Lo confieso: Odio cuando me llega la regla

Odio que me venga la menstruación

No todas aman ni bendicen el momento cuando les viene la regla, por eso, la periodista Yoana Arenas confiesa, sin pelos en la lengua, que odia la regla y nos dice por qué.

 


Odio cuando me llega la regla. Así es y no me da miedo admitirlo. Últimamente veo a muchas mujeres celebrando su menstruación, incluso, “haciendo las paces con su periodo”. Pues, yo me niego.

Me niego a hacer las paces con todo lo que la menstruación conlleva: los malestares mensuales, el mareo, el dolor de cabeza y los cambios de ánimo ¡No!

Y aquí les cuento mi experiencia con la menstruación

Desde los 12 años, que fue mi primera menstruación, nunca he tenido un periodo regular, cada mes me llega en una fecha diferente. Un mes con mucha abundancia, cólicos y dolores de cabeza insoportables; al siguiente mes, los malestares son más llevaderos, pero siempre están presentes.

Aunque debo admitir que mi experiencia con el periodo no ha sido jodida, es decir, no he tenido complicaciones de salud, los malestares son insoportables. Es como vivir con una situación imposible de controlar, una situación que, aunque no quieras, tienes que aceptar cada mes.

¿Por qué odio mi menstruación?

Odio mi menstruación porque dos días antes, inician mis estados alterados de ánimo. Es como una señal –y no precisamente una señal divina- de que la menstruación está por llegar.

Empiezo a sentirme desganada, preocupada y agotada. Pienso en revaluar mi vida, mi trabajo y mi relación de pareja. Todo es un caos en mi cabeza.

Ese no es mi estado natural, tengo que admitir que en mi día a día no soy tan vulnerable. Suelo ir por la vida sin tanta telaraña en mi cabeza, pero justo cuando llegan esos dichosos días de la regla, es como si mi mundo cambiara.

Como si no pudiera gobernar ni mi mente, ni mi cuerpo; como si una personalidad extraña acaparara mi ser. Y realmente eso es lo que más odio de que me llegue la regla.

En esos días me siento tan mal anímicamente, que cualquier tipo de ropa que utilice me hace sentir incómoda. La comida no tiene sabor para mí y todo me genera cólicos y dolor de vientre; sin embargo, incrementan mis ganas por comerme un helado gigante – que aunque no saboreo mucho, calma mi ansiedad-.

¿Romantizar la regla? … ¡Ni loca!

Hace varios días vi en redes un artículo que hablaba de “hacer las pases con la menstruación” y de entrada me pareció ridículo. Me metí a leerlo y hablaba de lo hermoso que era que cada mes llegara el periodo, que era un momento para vivir una “feminidad hermosa” y además, daban tips para canalizar la energía y lograr la “estabilidad haciendo las paces con tu menstruación”.

Después de leerlo ingresé a “San Google” y puse “Hacer las pases con el periodo” y me arrojó muchos resultados, cosa que me dejó anonadada.  No podía creer la cantidad de artículos que hablaban de lo “bello que es que te llegue la regla”.

Después de eso dije: Pues, ni loca romantizo el periodo. Odio sentirme agobiada, tener dolor de cabeza, que me duela el vientre y odio que esa mujer depresiva que llevo muy en mi interior, se refleje cada mes. Por esa razón, odio que me llegue la regla, porque esos días son para mí los perores días del mes. Así de claro.

 


 

Historias, artículos, entrevistas, reflexiones, videos y promociones especiales, pueden estar a tu alcance si te suscribes a Asuntos de Mujeres... Si te gusta nuestro trabajo, ayúdanos a crecer: invita a tus amigas y familiares a registrarse para recibir este boletín. ¡Y DÉJANOS TUS DATOS AQUÍ!

Mantenemos tus datos en privado.