9 prácticas sencillas para conectar con tu espiritualidad  

9 prácticas sencillas para conectar con tu espiritualidad

¿Qué significa ser espiritual? ¿Qué pasa cuando te conectas con la espiritualidad? Las creencias acerca de este tema son muy variadas (y a veces erradas), pero si sigues leyendo el artículo de la periodista Romi Martucci  (@soyoropendola), descubrirás los verdaderos beneficios de conectarte con la espiritualidad o reconocerte como un ser espiritual.


Despertar la espiritualidad no nos hace perfectos, no nos hace más iluminados, elevados o mejores que otros. Despertar nuestra espiritualidad tiene más que ver con un llamado a conectar con esas respuestas que están en nuestro interior y tal vez han estado allí esperando por años. 

 Nada tiene que ver con una religión o con cualquier creencia que nos inculcaron, despertar la espiritualidad va más allá de todo eso.

Cuando despertamos en lo espiritual comenzamos a entender que algo mayor, algo más grande y poderoso nos acompaña.

Al llevar al consciente que somos seres espirituales podemos transitar los episodios de la vida sin temores, porque justamente comprendemos que estamos sostenidos por esa magia a la que, por cierto, cada quien le pone un nombre.

 


 

Rituales de Navidad de Asuntos de Mujeres

 

𝐃𝐞𝐜𝐢𝐝𝐢𝐦𝐨𝐬 𝐜𝐞𝐫𝐫𝐚𝐫 𝐞𝐥 𝐚ñ𝐨 𝐜𝐨𝐧 𝐮𝐧𝐨𝐬 𝐫𝐢𝐭𝐮𝐚𝐥𝐞𝐬 mágicos y queremos que 𝐭𝐮́ 𝐬𝐞𝐚𝐬 𝐧𝐮𝐞𝐬𝐭𝐫𝐚 𝐢𝐧𝐯𝐢𝐭𝐚𝐝𝐚 𝐝𝐞 𝐡𝐨𝐧𝐨𝐫.

@soyoropendola nos enseñará a 𝐯𝐢𝐛𝐫𝐚𝐫 siempre 𝐞𝐧 𝐠𝐫𝐚𝐭𝐢𝐭𝐮𝐝, aprenderemos a 𝐜𝐞𝐫𝐫𝐚𝐫 𝐜𝐢𝐜𝐥𝐨𝐬 con @roxiterapias y @nurycamps te dirá todo lo que tienes que saber para 𝐚𝐩𝐫𝐨𝐯𝐞𝐜𝐡𝐚𝐫 𝐚𝐥 𝐦𝐚́𝐱𝐢𝐦𝐨 𝐥𝐚 𝐧𝐮𝐞𝐯𝐚 𝐞𝐫𝐚 𝐝𝐞 A𝐜𝐮𝐚𝐫𝐢𝐨 que inicia el 21 de diciembre.

El viernes 18 de diciembre a las 9:00 am Col, 10:00 am Vzla y 3:00 pm Esp, 𝐪𝐮𝐞𝐫𝐞𝐦𝐨𝐬 que participes y descubras estos maravillosos rituales que nos ayudarán mucho a todas el próximo año.

No pierdas la oportunidad de preguntar, participar y disfrutar de las sorpresas que tenemos ese día para ti.

Para participar…

 



REGÍSTRATE AQUÍ

Mantenemos tus datos en privado.


 

Hay quienes eligen creer en la presencia angelical, hay quienes deciden creer en un poder ancestral, hay quienes depositan su confianza en una fuerza superior que funciona al pedir o agradecer, hay quienes conectan con guías espirituales, maestros ascendidos y hay quienes creen en el gran poder de Dios; es muy variado y válido en lo que decidamos creer.

 Aquí lo importante es profundizar y saber que más allá del cuerpo físico, existe una misión, existe un porqué y un para qué de nuestra existencia. 

 

Mi experiencia personal con la espiritualidad

En mi experiencia personal, mi despertar espiritual comenzó siendo más un “despertar terrenal desde el amor”.

Comencé leyendo libros de autoayuda, perdonando a mi papá, perdonándome a mí y haciendo las paces con lo que pensaba que me hacía daño. Luego, una cosa llevó a la otra, pues en ese camino donde comencé a profundizar sobre el poder de nuestras creencias limitantes, el alcance del cerebro y mil estudios con cifras comprobadas, llegó el salto completo a la espiritualidad sin haberlo pedido o al menos conscientemente.

Ese día, fui a un taller de vidas pasadas donde conseguí tres respuestas que ni la más apropiada teoría o aporte de la ciencia me había dado. Desde ese momento comprendí que hay mucho más allá de aquello que no vemos pero podemos sentir desde el alma y el corazón, y es liberador reconocerlo y aceptarlo.

 Y algo que puedo garantizar es que cuando despertamos ya no hay vuelta atrás, la buena noticia: siempre será por y para nuestro bien.

 

Cambiar la perspectiva

Al entender que vinimos aquí con una tarea más allá de la rutina diaria, de sufrir, vibrar en caos o en victimismo, padecer de alguna enfermedad o tener miedo ante cualquier circunstancia de la vida, logramos entonces comenzar a ver todo desde otro punto de vista. 

Entendemos que más allá de cualquier “lección” de vida, estamos aquí para conectar con nuestro poder espiritual, ese que nos va a permitir dejar de vivir en el vacío, el dolor y el temor a lo que pueda venir; pues esa espiritualidad “viva” es la que se encargará de hacernos experimentar claridad, calma y armonía.

Lee otro artículo de Romina Martucci: Cómo dejar de criticar a otras personas, me hizo mejor ser humano

¿Cómo conectar y despertar tu espiritualidad?

  • Sigue tu intuición.
  • Comprende que no existen las casualidades, sino las sincronías.
  • Atiende los llamados y señales.
  • Regálate momentos donde te sientas realizado.
  • Recupera la confianza en ti mismo.
  • Si sientes el llamado a leer y estudiar sobre estos temas, a aprender más allá en un taller sobre temas espirituales; escúchate y atiéndete.
  • Todo lo que te haga sentir en paz, ahí comienza tu conexión espiritual.
  • Suelta los tabúes y los miedos a lo espiritual.
  • Entiende que lo espiritual no tiene que ver con brujería o separarte de tu Dios, lo espiritual ya es parte de ti.

Por allí dicen que el despertar espiritual o la reconciliación con nuestros dones se da en momentos de mucho sufrimiento y oscuridad o en momentos donde el alma simplemente sigue el llamado a descubrir e indagar más allá de lo cotidiano y terrenal.

Sea cual sea el caso, todos tenemos la oportunidad de conectar y abrazar ese gran poder espiritual que nos acompaña.

 

Cuáles son los beneficios de reconectar con tu espiritualidad…

  • Encontramos sentido a lo que nos ocurre desde el amor.
  • Conectamos con la serenidad.
  • Nos sabemos apoyados, acompañados y sostenidos por esa guía superior en la cual decidimos creer.
  • Nos damos el regalo de entender que somos más que un cuerpo físico y emocional.
  • Descubrimos que ese amor que buscábamos afuera es lo que hace que vibremos desde adentro.

Cuando despiertas tu lado espiritual no es necesario:

  • Cambiar de personalidad.
  • Vestirte distinto.
  • Abandonar una religión.
  • Meditar todo el día.
  • No molestarte o gritar un día.
  • Limitarte o dejarte adoctrinar.
  • Dejar de ser terrenal.

 

Cuando despertamos nuestro lado espiritual experimentas:

  • Entendimiento y alegría.
  • Confianza y sensibilidad.
  • Libertad.
  • Satisfacción más allá de las pasiones terrenales.
  • El balance entre la tierra y la energía superior.

 

Y por último, si no deseas despertar tu espiritualidad, eso también está bien; cada quien goza de libre albedrío. Sin embargo, si leíste hasta aquí, algo sabe tu alma que tu cuerpo aún no ha identificado.

Simplemente confía.

 

Foto por Ben White en Unsplash