Conocer a una mujer y saber realmente lo que quiere ¡Qué dilema!

“La gran pregunta que nunca ha sido contestada y a la cual todavía no he podido responder, a pesar de mis treinta años de investigación del alma femenina, es: ¿Qué quiere una mujer?

– Sigmund Freud

Esta pregunta no sólo se la han hecho los hombres, sino también las mujeres que a menudo se sienten inconformes, confundidas y extrañas frente a sus propios ojos… Muchas veces es necesario que se desahoguen y drenen toda esa cantidad de pensamientos y emociones para que un tercero logre traducirlo y dar un diagnóstico… Por mucho tiempo esa fue mi labor… Sigue siendo… Nunca remunerada, pocas veces agradecida, pero sí muy útil cuando tomé la decisión de convertirme en autor…

-¿Estás escribiendo un libro? ¡Qué bien!!!  ¿De qué se trata?- me preguntaban.

-Es un texto sobre Inteligencia emocional y relaciones interpersonales- respondía yo.

Esa solía ser mi respuesta más discreta…  Trataba de no revelar el título ni la temática porque podía resultar algo polémico el asunto…  A estas alturas puedo decir que Misteriosos son los caminos del Señor…  Pero más misteriosos aún son los caminos de la señora…” es más que una Guía práctica para hacer feliz a una Mujer… (o a varias…)  Es un compilado de experiencias, investigación, análisis e imaginación que lleva al lector por distintos “mundos” dedicados a las chicas y sus peculiares características…

También te puede interesar: Lo bueno y lo malo del ser “El hijito de mami”.

Unos dicen que la mujer es irresistible, otros dicen que es insoportable, pero la verdad es que ella es irremediable e inevitable…  Así que les toca conocer a las féminas como grupo y como individuo…  Este estudio dual tiene su razón de ser: “Es absurdo decir que todas las mujeres son iguales…  Pero más absurdo aún es decir que todas son diferentes…”

Soy un fiel creyente de que para conquistar a una mujer y poder hacerla feliz, hay que conocer la similitud que ella tiene con las de su género, y usar esto a su favor; y descubrir lo que la diferencia de otras, para usarlo en su contra…  No en el mal sentido de la palabra, sino en su sentido estratégico…  Se habla del amor como una guerra donde se vale todo y en esta batalla, como en muchas otras, el arma de mayor poder es la información…

Nos enfrentamos a una variedad de mujeres que van desde la amiga real a la virtual…   Conociendo cielo e infierno con “la buena y la mala”…  Satisfaciendo a la sexual y aceptando a la bisexual…  Descubriendo a la bruja y amando a la ideal…  Dentro de cada grupo hay subgrupos donde habitan colegas, vecinas, preciosas, sensuales, ardientes, inteligentes, amorosas, fieles, mentirosas, novias, amantes, esposas y muchas más que debemos conocer para poder complacer…  O huir de ellas, según sea el caso…  Hay datos científicos, malas palabras, chistes, denuncias, decepción y adoración…  También un poco de contenido paranormal y mucho contenido sexual…

No dejes de leer: Mi embarazo, mi parto y mi lactancia (escritas por un papá de mellizas).

Abriendo y cerrando con el tema del amor, que al fin y al cabo es todo lo que se necesita,  les invito a leer la Guía Práctica y seguir este valioso espacio en Asuntos de Mujeres donde pasearemos por los misteriosos caminos de la señora…

Conoce más del libro de Keith Levizon en su página web: “Hacerla Feliz”

Foto: Pixabay.