El que quiere besar, busca la boca

El que quiere besar busca la boca Asuntos de Mujeres

Estos son algunos ejemplos reales que me han escrito, donde la dinámica es la misma y termina de igual forma:

“Escribe de vez en cuando, muy interesado. Luego desaparece, aunque revisa todos los estados y le da like a todo lo que pongo. Vuelve de nuevo a escribir y no terminamos de concretar una cita o algo que me aclare el panorama, no sé qué pensar”

“Un día me escribió con una intensidad desbordante de piropos y promesas, que dejaban ver claramente interés en relacionarse de alguna forma. Luego de un rato de chateo descarado y directo, puse fin a la conversa con la promesa de un café que nunca llegó”

“15 días intensos, hasta salimos. Parecía interesado y un día sin más, desapareció”

“Salimos por tres meses y no pasaba nada más allá de unos besos y encuentros fugaces apasionados. Me escribía cada día, mostrando interés, pero nos veíamos bastante poco. Hasta que un día, luego de nuestro único encuentro sexual, desapareció”

“Bueno, sí me escribe de vez en cuando, comparto mucho con él aunque se que está casado. Él debe saber que yo le gusto mucho porque siempre está pendiente de mí y es muy lindo y especial conmigo… Pero nunca pasa nada, y me estoy enamorando ¿Qué hago?”

Me llama poderosamente la atención la cantidad de mujeres que me han escrito con el mismo problema. Los caballeros que tan efusivamente les pretendían por redes sociales , Tinder, Instragram o por WhatsApp, han lanzado su gas pimienta y se han ido a “comprar pan” para nunca más volver

¿Por qué hacen eso?

Yo también he sido objeto de deseo de este tipo de caballeros cibernéticos, tímidos emocionales o con necesidad imperiosa de reafirmar su virilidad. ¿Reafirmar su virilidad? ¿Para qué?

Me puse en contacto con uno de mis amigos expertos en relaciones, para que desde su punto de vista masculino y como terapeuta, me diera alguna respuesta que no estuviera viciada por mis propias experiencias de vida.

El Terapeuta Heber Londoño me dijo que los hombres, en algunas etapas de su vida sobre todo después de los 35 años, necesitan reafirmar su virilidad. Y que es muy posible que lo hagan sin doble intención o sin maldad.

Es como un juego, una necesidad imperiosa de sentir que son capaces de despertar el interés de una mujer, cualquier mujer, da igual. Y esto sin pretender ni enamorarla, ni relacionarse con ella.

via GIPHY

 

O sea, mi quijada al SUELO, porque como mujer, no se me ocurre tamaña estupidez de enamorar un tipo solo para reafirmar mi femeneidad… Pero al parecer eso no lo sufrimos muchas mujeres (no generalizo, porque puede que alguna lo haga).

“Hombres que buscan conquistar siempre, por imitación, complejos de inferioridad o necesidad de reforzar el ego, existen varones que buscan enamorar a mujeres siempre. Y no necesariamente buscan una relación con ellas, les basta saber que despertaron amor y que ocupan un lugar primordial en sus mentes. Les dan mensajes de amor, pero en realidad no quieren ni saben amar con honestidad y poco o nada les importa que una o más mujeres se haya ilusionado con ellos. Pueden tener pareja o ser casados, ser infieles alguna vez, pero la necesidad de control sobre una mujer y dominio es el motor de sus días” Lo leí en un artículo de una investigación del libro “Cómo aman ellos” de Rosa María de Zéfiro, esta es una de las 17 formas de amor de los hombres según esta autora.

¡Quijada al suelo otra vez!

¿Cómo defender nuestras mentes y corazones de este tipo de actitud?

Pues hija, abra bien los ojos y no se me ilusione ni se me cree expectativas falsas sin HECHOS CLAROS, CONCRETOS Y REALES.

  • Si las palabras son más empalagosas que las acciones, que te suenen las alarmas.
  • Si el interés no pasa de un mensaje de texto o una conversación por WhatsApp, que te suenen las alarmas.
  • Si no concreta, no invita y no demuestra, que te suenen las alarmas.

via GIPHY

 

Dejemos de justificar a un tipo que no hace nada por ti. Dejemos de tratar de comprender las razones que no existen en alguien que se comporta así simplemente porque le provocó. No intentemos razonar o buscarle las 5 patas al gato cuando las acciones son tan extremadamente claras.

En uno de mis shows son muy clara con este punto:

  • Un hombre interesado es como un BOYSCOUT, está siempre listo.
  • Un tipo que quiere de verdad estar contigo, te lo hace saber claramente y sin medias tintas.
  • Un tipo que quiere una relación, atraviesa océanos en chalana para verte, hace lo que sea, mueve el que te conté, ACTÚA.
  • No se queda en la comodidad de un teclado viendo cómo te vas enamorando como una misma boba.

Una de las cosas que deben estar claras es que lo que el otro haga o deje de hacer no es tu problema. Lo que realmente te ocupa es ¿Cómo te sientes tú con respecto a eso?

Al final, la que se termina montando la historieta en la cabeza eres tú misma. Así que si estás pasando o has pasado por alguien así, primero entiende que no es tan extraño, es una práctica más común de lo que creemos y que está en nosotras ver claramente los actos que acompañan a este «bochinchito» cibernético.

No ilusionarse de más, si no hay acciones reales lo suficientemente claras como para dejar que el corazón se vaya de bruces y se parta una vez más…Eso sí es tu responsabilidad absoluta.

Date la oportunidad, ábrete a conocer gente nueva, pon tus reglas del juego claras, protege tu corazón y tu mente y recuerda que el que quiere besar, busca la boca.