Construyendo una melena de león

¿Cuál es el milagro para tener una melena larga y abundante? no lo sé.

Pero aquí les cuento lo que a mí me funcionó. Y para explicarme mejor, empezaré con mi historia. En algún momento -importante- de mi vida utilicé 300 puntos de grapas con extensiones en todo mi cabello.

Sí, es una exageración, pero es la verdad. Al pasar un mes con ese -literal- dolor de cabeza, mi cabello se veía debilitado, con muchas orquetillas y lo más temido para nosotras, perdí mucho volumen.

Decidí cortarme el cabello al estilo ‘Bob’ o como le llama mi abuela «El corte de niña bonita». Esto fue en febrero del 2015.

En enero de este año (2016), mi cabello no había crecido tanto para lo que esperaba. Eso sí, no quise tomar ninguna de esas famosas pastillas para el crecimiento del cabello puesto que le tengo miedo a todas esas «cositas mágicas» que puedan tener efectos secundarios y provocar aumento de peso.

CUIDADO DEL PELO 2

En fin, empecé a cortarme las puntas CADA DOS MESES y… ¡Me funcionó perfectamente! Cabe destacar que lo hice con un profesional, por recomendación de varias amigas y además, cambié la marca de cuidado para mi cabello.

¿Qué estoy usando?

Moroccanoil cuidado del pelo

  • Shampoo y acondicionador Moroccan Oil. Las pueden conseguir en algunas tiendas de belleza, en su pagina online moroccanoil.com o en este link directo de Amazon
  • Antes y después de secarme el cabello, utilizo el mismo aceite de Moroccan oil (es un poco espeso pero funciona) -Acá el link para que lo compres en Amazon
  • Y por supuesto, el corte de puntitas cada dos meses, y verán como el cabello empieza a tener más volumen y fuerza.

Hasta una próxima oportunidad…