Zoramar C. Oviedo Gallo / Psicóloga, especialista en Mindfulness / Venezuela

Psicóloga. Consultora y promotora de programas de Mindfulness, presenciales y online, para promover la salud, el bienestar y la paz. Instructora esta práctica en corporaciones trasnacionales de servicios y productos de consumo masivo en Colombia y Venezuela, así como en Instituciones Académicas Latinoamericanas, y facilitadora a nivel grupal y personal.

¿Soy amable conmigo misma?

¿Soy amable conmigo misma?

¿Soy amable conmigo misma?

A muchas de nosotras nos encanta Coco Chanel, una mujer francesa que revolucionó la moda y el mundo de la alta costura durante la Primera Guerra Mundial. Un ser que fue un ícono de la moda femenina en el siglo XX, quien además rompió los paradigmas de la “poco práctica elegancia de la Belle Epoque y creó una línea de ropa informal, sencilla y cómoda”.

Una de mis frases favoritas de ella, es: “La elegancia tiene lugar cuando el interior es tan hermoso como el exterior”, pues siento y escucho que me habla de cuán importante es ocuparnos de nuestro yo íntimo, de nuestra alma, de sentirnos bien y en paz con nosotras mismas, sin dejar de prestarle atención a nuestro yo exterior, es decir, a nuestro cuerpo, a nuestra imagen y a lo que les transmitimos a todos los que nos rodean.

Muchas veces estamos tan estresadas y con tal cantidad de cosas en nuestra cabeza,      -tanto las del pasado como las del futuro-, que no somos conscientes de cómo nos sentimos, de lo que estamos haciendo y de todos los retos y oportunidades que tenemos frente a nosotras.

Y por si fuera poco, de repente ¡sorpresa! tu cuerpo cansado de tanto hablarte y de que no lo escuches, empieza a quejarse y te hace comenzar a buscar píldoras y a pedirte que lo lleves al doctor.

Para nosotras, ocuparnos de nuestro bienestar, de nuestra paz, de nuestra salud, de nuestras emociones y de nuestro cuerpo ¡es esencial!

Quizás muchas de ustedes han oído hablar de Chevron Corporation, compañía norteamericana que comenzó en 1879 en Los Ángeles y hoy lidera la producción de energía a escala mundial. Más de 10 mil 400 mujeres de América Latina se han beneficiado de los programas de empoderamiento que Chevron les ha venido ofreciendo desde 2011.

En una investigación que realicé hace algunos años junto a otros investigadores, indagamos en las habilidades de las mujeres que participaban en Venezuela en el programa EMPREMUJER de Chevron. Encontramos que uno de los aspectos fundamentales para ellas, era tener “autoconfianza”, una habilidad indispensable para afrontar de una manera positiva todos los retos que a veces la vida nos presenta de forma inesperada.

Y mientras les estoy escribiendo, no dejo de pensar en Agatha Christie, una famosa escritora y dramaturga británica especializada en el género policial, quien según el libro Guinness de los Records, es la novelista más vendida de todos los tiempos, y tiene una frase absolutamente acertada sobre nuestro viaje por la vida: “Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único”.

Para cada una de nosotras, es importante fortalecer y reafirmar la autoconfianza, estar atentas a las cosas que se nos están presentando en el “aquí y ahora”, querernos más, respetar nuestros tiempos y cultivar nuestra paz interior, así como también estar más atentas y plenamente conscientes de lo que sentimos, afrontamos y de los mensajes de nuestro cuerpo.

Te propongo varios ejercicios para que confíes más en ti misma:

  1. Mírate al espejo y repite en silencio “Te quiero mucho”.
  2. Cuando te vistas, usa colores que te luzcan y que sean tan llamativos, que no puedan dejar de mirarte.
  3. Acuérdate de estar siempre con tu espalda erguida, ya sea sentada o parada, pues tu buena postura hace que quienes te vean crean y confían en ti ¡Ah! Y tú también notarás el cambio y empezarás a confiar más en ti misma.

Por último, quiero compartir con ustedes una sencilla meditación de la amabilidad que nos ayuda a querernos, respetarnos y ser más amables y compasivas con nosotras mismas. Este ejercicio puedes practicarlo a cualquier hora del día y en cualquier lugar.

 Meditación De La Amabilidad

(Adaptada de la fuente original Chade Meng Tan)

  1. Siéntate en una postura cómoda. Puedes colocar los pies en el suelo.
  2. Cierra los ojos si la quieres escuchar o lee en silencio las instrucciones.
  3. Concéntrate en la respiración, préstale atención a cómo entra y sale el aire de tu nariz.
  4. Préstale también atención a tu cuerpo, si en alguna parte sientes una sensación agradable o desagradable, y con amabilidad, lleva tu atención y tu respiración a esa parte de tu cuerpo.
  5. Es posible que mientras haces el ejercicio tu mente divague, cuando esto ocurra, simplemente vuelve a traer tu atención a la respiración.
  6. Cuando estés lista, piensa o repite en silencio estas frases de amabilidad hacia ti misma: “Que me sienta libre de sufrimiento”, “Que sea tan feliz y sana como me sea posible”, “Que tenga paz de espíritu”. Repite cada una de estas frases 3 veces.
  7. Al terminar, vuelve a traer tu atención a la respiración, felicítate por tu valentía al dedicar estos minutos a cuidarte con amabilidad y lentamente abre tus ojos.

¡Feliz práctica de la amabilidad hacia ti misma!

Y recordemos otra hermosa frase de Coco Chanel: “Si has nacido sin alas, no hagas nada por impedir que te crezcan”.

Sigue a la psicóloga Zoramar Oviedo en su Instagram y no dejes de hacer sus meditaciones en su canal de YouTube

Si quieres hacerle alguna consulta, escríbele al correo: [email protected]

 

No dejes de leer: ¿Cómo limpio la basura de mi Facebook emocional?

 

Aquí te dejamos sus próximos eventos virtuales

Foto por: Dayne Topkin en Unsplash

Nuestros aliados