El placer de la masturbación femenina tiene grandes beneficios

Beneficios de masturbarse

Seguramente todas están acostumbradas a escuchar sobre la masturbación masculina, pero muy poco sobre la femenina, y es que de ella se ha hecho un completo tabú.

Hoy en día es un tema que avergüenza, intimida y se practica a escondidas; muchas veces con cierta culpa o incluso, se deja de un lado porque no tenemos incorporado en nuestro disco duro que tener placer sexual autogestionado es un derecho y es completamente NORMAL.

 

via GIPHY

 

El placer femenino ha quedado relegado siempre, en muchas culturas y religiones, y toda esta información heredada se ha esparcido, entregado como testigo y quedado sin cuestionamiento de generación en generación.

Ahora que la sexualidad está cada vez más enmarcada en términos de salud, hay que aprovechar para conocer a fondo los beneficios de tener placer por placer, y si estos sirven de argumento, utilizarlos.

La idea es que cada una empiece un cambio, sobre un tema que no se habla abiertamente y cuando se hace, según Petra Boyton, psicóloga social con investigaciones y experiencia muy interesante en el área sexual y de relaciones en la modernidad, el tema se aborda y centraliza en material sexual explícito, juguetes sexuales y mensajes sobre el rendimiento o aspiraciones para “perfeccionar” la vida sexual, pero insiste que no se habla sobre la masturbación, el derecho al placer autogestionado.

Creo que el cambio puede iniciarse una vez se conciba el placer como derecho, sin expectativas, solo la de sentir placer porque Sí.

Cuando tú como mujer aceptes que eres responsable de tu salud sexual y que esto lo incluyes como una actividad prioritaria sobre el rendimiento sexual en pareja, entonces se empezará a gestar un cambio.

Y es que se puede tener placer porque sí, sin razón alguna, pero te damos algunos beneficios de la masturbación para que te convenzas, los compartas y empieces el cambio que se necesita primero: el tuyo.

 

¿Cuáles beneficios obtienes si te masturbas?

 

  1. Mejora el sueño: los circuitos activados liberan tensión y secretan a nivel cerebral neurotransmisores que ayudarán a conciliar el sueño
  2. Analgesia: la excusa del dolor de cabeza, no cabe aquí. Barry Komisaruk ha aportado desde la neurociencia a la medicina sexual mucha información desde ese primer artículo en la Brain Research en 2004, cuando mostraba en imágenes de resonancia magnética funcional del cerebro cómo eran los orgasmos femeninos. Él y su grupo siguen investigando, y entre los hallazgos más interesantes, está que la estimulación genital bloquea el dolor, lo que lleva a la evidencia de que las áreas cerebrales activadas por el dolor son las mismas activadas por el orgasmo. A partir de ahí, mostró que cuanto más agradable es la estimulación genital, mayor es el bloqueo del dolor. «Hay conexiones intrigantes entre el placer y el dolor en el cerebro que todavía no entendemos, pero estamos trabajando en ello» ¡Muy Interesante!
  3. Mejoras la lubricación: el ejercicio regular mejora la musculatura y en consecuencia aumenta la irrigación de esos músculos. Esto lo saben todas ustedes. Una forma de ejercitar el suelo pélvico es con la masturbación y orgasmos, al tener a tono este grupo de músculos, los vasos sanguíneos son más abundantes y la función de las glándulas que secretan la lubricación durante la excitación es mejor.
  4. Sensación de bienestar y felicidad: la descarga de neurotransmisores y endorfinas si la masturbación se regulariza, te hará sentir feliz y contenta.
  5. NO tiene efectos secundarios

via GIPHY

 

Ahora después de todo esto, espero que consideres empezar el cambio y algún día sin ninguna excusa tengas placer por que sí, porque es tu derecho y además tiene beneficios.

Fotos: PIxabay.