El test de placer
Entrevistas
Historias

Maricarmen Cervelli N. / Directora de Asuntos de Mujeres / Colombia

Patricia Díaz, promoviendo la importancia de cuidarnos a nosotras mismas

Patricia Díaz, promoviendo la importancia de cuidarnos a nosotras mismas

Patricia Díaz, promoviendo la importancia de cuidarnos a nosotras mismas
Tuvimos la oportunidad de conversar con la pediatra venezolana, Patricia Díaz (@pediatriaautana) quien es especialista en Lactancia y facilitadora de nacimiento.
Ella, junto a un grupo multidisciplinario dedicado a promover el bienestar y la buena salud mental de las mujeres, presentará este sábado 15 de septiembre en la ciudad de Caracas, “Spa Mujer Infinita”, un evento precioso que en lo particular me encanta, porque le dará un respiro y un día de felicidad y conexión a muchas mujeres.
En esta especie de “boot camp”, se entregarán herramientas para transformar el ser, tales como: generar estados coherentes Cerebro-Corazón, promover la neuroplasticidad, experimentar la sensorialidad a través de una “neurocata” con cacao venezolano y la degustación de un menú guiado de alimentación consciente. También habrá prácticas de respiración consciente y conectada, mindfulness y actividades para que las que quieran, se desconecten del estrés del día a día en un país como Venezuela.
La doctora Patricia, nos contó más acerca de esta actividad y de su día a día en este trabajo mancomunado por el bienestar femenino. Nos habló de lactancia, amor propio, sororidad, feminismo y otros Asuntos de Mujeres. Esto fue lo que nos dijo:
“Mi día a día transcurre en el acompañamiento de muchas familias y mujeres, en unos de los momentos de más profunda transformación de la vida. En ese contexto particular, las mujeres inician un muy íntimo recorrido hacia la autoexploración de formas de pensar, sentir y leer el mundo. En este camino, surge la oportunidad de revisar sistemas de creencias, diálogos internos y la forma en la que nos amamos y honramos”. 
 

Eres promotora de la lactancia, ¿Qué les dices a las mamás que no lo logran por la razón que sea?

 

Como Consultora Internacional de Lactancia IBCLC, todo mi trabajo se basa en la autoaceptación radical y sin juicios, y en la exploración de los miedos inherentes a la maternidad.  Nuestro punto de partida siempre es una conversación honesta de expectativas y razones por las cuales quieres amamantar, entendiendo por experiencia, que la gran mayoría de las veces, las metas no logradas tienen que ver más con falta de información adecuada y oportuna, que con una real imposibilidad de logro. Sin embargo, y siempre lo repito: Una mujer no es menos madre porque no amamante. Hay tantas formas de amar, como madres e hijos hay en el mundo. 
 

¿Por qué crees que entre mujeres nos damos tan duro y cómo podemos trabajar para cambiar eso?

Fíjate que me complace decirte (trabajando tan de cerca con redes, grupos de apoyo y círculos de mujeres), que cada vez más, se redimensiona la forma como nos contenemos y edificamos como mujeres. Cada vez más resurge en el mundo la verdadera esencia de la SORORIDAD, no sólo entre mujeres adultas. Y lo mejor de todo: estamos entendiendo el valor intrínseco de transmitir este importante VALOR de vida a las generaciones futuras.
 

¿De qué forma podemos practicar la sororidad? ¿Cómo ser coherentes al promoverla?

Siento que podemos lograrlo, manteniendo consciencia perfecta de pensamientos, palabras y acciones. Esto es esencial, para vivir en coherencia. Es un esfuerzo y un acto de meditación en movimiento, en el que constantemente a lo largo del día nos reeducamos en nuestras relaciones: hablándonos con empatía, compasión y solidaridad. Somos tantas las mujeres en el mundo, que hay múltiples oportunidades de ejercitar la sororidad de mil formas.
 

Últimamente se habla mucho del empoderamiento femenino, ¿Qué cualidades tiene una mujer empoderada y cómo se llega a eso?

Pienso y siento (y lo converso a menudo con las mujeres y hombres en mi vida), que es indispensable revisar el concepto de “Mujer Empoderada” desde una feminidad equilibrada, en la que entendemos que lo más importante no es la superioridad a ultranza, sino una verdadera equidad entre nosotros. Una mujer empoderada se conoce, y entiende que sus fortalezas provienen de la aceptación de su vulneraibilidad, del poder sentir sin filtros y comunicarlo asertivamente, de la capacidad de ejercer la inteligencia emocional, desde la suavidad y receptividad de lo femenino. Definitivamente, mujeres y hombres hacemos lecturas del mundo de manera diferente, pero complementarias. 
 

¿Cómo trabajas por las mujeres en un país que es difícil para el sexo femenino?

Trabajamos activamente, para que las mujeres se reconozcan, honren y se reconcilien consigo mismas. Es un trabajo de conciencia, en el que hacemos impacto en cada mujer, en su entorno inmediato (pareja, padres, hijos, hermanos), y seguidamente trabajamos en la comunidad para “hacer espacios” amigables y respetuosos para su desarrollo. 

 

¿Qué consejo le darías a una mamá agobiada y agotada?

RECONOCER el valor de la pausa, solicitar ayuda y aprender a recibirla. Es importante reconciliarnos con nuestra propia expectativa y deseo de maternidad y crianza, para evitar convertirnos en víctimas de las mismas. Muchas veces lo que causa estrés no es la situación per se, sino la lectura errónea que hacemos de la situación.
 

¿Por qué las mujeres necesitamos espacios para nosotras? ¿Por qué son necesarios para nuestro bienestar?

Porque a través de la pausa y el descanso o “break” de nuestro ocupado HACER, encontramos el instante para conectarnos con nuestro SER y activar esa intuición femenina que ya esta allí.
Las mujeres desempeñamos multiplicidad de roles en el mundo actual y muy frecuentemente caemos en el multitasking, que nos resta energía y nos condiciona a estados de fatiga y extenuación. Por eso es vital incorporar dentro del “plan diario” ese espacio para autosustentarnos, mantenernos y reconectar con nuestro bienestar. 
 

¿Qué nos dices de la culpa? ¿Qué hacemos con ella?

La culpa muchas veces viene de programaciones familiares y de crianza. Cuando sentimos que no alcanzamos “ser suficientes” y cuando no cumplimos nuestras propias y exigentes expectativas, allí surge la culpa. Una de las formas de trabajarla conscientemente, es a través de la reconexión con el placer y el merecimiento. Recomiendo revisar las raíces del sentimiento y aceptar radicalmente lo que es en nuestras vidas, para poder hablarnos y tratarnos amablemente y sin juicio. 
 

¿Por dónde hay que empezar para amarnos a nosotras mismas?

Siento que debemos tomar como ejercicio diario de reflexión, el observarnos sin juicio, con aceptación amorosa de nuestra realidad y circunstancias. Siendo amables en nuestro diálogo interno.
Buenas formas de autocuidarnos son haciendo espacio y tiempo para la PAUSA y la satisfacción de nuestras necesidades vitales, como sentarnos a degustar una hermosa y nutritiva comida, disfrutar de un largo y relajante baño, ejercitarnos al aire libre, meditar y contemplar, dormir lo que necesitemos para reponer fuerzas y escoger una actividad que nos apasione y dé felicidad.
Más allá de esto, respetar nuestra propia voz y comunicar asertivamente lo que estamos sintiendo, cuando lo estemos sintiendo; aprender a solicitar ayuda y recibirla con gracia y gratitud. 
 

¿Cuáles son los principales retos que enfrenta una médica como tú a la hora de facilitar los nacimientos y sanar las enfermedades infantiles en Venezuela? ¿Cómo logras resolverlo?

Siempre parto del mejor escenario posible, ESE que se conecta con las posibilidades de que todo salga bien. Mi función al acompañar es (respetando el proceso de cada familia), apoyarlos en el descubrimiento de sus propias fortalezas y habilidades en crianza, desde el lugar más amoroso posible, desligando este diario ejercicio del miedo y las expectativas irreales.
Mi intención es hacer siempre mucha labor educativa, crear cultura de lactancia y crianza consciente y conectada; derribar paradigmas antiguos que impiden nacimientos respetuosos, fisiológicos orientados a la naturaleza humana.
Uno de los retos diarios es recordar a los padres, que en medio del “deber hacer o tener que hacer”, está el disfrutar y crear recuerdos felices y placenteros de una crianza amable, edificante, que te contenga en los años y permita el cultivo de la inteligencia emocional y social. Creo que con eso es como cambiamos al mundo: Siendo la diferencia de deseamos VER. 
 

En Spa Mujer Infinitiva van a hablar sobre neuroplasticidad ¿Cómo se promueve la neuroplasticidad y para qué nos sirve?

Este es uno de los grandes regalos de esta era científica. Hemos aprendido que, no sólo los niños en crecimiento y desarrollo pueden crear nuevas conexiones neuronales. Ahora sabemos que los adultos también podemos  “recablear nuestros cerebros” creando nuevas conexiones neuronales y alterando las ya existentes, para adaptarse a nuevas experiencias, aprender de la conducta y utilizar la nueva información para crear nuevos recuerdos.
Eso va de la mano con un mayor potencial creativo/creador, mejor capacidad para resolución de problemas y mejoría del abordaje de nuestras relaciones… En fin, se traduce en una lectura del mundo diferente, flexible y más expansiva.
Además de esto, si logramos parear esta capacidad cerebral en una clara intención, con sentimientos y emociones como: gratitud, amor, ternura, plenitud, placer, solidaridad, etc., entonces allí nace la llamada COHERENCIA CEREBRO-CORAZÓN, que se traduce en mejores y claros pensamientos, salud y bienestar.
 

¿Qué consejos darías para promover el bienestar, la salud y la felicidad femenina?

 

Invertir tiempo y espacio en nuestro AUTOCONOCIMIENTO: saber qué nos hace latir el corazón, qué nos llena de gozo y disfrute, entender por qué somos como somos y hacemos lo que hacemos.
Una vez que empezamos a entenderlo con absoluta aceptación y amabilidad hacia nosotras mismas, nos comprometemos con aquello que nos mantiene en balance y nos hace felices, nos comprometemos a VIVIR en coherencia.
Se dice fácil, pero es un ejercicio de vida que debe ser honrado, empezando con nosotras mismas y siguiendo con nuestro entorno. Las mujeres somos MAGAS, catalizadoras. Si decidimos cambiar de adentro hacia afuera y somos persistentes en el trabajo interno, entonces todo cambia y se hace más fácil y divertido. 
 

Háblanos de Spa Mujer infinita y qué vamos a encontrar en este evento tan maravilloso. 

 

Será este sábado 15 de septiembre y todas sus actividades están diseñadas desde el minuto “1” para que las mujeres se entreguen en confianza plena a este “boot camp” para el espíritu; para desaprender y reescribir pensamientos y emociones, que les permitan alcanzar estados de baja resistencia y alta receptividad. Eso nos desconecta del estrés crónico y nos reconecta con estados de resiliencia, esperanza y alegría. Spa Mujer Infinita es una oportunidad especial para acceder a nuestro placer y sabiduría interna, y así lograr el cambio que deseamos y merecemos. ¡Ven con nosotros y Atrévete a Sentir!
Fotos: Cortesía.

Nuestros aliados