“La Guapa”: Guapas4Ever me salvó la vida

Hace unas semanas, en uno de nuestros #InstaLives, tuve la oportunidad de hablar con una mujer increíble, que ha sabido sacarle provecho a sus fortalezas y ha convertido su pasión en una forma de vida.

Se trata de Martha Pardo, conocida en las redes sociales como “La Guapa”, empresaria y emprendedora venezolana, que se ha convertido en toda una referencia en el mundo de la belleza, gracias a su blog Guapas4Ever.

Martha, profesional de la danza clásica, comenzó por el mundo de la belleza, compaginando el baile con el modelaje. Como era tan joven, no tenía recursos para costearse maquillaje de alta gama, así que se dedicaba a investigar cómo lograr estar estupenda con lo que tenía en casa.

Allí se empieza a germinar lo que luego se convertiría en su gran pasión.

Martha ha vivido en Venezuela, España, México, Colombia y Estados Unidos, donde reside actualmente. Fue precisamente en la ciudad de Miami, donde empezó el movimiento Guapas4Ever, que no solo se convirtió en todo un éxito, sino que la ayudó a salir de una gran depresión.

ESTO FUE LO QUE NOS DIJO “LA GUAPA”

TWITTER COMO HERRAMIENTA PARA SALIR A FLOTE

¿QUÉ RELACIÓN TIENE GUAPAS4EVER CON TU DEPRESIÓN?

Yo siempre cuento esta historia, porque me parece que es muy importante contarles a esas guapas que probablemente están pasando por un mal momento, y que quieren emprender un proyecto, que sí se puede.

Cuando nació Guapas4Ever, yo estaba atravesando por una depresión muy grande, necesitaba desesperadamente encontrar un camino para comunicarme y descubrí una herramienta maravillosa llamada Twitter, donde la gente decía lo que pensaba ante un montón de desconocidos.

Así que yo dije: “¿Por qué no voy a escribir yo también?”.

Yo necesitaba hablar, necesitaba descargarme. Quizá no tenía la valentía de hacerlo con mis propios problemas, pero sí diciendo algo que conocía bien, y así darle algún sentido a mi vida.

 ¿Y POR QUÉ DECIDES HABLAR SOBRE BELLEZA?

Cuando vivía en México, trabajaba de modelo comercial, e investigué muchísimo sobre técnicas de maquillaje y rutinas de belleza, porque estaba muy chiquita y no tenía dinero para comprar cosas caras.

Por otro lado, las mujeres de mi familia siempre se pusieron ese montón de “patuques” que yo enseño en Instagram, así que aprendí mucho de ellas. Entonces decidí abrirme una cuenta de Twitter para hablar de estas cosas, porque las conocía mucho y me gustaban.

¿Y ESO TE AYUDÓ A SALIR DE LA DEPRESIÓN?

Yo fui a psicólogos y hablé con muchísima gente. A mí me cuesta mucho hablar sobre mis sentimientos o los problemas por los que estoy atravesando, y encontré en las redes sociales, la fuerza necesaria para salir de la depresión; no digo que se tenga que hacer de esta manera, pero fue mi manera.

Siempre que una guapa viene hacia mí y me dice que está deprimida, recomiendo que vaya a terapia, que se anote en una clase, que pinte, que baile o que haga algo que la haga salir de la rutina y le dé fuerzas.

¿QUÉ PASÓ DESPUÉS?

Recuerdo que el primer tuit que hice fue una receta para un exfoliante corporal y, en 140 caracteres, descubrí la manera de hacer una receta corta e interesante. A los dos días me había dado cuenta de que la revista Hola! me había hecho retuit y, claro, eso hizo que empezara a crecer mi número de seguidores.

Yo dije: “A lo mejor a la gente sí le gusta lo que escribo y lo que hago. Vamos a seguir con esto”.

Al mismo tiempo, seguía teniendo problemas y estando deprimida; pero fue mi primer escape y la manera de conectarme con el mundo exterior. Yo siempre lo digo, Guapas4Ever me salvó la vida. Porque cuando estás en esa burbuja en la que estás deprimida y no te sientes con fuerzas, pero decides cambiar las cosas, estás haciendo algo por ti, te estás queriendo.

¿DE DÓNDE SACASTE EL NOMBRE DE TU PROYECTO?

En México y España, dos de los lugares en los que viví, la palabra “guapa” es muy conocida y se usa para describir a una persona que es hermosa. Pero en Venezuela, la palabra “guapa” se usa para describir a una mujer valiente.

Entonces para mí es la valentía ligada a la belleza. Y lo de “forever” es porque siempre he pensado, con esto de los miedos, los prejuicios y todas esas cosas a las que nos hemos tenido que enfrentar siempre las mujeres, que la belleza no es sólo un momento de la vida, sino que es para siempre. Se es bella a los 20, a los 30, a los 40, a los 50… de manera diferente, pero se sigue siendo bella. Y así es como nace “Guapa forever”

 LOS PREJUICIOS

¿CÓMO FUE TU SALTO AL INSTAGRAM?

Yo siempre quise, de alguna forma, convertir Guapas4Ever en mi trabajo, porque es algo que me apasiona y me gusta muchísimo. Entonces, al llegar a Estados Unidos, comencé con el Instagram.

Nunca antes le había dado cara a la marca cuando estaba en Twitter, tal vez por miedo a ser criticada o juzgada -y sé que eso fue un error-; entonces, claro, cuando llegué a IG nadie me conocía, las personas no lograban conectar la marca conmigo, ni con mi cara; me costó muchísimo volver a conectar con todos mis seguidores y no todos hicieron la migración entre las dos redes, así que prácticamente volví a empezar.

SABEMOS QUE TE CONSIDERAS UNA MUJER “CURVY”, ¿ALGUNA VEZ TE SENTISTE AVERGONZADA DE TU CUERPO?

¡Claro! No siempre fui curvy, de hecho era bastante delgada, a pesar de que era muy alta para el ballet, pero al mismo tiempo era muy baja para el modelaje. Entonces nunca terminaba de encajar en ningún lado.

En algún momento mi cuerpo empezó una transición, como es normal; por eso yo siempre digo que somos bellas en cualquier etapa de nuestra vida. También es cierto que mi marido ama y celebra a las mujeres voluptuosas, así que él debe estar rezándole a algún santo (risas).

Un montón de veces me avergoncé de mi cuerpo y muchas veces hice dietas loquísimas. Recuerdo alguna vez matarme de hambre durante meses para poder entrar en el Miss Venezuela, y cuando llegué con el peso que me habían exigido, con las medidas que me habían exigido, me volvieron a decir que no era suficiente, y que tenía que adelgazar más.

Al mismo tiempo, yo había quedado en una película y adelgacé tanto, que me quitaron el papel porque la directora me dijo que había perdido todos mis encantos. Entonces entré en una locura de pensar que siempre la gente me ponía un “pero”, así que decidí crear algo donde yo me sintiera bien. Y en Guapas4Ever me siento así.

 

EL MOMENTO DE G4EBEAUTY

 

¿CÓMO DECIDES CREAR TU PROPIA MARCA DE MAQUILLAJE?

Cuando nos mudamos a Estados Unidos, le dije a mi esposo –a quien siempre incluyo, porque es parte de mi marca-, que yo, como influencer, no iba a esperar a que una marca viniera a patrocinarme.

Yo quería algo rápido, quería empezar a comercializar un producto que fuese muy muy bueno, que llevase la filosofía de Guapas4Ever. Y así nació G4EBeauty.

¿QUÉ LO DIFERENCIA DE OTRAS MARCAS?

Yo siempre lo tuve muy claro, lo que queremos es que las personas se conecten con el maquillaje, no como nos han enseñado, no para tapar, disimular o parecernos a alguien. Esto es totalmente diferente, el maquillaje es para celebrar tu belleza y resaltar tus virtudes. Todos, absolutamente todos, tenemos cosas por resaltar, y si lo puedes hacer con color, mucho mejor. De eso se trata G4EBeuty.

Nuestros productos son libres de parabenos, libres de gluten y de crueldad animal. Nuestras cajas son biodegradables porque están hechas de caña de azúcar; además estamos trabajando con un montón de emprendedores de diferentes partes del mundo. Siempre estamos desarrollando cosas nuevas.

Así que si quieren conocerme, no dejen de entrar a: https://g4ebeauty.com/

BUENO, Y HA LLEGADO EL MOMENTO DE LOS TIPS Y DE RESPONDER TODAS LAS PREGUNTAS QUE LE HICIERON A “LA GUAPA”

 

  • PARA EL ACNÉ:

Después de todo lo que he leído, lo mejor, y muy responsablemente lo digo, es ir al médico, visitar al dermatólogo.

Tal vez tengas que probar más de uno, pero hay que intentarlo hasta que te sientas cómoda con alguno.

El acné, a diferencia de otros problemas de la piel, es una condición. Todos tenemos una glándula sebácea, la de la persona que tienen acné es el doble del tamaño de la de las personas que no tienen, por eso generan mucha más grasa.

La arcilla es súper buena para el acné (y para otras mil cosas). Trata de mantener una rutina de limpieza, con cosas que no sean demasiado agresivas, porque a veces la gente se ve un granito en la cara y corre a ponerse lo más extremo, porque piensan que de esa manera van a resolver el problema, cuando es todo lo contrario.

Cuando a la piel le quitas los aceites naturales, esa grasita que necesita para estar humectada, lo único que haces es resecarla y hacerla que se vuelva más sensible, y como el cuerpo es muy sabio, cuando percibe que no hay grasa, genera mucha más para compensar. Así funciona nuestro cuerpo. Entonces, hay que tener cuidado. Hay gente que se echa alcohol en la cara, imagínate el horror (risas).

  • RUTINA DE LIMPIEZA:

Debemos tener una rutina lo más simple posible.

Yo sé que vemos un montón de cosas en Instagram, gente con un montón de cremas y mascarillas. Y sí, son geniales, pero digamos que en la vida real, la historia es totalmente distinta.

Nuestro rostro no es una esponja, hay que tener cuidado porque si le ponemos muchas cosas, los poros se pueden tapar, y eso traería consigo una serie de problemas importantes. La idea es tener una rutina simple.

LO PRIMERO ES SABER QUÉ TIPO DE PIEL TIENES Y ESO ES MUY FÁCIL:

Una noche, antes de dormir, lávate la cara y no te pongas nada más.

A la mañana siguiente, párate frente al espejo, pasa tus dedos por la cara e identifica si tiene grasa, si está acartonada (seca) o si es diferente según la zona (lo que llaman piel mixta). Los latinos solemos tener piel mixta porque somos mestizos.

Luego, una vez que sepamos qué tipo de piel tenemos, debemos comprarnos productos para nuestro tipo de piel.

Por ejemplo, el mismo protector solar que usa una persona de piel grasa, no lo puede usar una persona de piel seca. Entonces, las marcas pasan años investigando para hacer cremas para todo tipo de piel y la gente no le presta atención y se compran cualquier cosa.

  • CONTROL DE LA GRASA:

Hay varias cosas que se pueden hacer para controlar la grasa.

La primera, como ya dije, es la arcilla. La arcilla es una roca pulverizada, que pasado mucho tiempo en el subsuelo, se ha pulverizado y ha absorbido todos los minerales de la tierra.

Existe de diferentes colores, la ideal para la piel grasa es la blanca, porque es la más pura. Ya saben que cualquier cosa que tenga arcilla es bueno, porque va a evitar que tu piel produzca demasiada grasa y, sobre todo, va a secar esos brotes que muchas de nosotras tenemos.

Otra cosa en la que yo insisto siempre y casi nunca me hacen caso, es el uso del tónico. El tónico es una parte de la rutina de limpieza que la mayoría de la gente se salta, pero la verdad es que es necesario, y cuando lo usas, la piel te cambia completamente.

Es el único momento de la rutina de belleza donde tenemos el chance de limpiar todos los poros y, de esa forma, evitar brotes. Yo el tónico lo uso en la mañana y en la noche.

Yo también le recomendaría a las personas con piel grasa que no usen cremas, sino geles. Las cremas tienen moléculas muy grandes, mientras que los geles o los sérums tienen moléculas muy pequeñitas. Mucha gente cree que estos productos deben usarse sólo a partir de los 50 años, pero no es verdad. Las cremas necesitan penetrar en tu piel, y si la molécula es muy grande, ellas van a hacer todo lo posible por entrar y van a abrir mucho el poro, generando mucha grasa, que es lo que no queremos, lo que queremos es mantener la humectación que naturalmente tiene nuestra piel.

Por cierto, el agua miscelar sirve, pero no como tónico. Es importante verificar que no contenga grasas. Si tiene grasas, tendrás que volver a lavarte la cara y no te servirá como último paso de la rutina de limpieza.

  • HIDRATACIÓN VS HUMECTACIÓN

La hidratación y la humectación son dos cosas diferentes.

El objetivo de la hidratación es darte esa grasa que tu piel no genera, mientras que la humectación quiere mantener o atrapar la grasa que tu piel no produce.

Es muy difícil un humectante/ hidratante, porque en el mundo de la belleza todo es “vamos a hidratarte”, pero no es cierto. Ciertos componentes de ciertas cremas no existen para pieles grasas, por ende, una misma crema no sirve para todo el mundo, una misma receta no sirve para todo el mundo.

Cuando yo hago las mascarillas de Guapas4ever, siempre animo a las guapas a que se hagan una prueba de sensibilidad, que es hacer un poco de la mezcla y aplicarlo detrás de la oreja. Si te pica, te pone la piel roja o te mancha, no es la mascarilla adecuada para ti. Lo mismo aplica para cremas y perfumes.

Cuando vayan a comprar una crema / sérum, en primer lugar debes saber cuál es tu tipo de piel; en segundo lugar, no se dejen engañar, las dependientas están ahí para vender, para salir del producto, no necesariamente para ayudarte. Y en tercer lugar, que pidan muestras –sobre todo de cremas costosas- para ver si realmente les funciona.

  • ¿AGUA DE ROSAS CASERA COMO TÓNICO?

Lo del agua de rosas es un tema álgido porque todo el mundo cree que puede hacerla en casa. Hacer agua de rosas no es meter un montón de pétalos en una olla y hervirlas. Eso podría funcionar de cierta manera, pero no como tónico, sino para refrescar la piel.

El agua de rosas se destila, por ende, sólo podrás hacer agua de rosas si tienes una destilería en tu casa. Básicamente si tienes agua de rosas, quiere decir que, en el proceso de destilación, se ha condensado todos estos beneficios que tienen las rosas, y de esas gotas producto de la condensación, es que sale el agua de rosas natural.

El agua de rosas es completamente transparente, no tiene color, así que no compren las que tienen colores, porque quiere decir que le agregaron colorantes. Cuando metemos pétalos de rosa a hervir, lo más probable es que esa agua quede rosada, pero es porque a las rosas les ponen colorantes para que se vean así de rojas. No nos queremos poner eso en la cara.

Por eso siempre recomiendo comprarla y no hacerla.

Lo que sí funciona muy bien como tónico es el té verde. Preparas una infusión de té verde, lo puedes guardar en la nevera durante un mes entero y te lo puedes ir aplicando como tónico. Y no tiene que ser un té súper fancy o costoso; sino el té verde normal y corriente que viene en bolsitas y que venden en el supermercado.

  • LA MAGIA DEL ALOE VERA (SÁBILA)

A mí me fascina usarla para el cabello porque le da mucha fuerza. Yo la uso para evitar la caída excesiva.

Corto el cristal de sábila (aloe vera) y lo meto directamente dentro del champú. No la licúo porque la fórmula del champú cambia y se siente algo baboso, pero si metes los cristales directamente, van botando su gel natural con todos sus nutrientes, y así vas ayudando al champú, que básicamente no hace mucho más que limpiar el cuero cabelludo. De esta forma te haces una especie de mascarilla cada vez que te lavas el cabello.

Para la caspa, agarro el cristal de aloe vera y me lo froto directamente sobre el cuero cabelludo y lo dejo actuar toda la noche. Eso ayuda a eliminar toda la resequedad.

MAQUILLAJE PARA MUJERES APURADAS.

Yo sé que la primera hora de la mañana, recién levantadas, hinchadas, no es nuestro mejor momento. Pero después de que te hagas tu rutina de belleza rápida y sencilla de la que ya hablamos, hay ciertas cosas que se pueden hacer sin perder tanto tiempo.

Hay 3 cosas básicas que hay que resaltar al momento de maquillarse.

  • Hay que entender que lo más importante de tu cara, siempre, son los ojos. Si los ojos están bien, probablemente el resto de tu cara se va a ver bastante bien.
  • Las sombras claras, de color hueso o crema, ayudan muchísimo a abrir la mirada, así que son perfectas para la mañana.
  • No te pongas a inventar mucho con el delineador si no tienes mucho tiempo, porque seguramente no va a salir bien. Es mejor darle el poco tiempo que tienes a tus pestañas. Mientras mejor elabores tus pestañas, mejor se va a ver tu mirada y tus ojos van a lucir mucho mejor.
  • Otra cosa muy importante es corregir la ojera, si tienen ojeras muy oscuras, traten de conseguir un corrector de color salmón o naranja, para matizar ese color oscuro de la ojera, y luego ilumina un poco, ya sea con la base de maquillaje o con otro corrector dos tonos más claros que tu piel.
  • Las cejas peinadas. No tienes que ponerte a hacer un súper diseño, con que estén peinadas y puedas rellenar algún espacio donde no hayan pelitos, porque es normal, está bien.
  • Otra cosa muy importante son los labios. Una cara que esté maquillada pero no que no tenga labios, es una cara a la que le falta algo. Tampoco digo que te tienes que poner la boca súper roja a las 7 am –aunque si te sientes a gusto, adelante-; pero un color neutro, nude o rosa, tiende a hacer los labios mucho más voluptuosos a la vista de los demás. Es importante que busquen un color que no les ‘lave la cara’, sino que les resalte sus virtudes.

BONUS: Si hay tiempo, yo aplicaría un poco de rubor que, aunque ha perdido mucha fama, yo considero que le da lozanía y juventud al rostro. Mientras que el bronceador da un tono ‘cool’ y descansado.

 

  • EL BENDITO DELINEADOR

Mi mejor consejo es que, antes de ponerse la base o tratarse la piel, se hagan los ojos. Algunas personas ven esto inconcebible porque necesitan tener el lienzo completo para poder aplicar color. Pero es una cuestión de costumbre.

Agarra un pincel y mide desde donde está la hendidura de tu nariz, hasta donde termina la ceja. Es ahí donde debería terminar la raya. Siempre hacia arriba, nunca hacia abajo. Si la haces hacia abajo, el ojo se va a ver caído y triste.

Si no tienen demasiado tiempo, no se pongan delineador o contorno. Hay que estar conscientes de que el maquillaje necesita a veces algo de tiempo y práctica. Si no tienes tiempo, no lo hagas.

  • “EL MAQUILLAJE VENCE”

El maquillaje se vence y es importante que lo consideren. Por ejemplo:

  • Todo lo que tenga agua como lipgloss, liquid velvet, bases de maquillaje o cualquier cosa que sea muy líquida, 1 año, no más de eso.
  • Las cosas que vienen en polvo pueden durar mucho más, sobre todo si tienen un buen mantenimiento y no se guardan en un sitio demasiado húmedo, sino seco y oscuro: los blush, rubores, bronceadores, sombras, polvos compactos y polvos sueltos, pueden durar de 3 a 5 años.
  • Las cosas que vienen en barra como el corrector, la base o las cosas demasiado cremosas, duran 2 años.
  • El rímel, que es lo que menos dura, son 3 meses y no la debes ‘bombear’ porque lo contaminas. También consideren que hay que limpiar el pincel. No se les ocurra ponerle colirio o aceites.

Como dice una amiga: “no llevamos un tarro (pote) de mayonesa en la cartera, tampoco deberíamos llevar el maquillaje en la cartera”.

El baño, la cartera y el carro, son los peores lugares, porque son muy húmedos, y las fórmulas de maquillaje son demasiado sensibles y se pueden dañar.

Casi todos los productos tienen en su empaque un dibujito de un potecito con un número abajo, esa es la cantidad de meses que tiene de vida desde que lo abres.

Y recuerda: el maquillaje es una buena forma para resaltar tus virtudes y darle vida a tu rostro. Si no te gusta maquillarte, está bien; pero si lo tuyo es aprender a hacerlo y te encanta, trata siempre de resaltar lo que eres, no taparte ¡Porque eres guapa tal cual como eres!

ASÍ QUE SIGUE A ESTA MUJER MARAVILLOSA EN: @GUAPAS4EVER

Fotos: Redes sociales de “La Guapa” y Unsplash