Milka Jourdan / Profesora certificada de Yoga, en el estilo de Viniyoga y Yoga Nidra / Panamá

Amante y defensora de la vida, fiel creyente del poder de la sonrisa, de los abrazos, del amor y de la compasión. Madre de tres hermosas almas: Marcello, Lorenzo y Joaquín que decidieron venir a este plano a enseñarme sobre el amor incondicional, la paciencia y que las princesas piratas pueden volar en el lomo de un dragón.

¿Vas a seguir hundiéndote en el pantano o te activarás y empezarás a tomar acción?

¿Vas a seguir hundiéndote en el pantano o te activarás y empezarás a tomar acción?

¿Vas a seguir hundiéndote en el pantano o te activarás y empezarás a tomar acción?

Estamos casi en la mitad del primer mes del año, recordando con nostalgia los días de celebraciones y comelonas en familia, sabroso ¿no?

Tengo que confesarles que yo comí demasiado y delicioso, y agradezco por esa bendición. Y por supuesto, me siento con unas cuantas libritas de más.

Hace días intenté ponerme un pantalón, y me quedó un poco más ajustado de lo normal. Bueno, para ser honesta, el pantalón no subió mas allá de mis rodillas….

¡Oh! ¿Qué es estoooo? – Pensé.

Y una cantidad de pensamientos empezaron a revolotear por mi cabeza de manera automática, mientras me veía en el espejo. Pero esto duró poco, porque me quedé mirándome fijamente y recordé lo perfecta que soy así como estoy.

Cambié esos pensamientos de rechazo por unos llenos de amor hacia mí, agradecí a cada parte de mi cuerpo por su función y trabajo, a mis piernas por ser mi soporte y aguantar mi peso; también le di las gracias por haber sido dador de vida, y así como alimentó a mis hijos y le otorgó energía, así mismo me sigue dando vida y energía a mí.

Tome consciencia de que mi cuerpo es el estuche del alma, de lo que en realidad soy; así que conecté con el amor que siento por mí y reconocí lo valiosa que soy.

Mi cuerpo no me define como persona, no define lo que soy; lo que pasa es que estamos rodeados de esa idea de perfección, donde tener un cuerpo maravilloso, con un abdomen y brazos definidos es el deber ser. Ahora me siento tranquila porque tengo la seguridad de que con esfuerzo, moviéndome y haciendo ejercicio, podré deshacerme de estas libritas extras ¡Eso es todo!

El poder de la mente

De vez en cuando la mente juega su papel de mono loco y empieza a enviarme pensamientos de rechazo y autocastigo, es como un autobulling que empieza con:

Qué gorda estás, mira esas piernas, qué nivel de panza…

Me vuelvo consciente de lo que sucede y así como van llegando esos pensamientos, yo les agradezco y suavemente conecto con el amor que me tengo, con los sentimientos y pensamiento positivos hacia mí, reconociendo mi valor como mujer y sabiendo que yo soy más que un cuerpo.

Sé que no es fácil sacarse esos sentimientos y pensamientos de rechazo, pero castigándote y dándote golpes de pecho no resuelves nada; al contrario, te vas a ir hundiendo en un pantano de tristeza como le pasó a Artax, el caballo de Atreyu en la película “La historia sin fin”.

Artax se entregó a la tristeza, mientras se hundía cada vez más y Atreyu no logró salvarlo. Así que no te conviertas en el Artax del pantano, no dejes que te envuelva y te trague ese lodo de pensamientos de rechazo y castigo.

¿Te sientes inconforme con tu apariencia física? Entonces me gustaría preguntarte qué estas haciendo para que eso cambie. Ya sea mental o físicamente ¿Vas a seguir hundiéndote en el pantano o te activarás y empezarás a tomar acción?

En todo caso, desde este post puedo darte algunos pequeños consejos para lograrlo:

  1. Trabaja el amor propio.
  2. Acepta el momento en que te encuentras ahora.
  3. Libérate de los pensamientos negativos, mírate con amor y háblate con amor
  4. Agradece las maravillas y el poder de tu cuerpo
  5. Reconoce, elogia y celebra lo que vales
  6. No castigues a tu cuerpo por el dulce que te comiste
  7. Si empiezas a hacer ejercicios, que sea por amor hacia ti y por salud y no por los demás.
  8. Deja las quejas y las excusas a un lado
  9. Ve a tu ritmo, exígete hasta lo que puedas, no mas allá.
  10. Come saludable, bebe agua y come frutas.
  11. Busca algo te que inspire y te dé motivación.
  12. Consigue una amiga o dile a tu pareja que se una a tu rutina de ejercicios

Todo en esta vida tiene un equilibrio, la naturaleza está siempre en perfecto balance, de nada nos sirve tener un cuerpo fit si tenemos un corazón vacío, sin compasión ni empatía.

Trabaja lo externo, sí, pero no te olvides de cultivar tu consciencia, vibrar en amor y agradecimiento hacia ti y tu entorno. Si caes en cuenta de lo importante que eres y la conexión que existe entre cuerpo, mente y espíritu, estoy segura de que empezarás a ser más consciente de lo que consumes, de lo que piensas, de tus palabras y acciones.

Nuestros pensamientos pueden ser modificados, vamos a resetearnos y empezar a traer más pensamientos amorosos hacia nosotras. Reconócete, acéptate, ámate, eres maravillosa, eres perfecta tal y como eres, sonríe y disfruta de esta vida que es un regalo hermoso.

Agradecida contigo por leerme, te felicito y te abrazo por este paso, por tu valor y tu amor. Gracias infinitas.

Namasté

Te invitamos a leer: 5 cosas que debes acostumbrarte a hacer en 2018

Sigue a Milka en su cuenta de instagram: @MilkaYoga

Foto: Christopher Campbell en Unsplash

Nuestros aliados