No lograba quedar embarazada, pero algo pasó…

Muchas veces me he preguntado por qué nosotras, las mujeres de 30 años en adelante, somos juzgadas o señaladas por la sociedad por miles de razones.

Cuando llegamos a los 30 nos empiezan a preguntar  ¿Para cuándo los bebés?

Eso me sucedía siempre… ¿Para cuándo los hijos, Dilcia?

Lo que nadie calculaba es cuánto me lastimaban con esto…

Viví entre depresiones, angustias y sobre todo pensando que el tiempo pasaba y nada que salía embarazada. Llegó un momento en el que mi esposo y yo solamente pensábamos en eso, incluso en la intimidad.

Cuando íbamos a reuniones y escuchábamos a amigos de nuestra edad anunciar que iban a tener un hijo, yo me sentía realmente feliz por ellos, pero internamente me sentía muy mal.  

¿A ti te ha pasado?

Lo que  nadie sabía era que yo llevaba un año en tratamiento buscado bebé. El doctor me decía que «todo estaba perfecto», pero me transfirió con un endocrino para que viera cómo estaba mi tiroides.   

Te preguntarás: ¿Por qué un endocrino? pero me sirvió, porque lo mío era Hipotiroidismo, cosa que no sabía, como tampoco sabía que eso pudiese afectarme para tener bebés. Aparte, es hereditario, cosa que ignoraba.

El doctor me mandó un tratamiento y me dijo que me tranquilizara con el tema de los bebés hasta que bajaran los niveles; pero advirtiendo que en cualquier momento podría quedar en estado.

Ese día decidí no escuchar nada más y llevar mi vida tranquila con mi esposo, irme de paseo, trabajar, disfrutar cada momento y dejar que todo fluyera de la mejor manera. Comencé a llenarme de cosas buenas y de energías positivas. 

Y me preguntarás de nuevo ¿Por qué deseo tanto un bebé?  En mi caso llegó un momento en el que sencillamente sentía que había cumplido muchas metas en todos los ámbitos de mi vida, y empezaron a crecer las ganas. Pero decidí olvidar el tema porque me hacía mucho daño y pensé que lo mejor era dejárselo a la suerte.

Y tanto me olvidé del tema, que en estos días que asistí a un control médico, nos llevamos la gran sorpresa de que tengo 4 meses de embarazo y ¡No me había dado cuenta! Siempre he sido de períodos irregulares y no sentía ningún síntoma.

Cada quien lleva sus deseos como quiere, pero necesitamos calma.

Relájate y sobre todo sé positivo, porque creo que lo mas importante en la vida es la forma cómo le damos la vuelta a situaciones que a veces creemos desafortunadas, pero que nos dan miles de lecciones.  

Foto: Pixabay.