¿Cómo disfruto del sexo a los 50?

Después de muchas pacientes visitadas, conocidas y entrevistadas, y basándonos en el conocimiento clínico que nos respalda, escribimos una historia, la de Esther:

Ya soy una mujer de 50 como tú y la menopausia ya está aquí. Seguramente te estarás preguntando:

¿Y, ahora, qué va a ocurrir con el deseo sexual?¿Voy a continuar disfrutando como siempre?

Tengo que reconocer que mi libido ha cambiado el ritmo. Sí, otra cadencia. Esto no quiere decir que el deseo sexual me haya abandonado. De entrada, puedo confirmarte que hay sexo a partir de los 50. ¡Vaya que sí lo hay!

¿Cómo disfruto del sexo a los 50?

Muy fácil: ahora que los cambios físicos son un hecho y que los estrógenos se han calmado, acepto y le doy la bienvenida a esta nueva etapa. Así que he decidido darle la vuelta a la menopausia y sacarle partido. Me miro en el espejo cada mañana y me digo: bueno, mis ojos brillan, algunas arrugas me hacen más interesante y, por fin, he conseguido liberarme de la naturaleza de la reproducción; y, ahora, me da una oportunidad diferente para reflejar otra manera de ser y sentir.

Y me pregunto: ¿Cuántas mujeres son realmente conscientes del regalo que ofrece el cambio que representa la menopausia?

VAYAMOS POR PARTES

Según el diccionario, ésta es la definición de menopausia: «Desaparición de la ovulación y, por lo tanto, de la menstruación y de la capacidad de reproducción; cuando es natural, normalmente, tiene lugar entre los 40 y los 50 años».

¿Lo has leído bien? ¡Habla de reproducción! ¡No de la extinción del sexo!

Ahora, más consciente que nunca, aprovecho la serenidad y el equilibrio que me proporciona toda la experiencia adquirida en mis relaciones sexuales de manera más desinhibida. Veo la menopausia como una ocasión perfecta para dar rienda suelta a todo aquello que nunca me he atrevido a ensayar en el sexo; tanto si es mi compañía o en pareja.

He decidido ponerme manos a la obra para potenciar mi salud sexual. Yo continuaría leyendo, comprenderás que el sexo a los 50 tiene el privilegio de ser un excelente aliado; tanto si es contigo misma como en pareja.

ESTO ES LO QUE YO HE DESCUBIERTO DEL SEXO EN LA MENOPAUSIA

1- La penetración ya no es la protagonista en exclusiva: los juegos sexuales previos, tanto manuales como con el uso de complementos como los juguetes o la sensualidad de las manos, me permiten despertar en todos los sentidos y adquieren mayor importancia.

2- Mi imaginación, libre de cualquier complejo, se ha desatado: es excitante preparar situaciones divertidas que me alejan de la rutina habitual. ¡Experimento, experimento y experimento!

3- Mi autoestima con los años me ayuda a seleccionar la pareja que realmente me gusta. Sé lo que quiero o lo que no quiero.

4- Me cuido por dentro y por fuera habitualmente: el ejercicio estimula mi mente y pone en forma mi cuerpo. Practico yoga, meditación y aprovecho las compras para caminar. Uso hidratantes vaginales ( esto debí haberlo empezado a los 30) y juego con los lubricantes como me plazca.

5- Investigo todo aquello que es estimulante para mantener relaciones sexuales plenas. He incorporado nuevas posturas y nuevas ideas, desconocidas para mí hasta la fecha.

6- Cambio de espacios: ¡hay tantos lugares donde estimular mi sexualidad, sin moverme de casa!

7-Sin límites: ¡qué tranquilidad descubrir que ahora puedo practicar tantas cosas que antes no me permitía!

Ahora, practico sexo positivo. No importa la edad, ni la menopausia, sino el sentido o la locura de saber que deseo gozar completamente de mi sexualidad a partir de los 50. Una nueva panorámica asoma a mi mundo.

¿Y, tú? ¿Te atreves a echarle un pulso a la menopausia?

Sí, puedes. ¡Hazlo!

Foto: Pixabay.