Si te suscribes a nuestra lista de correos, ¡te regalamos el ebook del Club de Escritoras!

Así se siente salir con alguien cuando eres mamá soltera

mamá soltera

Salir con alguien no es fácil, pero salir con alguien siendo mamá soltera es otro nivel. Por eso, Mariale Herrera (@marialessandria) nos da una guía que no te puedes perder para adentrarte al mundo del dating siendo mamá soltera. ¡No te lo pierdas!


Soy mamá soltera desde hace casi cinco años (puedes conocer mi historia aquí) y puedo decir que he sentido tantas cosas que no puedo enumerarlas todas: orgullo, tranquilidad, soledad, tristeza, ternura, felicidad, frustración, nostalgia…

Si eres nueva en el club de las madres solteras: ¡Bienvenida! Somos divertidas, resolvemos cualquier cosa que se nos presenta y hemos aprendido a tomarnos la vida con vino y risas. Si eres una veterana, seguro te sentirás identificada con lo que voy a contar.

Luego de separarme, me tomé un año de celibato. Además, ese mismo año decidí emigrar, así que tampoco tenía cabeza para “encontrar el amor”.

Después decidí lanzarme al mundo de las aplicaciones de ligue (Tinder, Bumble, etc.) y conocí de todo: intelectuales, bailarines, viajeros, tímidos, extrovertidos, feos, lindos, creídos y humildes.

La mayoría no pasaron de la primera cita, me ghostearon, fui ghosteada, me ilusioné, creo que rompí un corazón y solo puedo estar segura de que he aprendido un montón y me he divertido otro tanto.

Cuando eres mamá soltera y decides conocer gente y lanzarte al mundo romántico, te das cuenta de varias cosas. Aquí te digo lo que descubrí:

Tener una cita requiere logística, organización y ganas

Ver si la niñera está disponible, el dinero de la niñera, el dinero para salir, el dinero para escaparte si es necesario, avisarle a tu amiga dónde estarás, escoger qué ponerte, a dónde ir… ¡es agotador!

No me extraña que después de un par de meses, muchas nos tomamos un descanso y no abrimos las aplicaciones de ligues por un buen tiempo.

Por esta misma razón creo que es tan importante elegir muy bien en quién invertir todo esto. Mi consejo: Ten claro lo que quieres (solo sexo, algo casual, algo serio) e invierte tu tiempo, tu dinero y tus ganas acorde a eso. 

No todos estarán dispuestos a aguantar tu agenda… y eso está bien

Recuerdo que después de verme varias semanas con “Luis”, me dijo que él prefería estar con “alguien con más tiempo libre”.

Noté que “Luis” nunca había estado con una mamá, que nunca había mostrado interés en conocer a mi hijo y que necesitaba a alguien con más flexibilidad y libertad. No me lo tomé mal.

Me pareció honesto y lo agradecí. Sin embargo, supe que en el futuro, debía aclarar que mi tiempo libre es limitado y que no puedo escaparme sin previo aviso. Si no está dispuesto a salir con esas condiciones… Next.

El dinero es importante

Ok, esto aplica para todo en la vida, pero en este caso aplica porque sin una comodidad financiera no puedes pagar una buena niñera, ni un taxi para atender a tu hijx si se presenta una emergencia.

Seas mamá o no, SIEMPRE lleva dinero suficiente a tus citas para pagarte lo que sea que surja. Simple: si no tienes dinero, no salgas. 

Quieres divertirte

Con el tiempo me he dado cuenta de que en la maternidad hay mucho de servidumbre.

No como algo malo: servimos a nuestros hijos con amor, los llevamos, los traemos, los atendemos y jugamos con ellos.

Sí, estamos agotadas y queremos divertirnos. Queremos que nuestras citas nos hagan reír, que nos hagan olvidarnos por un momento de las tareas, de la ropa sucia, del juguete roto. Si la persona que conociste no te hizo sentir así, mi consejo es que no sigas.


¿Te gustaría formar parte de una comunidad de mujeres escritoras junto a nosotras?

Queremos invitarte a nuestro Club de escritoras, un espacio en el cual de la mano de Maricarmen y Patricia, participarás en retos de escritura creativa, encuentros con autoras increíbles, talleres, y muchas cosas más.

No es un lugar solo para escribir, sino para reír, llorar y compartir junto con otras mujeres.

Club de escritoras de Asuntos de Mujeres

Por tan solo $8 al mes o el cambio en tu moneda local vas a poder ser parte de todo este contenido exclusivo que te preparamos con mucho cariño, ¿Te animas?

SUSCRÍBETE AQUÍ


No te conformas 

Esto no solo viene con la maternidad en soltería, viene con la experiencia y la madurez.

Con el paso del tiempo no gastamos tiempo ni energía en algo que no se siente suficiente, en alguien que no nos hace sentirnos especiales y que no despierta cosas maravillosas en nosotras.

Yo aprendí a ser honesta y nunca seguir por lástima, compromiso o soledad. Si no estuve cómoda, si me gustó la cita, si la pasé bien, si quiero que se repita… lo digo. Ya estamos bien grandecitas como para estar donde no queremos y esperamos esa misma madurez de la otra persona. 

Tu hijx es parte de la relación 

Yo soy de las que espera bastante antes de siquiera presentarle alguien a mi hijo.

De hecho, en cinco años, creo que ha compartido con dos personas con las que salí, y fue porque teníamos un par de meses viéndonos.

Esto no quiere decir que mi hijo NO sea parte de la relación. Desde el primer contacto, mi hijo está ahí, es mi prioridad y no gasto energía ni tiempo en personas que no lo entiendan, -como papás irresponsables u hombres que odian a los niños-.

Eventualmente, los planes de pareja pueden transformarse algunas veces en planes kid friendly, con tu hijx incluidx. Tómate tu tiempo.


Más artículos como “Así se siente salir con alguien cuando eres mamá soltera”:


El sexo es importante, pero no lo es todo 

Sí, volver a estar con alguien es muy emocionante. Sin embargo, después de varios años, puedo decirte que no lo es todo.

Hay mucho más: conexión, risas, besos, calma.

Creo (y aún estoy trabajando en ello) que con eso puede construirse una experiencia sexual más bonita y duradera. Además, con el tiempo te vas olvidando de complejos y prejuicios y empiezas a disfrutar del sexo de una nueva manera.

No estás desesperada

La maternidad puede ser solitaria y aburrida

En muchas ocasiones he pensado: “quisiera estar viendo esta serie con alguien”, “me encantaría compartir este momento con otra persona”.

Pero he aprendido a querer la soledad. Antes de ser mamá no estaba sola ni un día: tenía miles de amigas, siempre tenía novio, siempre había un plan.

Después de ser mamá y emigrar, la soledad es plato diario. Sin embargo la llevo mejor después de un tiempo. Me llevo a citas, voy al cine, a leer, a comer, a clases de baile.

No estoy desesperada por encontrar a nadie porque no estoy incompleta, amo mi propia compañía. Eso me ha hecho aún más selectiva y, repito, no me conformo.

Si llega alguien que quiera acompañarme, conocer a mi hijo y querernos, bienvenido. Si no llega, no pasa nada. Nuestra vida es hermosa.

Salir cuando eres mamá puede ser agotador, frustrante y aburrido. Pero también puede ser emocionante y divertido.

Si sientes ese agotamiento, distánciate. Si te sientes frustrada, reencuéntrate.

Recuerda que antes de ser mamá soltera, eres mujer. Una mujer que merece puras cosas lindas, proyectos, aventuras y amor (propio y de otros). ¿Te lanzas?

Photo by Omar Lopez on Unsplash

close

¿Quieres recibir información que te empodere?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

¿Qué temas te interesan?
¡Bienvenida, gracias por suscribirte! Recibirás la información que te empodera, te hace sentir bien, te da herramientas y no te juzga, más bien te acompaña. Asuntos de Mujeres es un lugar seguro.