¿Qué mierd* están pensando los hombres comprometidos que se meten en apps para ligar?

Nota importante: Aunque sé que también hay muchas mujeres comprometidas que hacen lo mismo, este artículo está orientado hacia el objeto de MI interés: los hombres.

Esta es una pregunta recurrente en mi cabeza, básicamente porque cada vez me entero de más mujeres que se topan con estos impresentables especímenes que ante la sociedad se jactan de tener familias felices, y por el otro están buscando fiesta en cualquier app de citas que les pase por delante (estarán de acuerdo conmigo, mujeres, que TODOS esos asquerosos infames merecen ser sumergidos en aceite caliente en una plaza pública).

Responsablemente, antes de escribir este artículo me puse a investigar un poco sobre el tema y me topé con esta perla: según la firma de investigación GloblalWebIndex (GWI), el 42% de los usuarios de Tínder en realidad ya tiene pareja ¡ME-DES-MA-YO!

¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO CON NUESTRAS VIDAS, GENTE?

Sin ir muy lejos, el otro día me topé con el perfil de un antiguo compañero de la universidad, ‘felizmente’ casado, con un bebé de 3 años y con una esposa embarazadísima a quien, según sus cientoquinientos posts diarios, él considera el #amordesuvida.

Al principio me quedé patidifusa al ver todo esto, pensé que era una broma, pero después la ira se apoderó de mi, no sólo por la flagrancia, sino por la desconsideración con esa pobre mujer a la que medio mundo sabe que le están poniendo los cuernos.

También es cierto que, para algunas mujeres, lo del estado civil es una menudencia y cada quien es libre de elegir lo que quiera, pero lo SENSATO es que ambas partes estén de acuerdo con lo que está pasando, es decir, el adúltero en cuestión debería decirnos de frente que está comprometido, y que seamos nosotras quienes decidamos si entramos en el juego o no, y no que nos enteremos por una foto en Instagram o un encuentro –des- afortunado.

Por otro lado, he descubierto que muchos hombres NO consideran que están siendo infieles por el hecho de estar en una app de ligue, siempre y cuando no hayan quedado personalmente con otra persona. Para mí, y para la mayoría de mis amigas mujeres, con el solo hecho de estar inscrito, es una infidelidad del tamaño de una catedral, de sólo pensar que mi chico está coqueteando con otra por chat, me muero muerta.

A todas estas, en mi research sobre este tema, he descubierto que existen un montón de apps exclusivamente para personas casadas que quieran tener discretas aventuras (Ave María Purísima, ¿cuándo en mis tiempos?), por ejemplo Pure, perfecta para encuentros puntuales con desconocidos con los que no has hablado nunca, 3der, para personas/parejas que quieren hacer un trío, Ashley Madison, ideal para encontrar gente que quieran ser infieles a sus parejas, así el ‘buscador’ no esté comprometido… sinceramente, yo que me considero una mujer ‘open minded’, estoy A-LU-CI-NAN-DO ahora mismo.

En fin, podría seguir hablando infinitamente de este tema, pero quiero cerrar este artículo con mi profunda conclusión de todo esto es: hombres y mujeres del mundo, dejen de buscar lo que no se les ha perdido, en serio.

TE INVITAMOS A LEER: “LOS CUENTOS DE LA CRIPTA EN TINDER”

Foto: Pixabay.