Durante la pandemia aumenté la “autoestimulación” ¿Te pasó lo mismo?

Durante la pandemia aumenté la “masturbación” ¿Te pasó lo mismo?

Sofía Álvarez (@alram82) confiesa que durante la pandemia aumentaron sus sesiones de masturbación y eso le ha traído grandes beneficios. ¿Te pasó lo mismo?


El año 2020 pudo haber sido un año poético o patético de acuerdo con tu experiencia personal. Yo diría que fue polarizante, o lo amas o lo odias, no hay puntos medios ni grises.

En mi experiencia hubo de todo, pero lo que más me llama la atención es cómo aumenté mi frecuencia de “autoestimulación”.

Obviamente indagué con mis amigas, porque no quería ser “la rara” que les escribiera de algo así sin saber si era solo yo o una epidemia que nos había azotado a todas: la epidemia del autodescubrimiento y el placer.

Al principio de la cuarentena, en el ya lejano marzo de 2020, tuve momentos muy estresantes, de ansiedad y presión. Un día un amigo me confesó que se estaba haciendo la paja como loco, porque era lo único que lo calmaba.

Entonces, yo también probé y todo tuvo sentido.


Queremos que seas parte de una comunidad que te escuche y te brinde acompañamiento y soluciones en tus procesos.

Por eso, en Asuntos de Mujeres te prometemos que, con nuestros artículos, pódcasts, iniciativas y eventos te daremos herramientas que te ayuden cuando más lo necesites.

En nuestra plataforma encontrarás temas como maternidad, sexualidad, empoderamiento femenino, bienestar e historias divertidas con las que sin duda, te vas a identificar.

¡Suscríbete!


Todo empezó a encajar

Una aplicación famosa de compras en Colombia, que se convirtió en mi salvación durante los tiempos de encierro, amplió su disponibilidad de tiendas y un día apareció una Sex Shop, ¡qué sincronías de la vida! Aunque no todos los meses de pandemia disponía de un dinero extra para comprarme un Satisfyer, algo que empecé a desear con todas las fuerzas de mi alma.

La cantidad de cuentas de sexualidad femenina en mi feed de Instagram aumentaron. Los relatos eróticos y las novelas femeninas (de esas que no dejan nada para la literatura, pero ayudan mucho a la imaginación) y el porno que antes no consumía de forma regular, comenzaron a formar parte de mi nueva rutina de autocuidado en cuarentena.

Hacía citas conmigo y mi momento de baño era sagrado. Algunas veces ponía música, velas y usaba aceites; otras, contaba con un estímulo extra y en contadas ocasiones, solo había aburrimiento o insomnio.

La masturbación fue una tendencia entre mis amigas

Estas también parecen ser las razones de mis amigas. Pudo haber sido un incremento en el sexting, las videollamadas con los novios que estaban en otras ciudades o países o hasta los amantes, porque bueno, de todo hay en esta villa.

Antes, la masturbación era algo impensado, incluso, no recuerdo haber tocado ese tema con mis amigas hasta hace un par de años.

Admitir que sentía deseo sexual era algo que me apenaba, porque la mayoría de mis amigas estaban casadas y generalmente se quejaban de la frecuencia o la cantidad en la que sus esposos querían tener relaciones sexuales.

La verdad es que ser soltera y admitir que extrañaba el sexo era algo que me avergonzaba.

Hace poco la rapera, compositora y actriz, Cardi B, admitió que volvió con su ex porque era demasiado fácil para ella tener su (inserte aquí palabra de rapera para pene) cerca y al final volvió con él porque sentía deseo sexual, porque el sexo con él era maravilloso.

Entonces yo llegué a la conclusión, después de tanto pensar, que la verdad prefiero una técnica sayayin para autosatisfacerme, que me permita tener la cabeza fría al momento de tomar decisiones, a ceder a una relación nociva solo por el sexo. Esa se volvió mi meta.


Abrimos la tercera edición de nuestro taller de escritura digital… ¡Porque tú lo pediste!

¡Este es un curso para aprender a escribir en blogs, webs y redes sociales!

Curso de escritura digital para emprededores (y gente con ganas)

En el Curso de escritura digital para emprendedores (y gente con ganas) te daremos las herramientas y el material de apoyo necesario para conocer y conectar con tu audiencia, aprendas a utilizar el lenguaje digital y definas el objetivo y la manera en que quieres promocionar tus emprendimientos a través de textos.

Además, tendrás clases en vivo, recibirás feedback de lo que hayas escrito y una asesoría para hablar de tu proyecto digital, y podrás publicar un artículo en Asuntos de Mujeres.

¿Te interesa? Conoce más sobre el curso e inscríbete AQUÍ


¡Marica, extraño coger!

Esa frase se volvió más común entre mis amigas de lo que me hubiera imaginado, generalmente, porque era yo la que molestaba con el tema y ellas me respondían que a veces se aburrían “de lo mismo”.

Pero, ¿cómo? – les preguntaba.

Y me respondían: los niños se pasaron al cuarto, la presión de los negocios tiene a mi esposo aburrido, mi novio se quedó en otra ciudad, ya la relación se está enfriando y no nos provoca, estoy más sola que la una, etc.

Yo les decía siempre lo mismo: ¡tócate! Dos de ellas compraron el Satisfyer y ahora cuentan otra historia.

Desde el punto de vista holístico, a un nivel más energético, masturbarse es tomar el poder en las manos, es hacernos sentir como unas reinas, nosotras mismas.

No es que ya me tosté y no necesito o quiero hombres en mi vida, simplemente descubrí que conocerme abre las puertas a un nivel de autoconocimiento y por qué no, de amor propio,  activa el chakra raíz, la conexión con la tierra y la prosperidad. ¿No me creen? Hagan la prueba.

Todo eso lo logra la masturbación

El tema se volvió conversación normal entre mis amigas ¡Gracias al universo! Hoy en día puedo decir que autocomplacerme me permite relajarme un poco más, es bueno para dormir relajada, incluso, en esas noches en las que el sueño parece que se va a Rusia a inventar la vacuna del Covid y hasta para lograr tener un poco más de energía en las mañanas.

Lo de la piel más tersa y todo lo demás que leí por ahí, eso no lo he comprobado (aún). Pero sin duda, prefiero una buena sesión conmigo, a un mal polvo, un accidente o una enfermedad por andar con cualquiera.

Photo by Dainis Graveris on Unsplash


Otros artículos que te pueden interesar: