Manifiesto sobre la maternidad imperfecta

Me declaro ofuscada ante la maternidad que veo en las redes sociales. Madres con bebés casi recién nacidos que comparten consejos sobre lactancia, alimentación, parto, crianza respetuosa y porteo, haciéndote sentir como la peor mamá del mundo.

El mundo de las redes nos expone a un montón de información pero también a un complejo permanente de no ser “normales” o no estar haciendo las cosas bien.

Si tú, mamá ofuscada, acomplejada, agotada, triste, superada, lees esto, tengo varias cosas que contarte.

Soy mamá de un niño de tres años y aquí va mi pretencioso y no solicitado manifiesto sobre la maternidad imperfecta:

 

  • Los niños se portan mal, se portan peor cuando vienen tus padres, tus amigos y demás familiares. Esas pequeñas criaturas huelen el miedo y te saben vulnerable ante las críticas, así que venga malcriadez y ñoñería. ¡Es normal! Y en los viajes, ni se diga.

 

via GIPHY

 

  • La lactancia es buena. Es “la leche” como dicen en España. Pero no todas podemos dar pecho y los niños que no toman leche materna sobreviven. También duele mucho y sobre eso de la conexión especial no sabría qué contarte porque ésta que está aquí usó pezoneras hasta los cinco meses. Además mi criatura tuvo intolerancia a la proteína de la leche de vaca y yo tuve que mantenerme viva a punta de alpiste durante nueve meses para poder alimentarlo. Si la hubiese podido pagar, le habría dado fórmula hidrolizada desde el día 14 de pezones rotos y dieta insoportable. Aguanté, pero eso no me convierte en mejor mamá, porque cada teta es un mundo y yo conozco mucha gente que nunca ha probado una en su vida… Y les va bastante bien.

 

via GIPHY

 

  • El porteo no es para todas las mamás ni para todos los bebés. Cuando mi criatura nació había 40 grados a la sombra y la única vez que lo intenté envolver, cual trapecista en un fular enorme, ergonómicamente perfecto, el pobre empezó a hiperventilar. Y me frustré como se frustra una recién parida que se siente inútil porque no es una mamá canguro. Hormonas y redes vengan a mí y fustíguenme.

 

  • Si tu bebé duerme toda la noche eres un alma bendita. Pero no será así para siempre. En algún momento todo se torcerá; o se arreglará, si tu criatura es un alma crepuscular y a ti no te da el sueldo para pagar un “coach de sueño”.

 

via GIPHY

 

  • Vas a perder la paciencia mil veces. La crianza respetuosa es muy bonita pero te descubrirás gritando como en El Exorcista porque le has pedido veinte veces a la criatura que te acompañe a cepillarse los dientes. Lo admito, alguna nalgada le he dado y luego me muero de la culpa. Sé que va a sobrevivir y me voy a recomponer y volverá al exorcismo y así. Es de lo más duro con lo que he tenido que lidiar. Pasar del “yo nunca” a aprender a perdonarme y volver a empezar.

via GIPHY

 

 

  • La criatura se va a enfermar y tú te vas a contagiar y estarás como un trapo tratando de lidiar con tu propio malestar, demasiado irritada limpiando vómitos y caca, dando jarabe a la fuerza y queriendo escaparte a un millón de kilómetros de distancia.

 

  • Vas a comer dulces a escondidas de la criatura y si te pilla le dirás que es jarabe para la tos.

 

via GIPHY

 

  • Vas a disfrutar los momentos en que tengas que salir de casa dejando solos a la criatura y al no marido (en mi caso, si el tuyo te pidió matrimonio alguna vez ¡felicidades!). Y, a veces, te quedarás en el carro viendo el teléfono por un rato o pensando o durmiendo o haciendo nada, solo para alargar un poquito más esas escapadas.

 

  • Aunque el no marido se ocupe de cosas de la casa y la criatura, el 80% de la responsabilidad de que el mundo gire para tu familia va a caer en tu espalda. Y cuando termine el día y te acuestes en la cama no querrás que te toquen ni un pelo, sí, ya sabes a lo que me refiero.

 


Historias, artículos, entrevistas, reflexiones y promociones especiales, pueden estar a tu alcance si te suscribes a Asuntos de Mujeres. ¡Sé parte de nuestra comunidad de bienestar y empoderamiento! ¡DÉJANOS TUS DATOS AQUÍ!

Mantenemos tus datos en privado y solo los compartimos con los terceros que hacen posible este servicios.


 

  • El colegio será un alivio, aunque cada día te vengan con una historia nueva: el niño pegó, el niño se cayó y tiene un chichón del tamaño de un melón, los libros son trimestrales y cuestan lo mismo que tus libros de la universidad, hay un festival, un concierto, un mercadillo, disfraces y dios sabrá para qué necesita tantas cosas un niño de 3 años.

 

via GIPHY

  • Verá mucha televisión, y si trabajas desde casa verá el doble. Y va a sobrevivir, o al menos eso espero.

 

  • Lo de comer brócoli sin chistar le durará hasta los 2 años, luego será igual que todos los niños. Igual que tú cuando eras una criatura.

 

  • Tendrás muchos momentos de oscuridad pero nadie te amará tanto como la criatura y tú no podrás imaginarte sin ese amor tan vital.

 

via GIPHY

 

  • No hay mejor mamá para la criatura que tú.

 

  • Si tu hijo no hace nada de lo que he puesto aquí, y tú superaste la lactancia, el porteo y la adolescencia de tu hijo sin querer matarte ni por un segundo, también está bien. Te odio un poco, pero cada quien es como es.

 

via GIPHY

 

  • Sigue dando likes a las mamás de cuentos de hadas, les hará sentirse mejor cuando sus criaturas se transformen en niños normales, de esos que hacen que te quieras arrancar los pelos.

¡Tenemos taller de escritura en Medellín-Colombia!

 

Tenemos taller de escritura en Medellín
Tenemos taller de escritura al estilo de Asuntos de Mujeres, en Medellín

Si quieres reservar tu cupo, puedes hacerlo AQUÍ