Emprendimiento: Si tienes una idea ¿Por qué no intentarlo?

Desde pequeña me gustaban las manualidades, leía mucho sobre el tema e inventaba mil cosas. Crecí e hice varios cursos entre trabajo y universidad, luego me enfoqué en la parte laboral, hasta que salí embarazada y esto se convirtió en un inconveniente en mi trabajo.

A los pocos meses de nacer mi bebé y ya con dudas de lo que haría en este nueva etapa, descubrí un concepto un tanto nuevo en donde pude juntar mis talentos manuales. Entonces, comencé a hacer collares de lactancia con diferentes texturas para que los bebés exploren y los usen, incluso, de rasca encías.

 DSCF1012

Usarlos puede ser un alivio, porque evitarás que tu bebé te jale el cabello, al mismo tiempo que desarrollará su motricidad fina, conocerá los colores y se divertirá mientras come.

Junté mis conocimientos de tejido, orfebrería y bisutería y me dedico a hacer piezas únicas para que las mamás se vean bellas con un accesorio especial, que también pueden disfrutar sus bebés.

Para ponerles un nombre, recordé un apodo del pasado, lo uní con mi apellido de casada, con la ayuda de mi esposo y motivada por mi hijo, me he embarcado en el camino del emprendimiento materno.

Estos collares los hago con piezas de madera recubiertas con crochet, una textura que permite el desarrollo motriz de los bebés. Y aunque no fue tarea fácil, conseguí silicona no tóxica de colores que el bebé puede morder a su gusto sin lastimarse y combinar las texturas suaves y lisas con sus encías hinchadas por ese dientecito listo para emerger.

DSCF1001

En el camino me enemisté un poco con los sostenes de lactancia, son tan poco atractivos y difíciles de usar con mi ropa, además me di cuenta de que no usaba más de la mitad de mi closet, pues creo que ninguna de nosotras compra pensando que esa pieza se pueda usar en la maternidad. Y si son así de planificadas, las felicito, yo no lo fui.

Por eso recurrí a mis conocimientos de costura e ideé un sostén materno “fashionista” con o sin tiras, y totalmente wearable con mi guardarropa, adaptable a cualquier cuerpo y en cualquier color.

DSCF9068

No quiero finalizar sin acentuar el punto original de mi escrito. Todas tenemos un talento, yo sé tejer, coser y soy muy creativa; y estoy segura de que tú también sabes cosas que puedas aportar al mundo, y no necesariamente al materno.

Así que no dejes que se te vaya la vida sin aportar tu grano de arena, no será tarea sencilla, pero si te lo propones tendrás una satisfacción más que compartir. Estoy segura de que a todas les ha pasado algo tipo ¿Por qué –inserta tu invento- no existe? ¿Cómo a nadie se le ha ocurrido hacer ________?

Y eso es porque se te ocurrió a ti, y es tu deber enseñarnos tu magnífica idea a los demás.

Así que anímate y manos a la obra. No lo pospongas más.

Descubre estos maravillosos collares en las redes sociales: @naitaespinosa

Naita Espinosa

Fotos: Naita Espinosa.