Cómo programar tus pensamientos para lograr lo que quieres

Cómo programar tus pensamientos para lograr lo que quieres

La mente en como un proyector de cine con el que puedes volver a ver escenas de tu vida, guardar lo que vives hoy y hacer mezclas de escenas de lo que quieres proyectar en un futuro.

Esto es muy importante que lo sepas, porque está más que comprobado que somos lo que pensamos, y cada pensamiento que creamos en nuestra mente está atrayendo y creando la realidad que vivimos a diario.

Por eso, quiero darte una herramienta perfecta, un ejercicio de Programación Neurolinguística, para que logres activar bien ese proyector y decirle a tu mente con agradecimiento, que viviste historias maravillosas, que actualmente vives tu mejor historia y que estás diariamente trabajando en mejorar para vivir lo mejor que puedes.

 

via GIPHY

 

Lo más importante de este ejercicio no es la programación, es la capacidad que tengas de decirle a tu mente, que cada evento tiene que ser agradecido con amor.

 

Vas a lograr tres cosas fundamentales:

  1. Tener control sobre tus pensamientos.
  2. Aprender a proyectar lo que quieres vivir.
  3. Permitirte disfrutar el ahora.

Hoy tu corazón va a comandar tu mente y será la mano que mueva ese proyector, pero no vamos a decirlo muy alto para que la mente no esté avisada desde antes y no quiera eliminar al corazón de este hermoso ejercicio, porque la mente es capaz de hacer resistencia cuando quieres cambiar algo.

 

¡Comencemos con nuestro ejercicio!

 

  • Busca un lugar tranquilo, lleva un lápiz y un cuaderno. Siéntate en un lugar donde tengas una vista que te genere tranquilidad.
  • Mira hacia atrás y agradece todo aquello que construyó lo que eres hoy (pon tu manos en el pecho si quieres ayudarte con la actitud y sentirte): personas, pequeños baches en el camino y todas las situaciones que te distrajeron y pudieron sacarte de tu destino.
  • Conecta todo lo aprendido en una historia que tenga final feliz.
  • Ahora mira hacia tu cuaderno, conecta con él ahora y escribe esa historia; cuéntate todo lo que eres hoy gracias a tus experiencias ganadas y fallidas, (absolutamente todo lo que viviste ayer fue importante para hoy).
  • Escribe todo lo que puedas, sin parar y sin pensar demasiado.

 

via GIPHY

 

 

Ahora hagamos el ejercicio de la visión futura, si expandimos tendrás más terreno para tus historias y comprenderás que no hay detenimiento para tus sueños

 

  • Luego de terminar, levanta la vista, mira al horizonte que tienes delante de tus ojos e intenta ir lo más lejos que puedas.
  • Describe lo que ves y copia en tu cuaderno lo que más llamó tu atención.
  • Cierra los ojos y conéctate con la expansión de tu visión y dile a tu mente que vaya más lejos.
  • Levanta tu mirada por segunda vez, observa, vuelve a anotar y repite de nuevo todo lo anterior pidiéndote más expansión.
  • Lee lo que escribiste y presta atención cómo, cada vez que das la orden de ser más expansivo (de ver más de forma consciente), tu mente busca y consigue más motivos de expansión.

Este ejercicio de futuro está hecho para que te des cuenta de que tú eres el creador de tu realidad, porque tú decides hacia donde dirigirte y hacia dónde ver, tú siempre das las órdenes que dirigen tu vida.

Si nos dedicamos diariamente a programar, agradecer, expandir, motivarnos y buscar oportunidades (incluso, donde no las hay), no pararemos de encontrar nuevas y mejores formas de conseguir todo lo que queremos.

Además de la visión, está la intención con la que vemos y la capacidad que tenemos para aprovechar y crear con todo lo que tenemos.

No existen imposibles, aunque tu mente a diario quiera mostrarte un imposible, te aseguro que hay siempre una posibilidad para crear.

Entonces, comencemos a mirar y conectemos nuestra visión con aquello que queremos.

Sígueme en mi instagram: @Roxiterapias

Roxana Tortolero forma parte de nuestra red de bienestar ¡Mírala aquí!