El detrás de cámaras de toda emprendedora

Emprender es fascinante, gratificante y solo para valientes. Escoger este camino te hará empoderarte de todos tus sentidos y hacerte más fuerte; sin embargo, como todo proceso requiere de una alta entrega y sobre todo entereza para no perder el foco.

En mi caso dejé de ser la jefa de prensa de, la periodista de, la locutora del programa de radio de, para ser solo Betty Hernández, la mujer que se atrevió a emprender.

Así que lo primero que debes tener en cuenta es que dejarás posiblemente una posición estable y hasta con atractivos beneficios, para pasar a depender solo de ti; si tienes dudas en este punto, pregúntate si lo que estás haciendo ahora te hace realmente feliz, la respuesta será lo que te lleve a dar o no ese primer paso.

Luego, tendrás que enfrentarte con el jefe más exigente y profesional que podrás conocer: TÚ.

Será maravilloso descubrirte. Te sorprenderá todo lo que eres capaz de hacer. Descubrirás un montón de habilidades que ni te imaginabas, y contarás solamente contigo para salir adelante.

Tendrás que lidiar con días buenos y malos. Días en los que la creatividad se apaga y se encienden las dudas. Días en los que te cuestionarás el haber abandonado ese escritorio y computadora que estaban reservado siempre para ti dentro de un sistema laboral formal.

Si esto ocurre ¡Tranquila! a todas las emprendedoras nos pasa. En estos casos lo mejor es detenerse, tomar un respiro y hacer una actividad que te conecte de nuevo con tu esencia – yoga, pilates, leer, caminar o trotar suelen ser grandes aliados para un emprendedor-.

AQUÍ TE DEJO ALGUNAS RECOMENDACIONES:

  • Si el emprendimiento lo desarrollas desde tu casa deberás ser el doble de disciplinada y estricta contigo misma. Generalmente los familiares y amigos no suelen tomar muy en serio el que una persona trabaje desde su hogar, así que dependerá de ti establecer y respetar tu dinámica de trabajo, los compromisos y hasta un horario laboral.
  • Prepárate también para dar la impresión de que no haces nada porque estás todo el día en casa. Es lo mismo con lo que tienen que lidiar las madres que se dedican a tiempo completo a la crianza de sus hijos.
  • Lo más importante cuando se trabaja de forma independiente, es mantenerse siempre actualizada del mercado y las últimas tendencias, sobre todo en el área de tu emprendimiento. Investiga constantemente, documéntate siempre y mantente activa en las redes sociales.
  • Eso sí, con respecto al último punto (redes sociales) no permitas que te distraigan y bajo ninguna circunstancia no te compares con ninguna persona de las redes. Úsalas como inspiración, busca emprendedores que como tú, iniciaron un camino desconocido y hoy triunfan; eso alimenta el alma y te da energía cuando te sientes cansada.
  • Celebra cada pequeño triunfo. Cada meta alcanzada. Cada logro conquistado con tu emprendimiento. Este camino puede ser o muy rápido o muy lento, así que lo mejor es estar preparada para los dos escenarios. Desarrolla la capacidad de reírte de tus fracasos, contar las caídas y callar tus victorias hasta que estén del todo consolidas.
  • Relaciónate constantemente con gente afín a tu emprendimiento. Asiste a foros, charlas, talleres y capacitaciones; establece alianzas comerciales con personas afines, pero lo más importante: no te aísles del mundo. Muchas veces cuando trabajamos por nuestra cuenta, podemos desconectarnos fácilmente de la realidad.
  • Y lo que siempre debes tener presente: cree en ti , rodéate de gente que sepa y si es necesario conviértete en la ranita sorda que no murió en el hoyo: Una fábula que cuenta cómo una rana salió de un profundo hoyo en el que cayó, cuando otras desde el exterior le gritaban que era imposible salir de ahí por lo que era mejor que se entregara a la muerte; la ranita logró sobrevivir porque no podía escuchar todas las palabras de desaliento que sus iguales le gritaban desde arriba.

¡Mucha suerte!

BETTY HERNÁNDEZ GENERA UN CONTENIDO MUY INTERESANTE EN SU INSTAGRAM: @LABETTYBLOGGER NO DEJES DE SEGUIRLA Y LEERLA.

Foto: Pixabay.