. Lugar que a su vez es su oficina y set de grabaciones de Puro Glow, que ya supera los 40 mil suscriptores.

Hablamos de todo: los inicios de su carrera, su paso de los medios de comunicación tradicional a los digitales, su decisión de no tener hijos pero tener una maternidad no convencional, cómo el coaching transformó su vida y desde luego, de Puro Glow, el proyecto que ha logrado materializar y con el que se convirtió en su propia jefa.

Ella, definitivamente, es una mujer que inspira y lo comprobamos con esta entrevista

 

Eres productora de televisión, conductora, conferencista, escritora de best seller, te estás graduando como life coach y ahora tienes un canal de Youtube, ¿En qué momento haces todo esto? 

Ha sido poco a poco, ¡es que son muchos años! Empecé mi carrera en 1981 y ha sido un constante “hacer cosas”. En ocasiones de manera paralela. Por eso se han acumulado tantas cositas en el currículum. He sido muy constante y he elegido siempre el camino productivo. Trato de ser una persona trabajadora y, en la medida de lo posible, crear mis propias oportunidades, porque no siempre tocan al timbre buscándote y hay que saber estar siempre activos.

 

¿Siempre tuviste claro que querías estar en los medios de comunicación?

Lo tenía muy claro desde que era muy chica. Mi relación con la televisión era algo que determinaba mis acciones, mi vida, mi todo. Parecía que había salido de un programa de televisión por la manera en la que me expresaba. Después, cuando tuve la oportunidad, empecé a hacer comerciales de televisión y eso me dio cercanía con las luces y las pantallas. Cuando pude, empecé a buscar una oportunidad para ser presentadora de televisión, que se me presentó y que yo sabía era para mí. La vi y dije “esa es mía”.

 

37 años en el medio artístico se dice fácil pero no lo es. ¿Cómo se mantiene uno tanto tiempo en este medio que además constantemente está cambiando?

Ahora sé que tiene que ver con estar presente. Siempre estuve acostumbrada a que me contrataran y me buscaran, a depender de una quincena, un sueldo y no asociaba la parte económica, digamos la subsistencia que uno tiene que procurarse, con estar vigente.

Para mí, mi trabajo siempre ha sido tan hermoso y divertido que pocas veces asocié que dependía de estar vigente el que yo tuviera un ingreso.

Cuando me di cuenta, decidí que yo iba a empezar mis propios proyectos y siempre me relacioné con las personas de la industria más allá de la cámara de televisión. Siempre procuré establecer vínculos por lo menos visuales, que nos miráramos a los ojos, que nos entendiéramos y nos reconociéramos como personas. Yo siento que uno de los aciertos que tuve, por instinto y por suerte, es que siempre establecí relaciones que hasta hoy existen.

 

¿Cómo caíste en cuenta de esta relación entre el dinero y la profesión?

Yo siempre tuve la necesidad de ganar dinero, en mi casa desde que era muy chica se presentaron problemas económicos que persistieron durante muchísimos años. Entonces, en mi caso, no era una opción querer ganarme mi propio dinero, tenía el afán de participar y no ser una carga para mis padres en ningún sentido posible y segundo ayudar en lo que se pudiera.

La necesidad, el interés y la intención de generar ingresos con mis actividades estaban implícitas. Lo que no entendía era que en la medida en que yo estuviera vigente, o que la gente se acordara de mí, sucedía ese círculo virtuoso.

 

Siendo presentadora de televisión, ¿Qué entrevista recuerdas con especial cariño? 

Muchísimas, pero definitivamente creo que una de las cosas más lindas de mi trabajo es investigar sobre las personas a la que voy a entrevistar. Difícilmente se han presentado entrevistas espontáneas. Generalmente son agendadas. De manera que uno hace su tarea, investiga y prepara la entrevista para que después se dé la magia de la esponteneidad. Entonces, cuando tú haces esa tarea previa, resulta que te interesas mucho por la persona. Claro que tengo la enorme alegría de contar con muchas estrellas del mundo de la música, la televisión y el cine a quienes he entrevistado, pero en realidad con lo que me he topado es con seres humanos increíbles y gracias a eso, a ese interés que inicia con el objetivo de hacer una entrevista, descubrí personas y desde entonces se me convirtió en un hábito y en hobby que procuro practicar lo más que se pueda.

Conocer a la persona que esta detrás de esa mirada, tratar de traducir sus palabras en emociones e interpretar lo que esa persona quiere decir es parte de mi trabajo, pero me fascina y se ha convertido en una forma de vida para mí

 

Me parece importante resaltar que nuevamente apelas a la conexión del ser humano, que para ti es muy importante.

Sí lo es y por eso aprovecho y agradezco el espacio que me dan en Asuntos de Mujeres. Pues aprecio muchísimo la iniciativa de ustedes. Hablamos de lo mismo, nos interesa lo mismo: el bienestar, ser productivos, ser participativos, ser felices, tener las mejores herramientas posibles y todo eso, siento que es la naturaleza y la columna vertebral de lo que inició como un proyecto en Puro Glow y que ahora llevamos casi tres meses y estoy fascinada de la vida porque ha tenido una respuesta muy generosa de parte de la gente y que estoy segura que también obedece a que saben que viene del corazón.

 

Nunca quisiste ser mamá, ¿Te juzgaron en algún momento? 

Antes me importaba ser juzgada. Ahora ni un poquito. Pero cuando sí me importaba y yo di esa noticia, las dos únicas personas a las que escuché su opinión al respecto, habiendo ya tomado mi decisión, fueron mi mamá y mi hermana. Porque las sentía muy conmovidas con mi decisión. No entendían de dónde venía, y a lo mejor yo tampoco de una manera muy explícita o muy racional, pero era una certeza que tenía en mi corazón.

Yo sabía que ese no era el camino que yo quería en mi vida y siempre lo digo, así como decidí que no quería ser madre, también quiero decir que mi sentido maternal existe y florece y se manifiesta y tengo muchas oportunidades de ejercer el amor maternal, sencillamente que no lo hice de la manera convencional.

No se me olvida que mi hermana me decía: “¿Y quién te va a cuidar cuando seas mayor?” Entonces ese argumento para mí, ni siquiera hace muchos años tenía validez. Siempre pensé que somos dueños de nuestra vida. Mi abuelita decía “somos arquitectos de nuestro destino” y yo me lo tomé muy en serio. He tratado de construir una vida linda, rica, equilibrada, amorosa y productiva y que también me corresponde construir un patrimonio para que el día en el que yo llegue a esa edad en la que no me pueda sostener, habré reunido lo suficiente para pagar mis médicos o la asistencia que requiera. A mí ese argumento me parece cero poderoso para elegir traer personas a este mundo que, desde mi punto de vista, está muy sobrepoblado.

 

¿Qué le dices a la gente que dice que si no eres mamá no te realizas como mujer? 

Que a mis 56 años jamás he lamentado esa decisión o haber elegido ese camino. Les puedo decir que me siento plena, que hay amor en mi vida, que hay realización absoluta en muchsísimos sentidos, que el amor maternal se manifiesta con mis sobrinos. Tengo amigas que desearon ser madres y la vida no se presentó de esa manera y ahora que han hecho este ejercicio de restrospectiva están bien. Sus vidas no están fracturadas. No tiene nada que ver la realización de una mujer con su capacidad o deseo de ser madre convencionalmente hablando.

 

Tu filosofía de vida viene de un proceso de introspección importante. Siento que eres una mujer que se ha metido mucho dentro de sí para escucharse. De hecho, escribiste un libro con Alejandra Llamas titulado “Maestría de vida”. ¿Cómo fue el proceso de escribir? ¿Por qué quieres ser life coach?

Conocí a Alejandra por asuntos sociales y con el tiempo, un día me la volví a topar y justamente me dijo que se iba a certificar como coach. Ya yo había leído algo al respecto y le dije que me interesaba muchísimo esa posibilidad. Justamente cuando me vuelvo a topar con Alejandra, yo estaba comenzando un programa de radio, estaba buscando colaboradores, la invité y para mi fortuna aceptó, pero además en el proceso fue mi coach.

Cuando vi la transformación en mi vida, la solución a muchos hábitos, pensamientos, comodidades o temas a los que te acostumbras y das por hecho y a liberarme de mi propia esclavitud… Cuando vi que el libro es un súper hit (en el cual yo participo entrevistando a Alejandra y dando mi propio testimonio no como especialista), pasa el tiempo y me empiezan a llamar a conferencias donde doy mi testimonio; me dije: “¿Sabes qué? ya basta de que yo sea tan fan del coaching, de Alejandra Llamas de MMK coaching, que yo conozca también este sistema y que no me certifique. Me parece una incongruencia. Entonces, en enero me fui al curso y ahora lo que me faltan son las 100 horas de práctica en las que tengo que hacer coaching a personas y no he encontrado el momento porque coincidió con el lanzamiento de Puro Glow y en el Coaching está perfecto entender cuáles son tus prioridades. Yo tenía que dedicarle todo este tiempo al proyecto para que saliera como yo quería.

 

¿Cuál es el secreto para verse así de bien a los 56 años?

Creo que es genético. Yo heredé la piel de mi papá, que era grasosa y gruesa; mi hermana salió con la de mi mamá que es delgadita y frágil. Este pelo que todo el mundo siempre tiene que ver con él, también es genético. Ahora bien, como bien, me cuido, hago ejercicios… Estoy en la mejor época de mi vida en todo sentido y de ahí parte Puro Glow

Primero: qué susto caer en cuenta que es a los 56 años cuando encuentro que estoy en la mejor etapa de mi vida. ¿Eso es bueno, malo o regular? ¡Como quieras! No tiene una interpretación más que la que tú le quieras dar. Segundo: desde luego el coaching me ha llevado a llegar a una serie de conclusiones, pero siempre he sido la misma esencia de persona, muy libre, echada para adelante y lo más importante es que yo siento mucha juventud dentro de mí y esa creo que solamente tiene posibilidad de existir si uno se libera de muchas cosas sin dejar de ser super responsable, comprometido. Los juicios me valen. Me interesa la opinión de las personas que busco que sean seguidores de Puro Glow, me interesan sus puntos de vista, positivos o no tan buenos, pero si me juzgan o no me juzgan no tengo ningún problema.

 

Estabas en el programa de televisión “Netas divinas” y decidiste que se acabó ¿Cómo tomaste esa decisión?¿Vas a volver a la televisión? 

No lo decidí yo. Ellos decidieron hacer un nuevo formato, Puro Glow iba a suceder paralelamente al programa, pero cuando resulta que no, simplemente le dediqué más tiempo a mi proyecto y se desarrolló con más velocidad. Ha sido para mí una cosa bien linda, pero no le puse mucha atención a ese rollo de “me voy a cambiar de medio, me voy a los medios digitales” o “por primera vez en mi vida me voy a contratar a mi misma”. Son cosas que no pensé, fue un paso natural, oportuno, necesario y todas esas preguntas que me han hecho después, pues ni me las planteé. Lo que más tenemos que cuidar son nuestros pensamientos y yo los míos los traigo super limpios. Sé qué estoy pensando y qué detona esos pensamientos.

 

Hablemos de Puro Glow, tu canal de Youtube. ¿Qué es?, ¿cómo surgió la idea?

Nunca pensé que me convertiría en Youtuber. No lo planeé. Todo empezó hace algunos años y ha tenido muchas caras, hasta que un día se me reveló cómo quería hacerlo. Puro Glow es un espacio en el que se abraza a las personas de todas las edades, partiendo de que yo, al tener 56 años y sentir que estoy en la mejor etapa de mi vida, les digo que no hay edad para ser felices, para cambiar de rumbo. Les muestro todos los tips, herramientas y formación que nos permiten hacer mejores elecciones para llegar mejor acompañados a las metas que nos planteamos cada quien desde su lugar de vida.

Puro Glow nace de mi necesidad de compartir las cosas que me han funcionado y que, como tengo la gigantesca fortuna de que un montón de personas me sigan, me escuchen y me pregunten, dije yo tengo que tener un espacio en el que yo pueda hablarle directamente a las personas y compartirles desde reflexiones que han acabado en conclusiones y que me han funcionado, ¡hasta tips! soy una persona muy práctica, trato de buscar los atajos para llegar más rápido y mejor a mi destino, ya sea que esté haciendo una sopa o preparando un proyecto.

 

Y les abres las puertas de tu hogar a tus seguidores, porque Puro Glow se hace en el salón de tu casa…

Y en la cocina… Hemos estado hasta en mi cuarto. ¿Cuál es la intención? Primero que todo era que fuese lo más genuino posible y lo más cercano posible. Segundo, que yo no vivo en la ciudad de México, donde suceden tantas cosas, así que dice: “Va a ser en mi casa en Guadalajara, ¿cuál es el problema?”. El chiste es estar cómodos, en confianza y tratando de ser eficiente y cuidar todos los elementos. Uno de ellos es la inversión que estoy haciendo en Puro Glow, donde contraté profesionales para que vengan a grabar y a hacer las cosas necesarias y a las cuales les tengo toda la fe del mundo. Jamás había invertido en algo propio y no puedo creer lo fácil que me ha resultado.

 

¿De qué temas hablas en Puro Glow?, ¿Quién elige los temas?, ¿Cada cuánto publicas videos?

Sale un video todos los miércoles. La decisión final la tengo yo, pero tengo dos socias y hacemos una junta, entre nosotras elegimos de qué queremos hablar, qué es lo más relevante y cuál tema está más a flor de piel. Luego los desarrollo, los escribo, porque además al final siento que no es algo que solamente está en Youtube, sino que son artículos que desarrollo y luego se los platico a la gente lo más cercana y casualmente posible.

Hablo de todo: de sexo, finanzas personales, me meto a la cocina, hablamos de coaching, moda, belleza, de la vida en general, decoración, las cosas que me funcionan.

 

 

 

 

Una de las cosas maravillosas de las redes sociales es tener interacción directa e inmediata con el público, pero también es una responsabilidad, ¿Cómo llevas esto?

Hasta el momento he contestado casi todos los comentarios que me han puesto y soy yo, no lo está haciendo nadie más. Nadie más tiene acceso a mis redes. Si contesto fui yo. Si no contesta nadie también fui yo. Cuando alguien tiene un aporte, anoto los temas que me sugieren, estoy muy al pendiente. me parece que es una relación que yo busqué y la cuido como cuido todas mis relaciones, con mucho amor y mucha entrega.

 

¿Qué consejos le das a las personas que tienen en la cabeza un proyecto y que aún no se atreven a empezar?

Yo les diría, primero: revisa ese pensamiento. Por ejemplo: ese pensamiento es yo quiero tener mi canal de Youtube. ¿Sabes de qué quieres hablar? ¡Revísalo! Sí lo quieres, para qué lo quieres, qué es lo que quieres, cuánto tiempo le vas a dedicar. Investiga cuántas posibilidades reales tiene. Cuáles son tus habilidades que vas a necesitar, a cuánta gente le quieres llegar y ya que estás ahí, ya es aventarse un poco, preguntarse con qué cuento, para cuánto tiempo me alcanza. en cuanto tiempo necesito que esto comience a producir dinero. Hay que ser muy realista y desde luego soñar, porque los sueños los convertimos nosotras en realidad. Sin embargo, es importante soñar con los pelos de la burra en la mano para saber cuáles son los elementos con los que cuentas y con cuáles te tienes que partir el alma para hacer que lleguen a ti

 

¿Qué hacer cuando sientes que quieres tirar la toalla?

He tenido momentos así. En esos arranques me refugio en mi coaching y en mis maestros. A veces quisiera que todo fuera más rápido pero ellos me regresan a mi lugar de origen, a lo que llamamos en el coaching “el contexto de maestría”. El mío es “yo quiero vivir en el amor, en paz y en gratitud”.

Fotos: Gloria Calzada.

Síguela en su Instagram: @lagloriatv

Síguela en su twitter: @gloriacalzada

Suscríbete a su canal de You Tube: Puro Glow

 

Nuestros aliados