@ELLAsomos: Conocer tu historia para entender tus emociones

La esencia de @ELLAsomos

Como mujer de la generación X, época en la que nos enfocamos en igualarnos con el hombre a todo nivel, olvidando que fisiológicamente somos distintos y aún así, nos complementamos; siempre me cuestioné si además de luchar por tener los mismos derechos que ellos, debíamos también fortalecer y enaltecer nuestras aptitudes de féminas, sabiendo identificar que hay cosas que están intrínsecas en nuestra condición de mujeres y que son magníficas e igual de valiosas que las cosas intrínsecas de los hombres.

Pero, transmitir, cuestionar, fortalecer y entregar los valores a las nuevas generaciones, no desde la academia, la religión o la institución, sino desde el sexto sentido y la intuición, desde el corazón y desde la propia experiencia; debería ser la intención en la que debemos concentrarnos (no importa si somos hombres o mujeres).

Por aquí surge la primera idea de @ELLAsomos

Al año de tener a mi hija y cacharrear (jugar) con los gatgets del bebé, -que si la cucharita debe ser cubierta de silicona hipoalergénica o que si existe un aparato para limpiar el mugre de las uñas sin hacerles daño-, empecé realmente a preocuparme por los aspectos que valen la pena, como por ejemplo cómo darle felicidad a mi hija aportando lo bueno que he aprendido, pero sin repetir los patrones que por experiencia sé que no sirven.

Me defino como “una mujer” que trata de ver la belleza en cada cosa y cada situación, que convierte sus experiencias en algo para contar y lo cuenta a través de la estética o del arte en general.

He sido lo que he querido ser, dentro de mis habilidades he podido explorar muchos campos, pero nada me había cautivado tanto como el tema de la crianza y la educación luego de tener a mi hija Candela.

Y como todo lo quiero transformar en arte, esto no fue la excepción. 

Entonces, me volví loca leyendo mucha y variada información… Y esto me hizo preguntarme… ¿Cómo pueden existir teorías de crianza tan contradictorias las unas de las otras? ¿Cómo puede alguien decirte qué es lo correcto en cuanto a la felicidad de tu hijo con tanta certeza y frialdad?

En fin, me decepcioné de la teoría y por qué no, de la academia; me encontraba con psicólogas que no han sido madres, explicando cómo educar a tu hijo o con madres que no han sido felices, tapando su realidad con extremados cuidados y consejos hacia sus hijos, que a la hora de la verdad nunca son eficaces.

Concluí entonces que lo único que tenemos realmente creíble para influenciar a nuestros hijos y aportarles en su formación emocional y su felicidad, es nuestra propia historia, así pues, me encantaría que la mía con todo lo que tiene, fuera un andamio para construir la consciencia y los valores de mi hija.

De cada anécdota un aprendizaje y de cada vivencia una herencia para ella.

Por esto y con el ánimo de invitarlas a que contemos nuestras historias de vida a nuestros hijos, les quiero presentar mi nuevo proyecto ELLA somos”, un canal de YouTube en donde, con mis propias herramientas y por medio de capítulos cortos, le cuento a mi hija hechos y aspectos de mi vida que considero relevantes.

Mientras ella construye su historia, recreamos juntas las escenas con situaciones de la vida cotidiana.

Las dejo con el link del primer capítulo, donde le cuento a mi hija la experiencia extrasensorial que tuve durante su parto, al ver a mi mamá ahí. 

En este trabajo audiovisual, quiero hablarle a mi hija de temas como la vida, la muerte y la naturaleza de ambas.

No dejes de entrar a mi canal de YouTube.

Puedes seguirme día a día en mi Instagram @EllaSomos

Foto: María Adelaida Panagos.