La Bipolaridad desde mis ojos

Vivimos en un mundo rodeados de enfermedades. Escuchamos con cierta frecuencia sobre un amigo o el amigo de un amigo que se la diagnosticado cáncer, se la he practicado alguna operación, se le han hecho exámenes de sangre y sufre de diabetes, del colesterol alto o de cualquier otra cosa.

Pero lo que no solemos escuchar con frecuencia es que un amigo o un conocido padece de una enfermedad mental. Desde el principio de los tiempos los enfermos mentales suelen ser marginados, aislados, maltratados, incomprendidos y tildados de «locos».

Lo curioso es que hoy en día las enfermedades mentales afectan a 1 de cada 4 personas en el mundo y a un aproximado de 450 millones de personas según la Organización Mundial de la Salud.

Y que 13% de estas enfermedades mentales son diagnosticadas como síndrome bipolar.

¿Lo has escuchado verdad? El término «bipolar» suele usarse cuando hacemos referencia a alguien que actúa de modo incoherente, o que pasa de la alegría a la tristeza sin razón aparente.

¿Pero realmente sabes en que consiste esta enfermedad?

El síndrome bipolar es una enfermedad mental más común de lo que pensamos. Según la OMS, «Se suele caracterizar por la alternancia de episodios maníacos y depresivos separados por periodos de estado de ánimo normal. Durante los episodios de manía, el paciente presenta un estado de ánimo exaltado o irritable, hiperactividad, verborrea, autoestima elevada y una disminución de la necesidad de dormir. Las personas que presentan solamente episodios maníacos y no sufren fases depresivas también se clasifican dentro del diagnóstico de trastorno bipolar.»

Las personas que sufren de trastorno bipolar suelen sentirse muy felices y con mucha energía y más activos que de costumbre, a lo que se le suele llamar la fase maníaca. Luego suelen sentirse muy tristes, deprimidos y con poca energía, a lo que se le llama fase de depresión.

Pero apartando un poco la teoría… ¿Somos conscientes de lo que es esta enfermedad mental?

Un enfermo mental o un bipolar es una persona como tú y como yo. De hecho suelen ser personas muy inteligentes, creativas y capaces de desempeñarse en cualquier profesión.

Suelen ser muy creativos y con grandes capacidades de aprendizaje y memoria. Grandes artistas como Van Gogh, Miguel Angel, Virginia Wolf, entre otros, han sido diagnosticados con esta enfermedad. También famosos actores y cantantes que han confesado públicamente que sufren esta enfermedad como Ben Stiller, Carrier Fisher, Linda Hamilton y Demi Lovato, esta última, gran activista sobre el trastorno bipolar.

La Bipolaridad desde mis ojos

Mi madre es bipolar, diagnosticada hace más de 20 años (cuando yo tenía 9). El hecho de tener un familiar tan cercano con esta enfermedad me ha hecho cuestionarme muchas cosas. Me ha hecho enfrentar esta enfermedad desde otro lugar, quizás un lugar más amable, más humano y más sincero.

No ha sido sencillo.

Mi madre al día de hoy, tiene más de 10 años sin haber tenido una crisis que requiera hospitalización. Tiene mucha salud y lo más importante, tiene la salud mental necesaria para tener una buena calidad de vida. Para llegar a este punto ha sido necesario un gran apoyo profesional de psicólogos y psiquiatras y un enorme apoyo y cariño de nuestros familiares más cercanos, pero no solo para ella, también para nosotros, sus familiares, para comprender mejor su enfermedad, cómo nos hace sentir y lo más importante cómo enfrentarla y ayudarla.

Mi madre, a pesar de su enfermedad, se graduó de médico, sigue ejerciendo a día de hoy, educó a dos hijas con todo el cariño del mundo y a veces creo que ha aportado al mundo con su constancia, esfuerzo, sencillez y ejemplo, más de lo que yo podré hacer durante toda mi vida.

Entonces, si los bipolares son personas como cualquiera de nosotros, desde mi experiencia he notado que se les excluye a lo largo de la historia ¿Por qué?

¿Por qué es un tabú decir que tienes un conocido o familiar con una enfermedad mental? cuando éstos suponen más de 60 millones de personas en el mundo (según la OMS).

¿Acaso sentimos vergüenza de decir que un familiar padece de cáncer? ¿Acaso nos reservamos el hecho de decir que nos operarán por una apendicitis o por alguna otra enfermedad?

¿Será que apartamos lo que nos produce miedo? ¿Será que apartamos lo desconocido?

Sí, el miedo juega un papel muy importante a la hora de enfrentar nuestros problemas pero, sobre todo, a la hora de enfrentar una enfermedad que no es sencilla de comprender.

A todos los que padecen de esta enfermedad y a sus familiares y amigos, solo quiero decirles que lo he vivido de cerca y que con muchísimo apoyo familiar, con el tratamiento adecuado y la ayuda de buenos profesionales pueden seguir adelante. Esto es una enfermedad de por vida que requiere también un constante trabajo de superación tanto para sus familiares como para quién lo padece.

Sin duda alguna, el amor y el cariño que se pone en cada pequeña cosa que hacemos pueden marcar una diferencia considerable a la hora de enfrentar esta enfermedad.

Te invitamos a revisar la página de Cristina: riseupmedia.es

Referencias:

http://www.elmundo.es/album/loc/2014/11/11/5460a8ea22601d03068b4572_12.html
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs396/en/
http://www.who.int/whr/2001/media_centre/press_release/en/
http://www.dbsalliance.org/site/PageServer?pagename=education_statistics_bipolar_disorder
https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/trastorno-bipolar-facil-de-leer/index.shtml
http://elpais.com/elpais/2016/06/28/estilo/1467111075_361644.html
http://www.bevocalspeakup.com/demi-lovato-bipolar-disorder.html

Fotos: Pixabay y Gratisography.