El test de placer
Entrevistas
Historias

Wendy Cirkovic

Marketing digital y Comunicaciones publicitarias. Escritora de #NocheDeCuentos

#NochesDeCuentos: Haciendo experimentos en Tinder

#NochesDeCuentos: Haciendo experimentos en Tinder

#NochesDeCuentos: Haciendo experimentos en Tinder

Hace un mes y medio estaba conversando con Hillary sobre el avance de la tecnología, medios de comunicación y redes sociales. Comentábamos como avanzamos desde los chats en línea y Messenger, hasta poder escoger personas a la carta a través de Tinder.

Honestamente, nunca he sido fanática de ese tipo de aproximaciones, siempre me parecieron engañosas, superficiales y poco efectivas, ya que le restan mucho al encuentro que podrían tener dos personas en la «realidad». Pero en la vida hay que probarlo todo, sobre todo si queremos tener una opinión certera y formada respecto a un tema; así que Hillary y yo establecimos normas y parámetros para comenzar con nuestro reto: ¡consigamos matchs!

Al principio sentí que estaba en un buffet, donde podía servirme lo que me gustara, más simple imposible. Mientras pasaba las fotos en la App pensaba, ¿será honesto?, ¿qué habrá estudiado?, ¿será un psicópata? Wait… ¿cómo se ve un psicópata? –si alguno sabe, le agradezco me ilumine, jajaja-.

Poco a poco fueron llegando los matchsTinder arma como una fiesta cada vez que consigues alguno –¡Je! Qué logro- . Acto seguido comenzaron las conversaciones con saludos incómodos: ¿cómo estás?, ¿a qué te dedicas?, ¿qué buscas? … ¿Realmente puedes llegar a conocer a alguien a través de este tipo de encuestas pre-diseñadas? ¿Alguien es honesto o solamente se responde lo que se cree políticamente correcto?

Aún no estoy clara de esto y Hillary tampoco.

Sin embargo, lo que sí teníamos claro por nuestro pacto inicial es que debíamos ser completamente honestas con las personas con las que habláramos, ser nosotras mismas sin filtros, solo para vivir la experiencia como Dios manda.

Ser tú misma sin filtros cuando recién estás conociendo a alguien puede terminar, teóricamente, en dos opciones: te aman o te odian. ¿Se han imaginado hablarle a la persona que se encuentran en la cola para sacar efectivo del banco como le hablan a su mejor amigo o pareja? Los locos. Los protagonistas del “Hey, hoy estaba en una fila y una tipa loca se me acercó y comenzó a contarme…”. 

En fin, la cosa está en que nos montamos en ese tren, con parámetros establecidos a ver qué nos deparaban las siguientes estaciones. Por los momentos he conocido a 5 personas (que probablemente lean esto jajaja) que me parecieron todos unos personajes, con experiencias, cuentos y personalidades increíbles. Contra todo pronóstico sobre presentarse sin filtros y hablarles a todos como amigos de la infancia, conseguí opiniones muy divertidas, todos después de hablar un par de horas coincidían en algo: les caigo muy bien jajaja. ¡Vamos a ver si eso es verdad!

Seguiré compartiendo la experiencia a medida que transcurra, podrán leerla en #NocheDeCuentos aquí en Asuntos de Mujeres. Si quieren animarse a participar en esto, ¡bienvenidos sean!

Puedes leer también: No es Tinder, eres tú

No dejes de entrar a la página de Wendy: Social Pills

Foto: PIxabay

Nuestros aliados