Con estos ejercicios, podrás hacerle frente a la crítica

Cómo enfrentar la crítica Asuntos de Mujeres

¡Hola! Me encantaría que te preguntes lo siguiente: ¿Es la crítica una gripe para ti?

Quizá muchas de las respuestas sean un Sí, reafirmando que la crítica es una gripe horrorosa, que en ocasiones pareciera que, hagamos lo que hagamos, se resiste a desaparecer.

Es que no importa el contexto, las críticas aparecen de una forma u otra, porque son como una especie de “MOSQUITO» que nos pica y contagia, y a algunas de nosotras pareciera hacernos tanto daño, que sentimos que, hagamos lo que hagamos, esa gripe (que se traduce en tristeza, impotencia, rabia o frustración…) no se nos va.

Otras, hemos aprendido a negociar con las críticas, a aceptarlas, curarlas y a hacer que sanen; a aprender las cosas positivas e importantes que nos enseñan y a no prestarle atención a las que no nos aportan nada positivo.

 

via GIPHY

 

Definitivamente, manejar estas cosas no es sencillo, pero aprender a lidiar con las críticas es una oportunidad de crecimiento para todas

Tal y como nos dice Friedrich Dürrenmatt, pintor y escritor suizo: Nosotras estamos tan expuestas a los cuestionamientos y las criticas como a la gripe. Y hay ocasiones en que nuestros severos críticos no se dan cuenta de que en el fondo se están criticando a sí mismos, pero el detalle es que nos lanzan el duro golpe a nosotras.

En mi experiencia personal y profesional, practicar sencillos ejercicios (Que compartiré con ustedes más adelante), han sido para mí como una especie de “vacuna emocional”, que nos ayuda a quitarnos de encima y de una manera amigable y positiva, esas críticas destructivas, que nos enseñan lo que no nos gusta de la gente, lo desagradable que es ser descortés, agresivos o groseros y lo que a veces implica en nuestra alma que nos critiquen.

El reto es no discutir cuando nos critican. Eso no es fácil, pero sí es posible para cada una de nosotras.

Así que las invito a que practiquen estos sencillos ejercicios y recomendaciones, cada vez que las “horribles críticas” quieran tener un rol protagónico en su vida…

  • Cuando sientan que están siendo criticadas, en silencio presten atención a 10 respiraciones, cuéntenlas en su cabeza y listo… Hacerlo cada vez que tenemos este tipo de vivencias es muy sano para nosotras ¡Ya verán!
  • Cuando alguien cercano nos critique, comiencen a imaginar que están sentadas en una obra de teatro, y que quien nos habla o grita es un personaje diciendo cosas horribles, pero a todo el salón; claro, no nos gusta lo que dice el actor, pero nos sentimos capaces de verlo y escucharlo, ponerlo en perspectiva. Entonces… Quizá, cuando termine la obra, solo queremos salir al baño y llorar, eso está bien, las lágrimas nos limpian los ojos, nos refrescan la cara y el alma; sacan las emociones que nos carcomen y ya. Porque no olviden que llorar NO es ser débiles… ¡Ojo con eso!
  • Cuando nos veamos expuestas a una fuerte crítica, quitémosle el rol protagónico a quien nos la generó. Esto es algo que cuando aprendemos a hacerlo, nos resulta muy útil y beneficioso.
  • Practiquen algunos de los ejercicios que publicamos el año pasado en el artículo “Cómo limpio la basura de mi Facebook emocional”. Son realmente sencillos, fáciles y maravillosos, para hacer frente a las difíciles situaciones que se nos presentan en nuestra vida.

Y por favor recuerden esta hermosa frase de Federico García Lorca: “Quiero llorar porque me da la gana…”.  Y punto….

¡Hasta pronto amigas!

NO OLVIDES QUE ZORAMAR FORMA PARTE DE NUESTRA RED DE BIENESTAR… MÍRALA AQUÍ