Y el hermanito… ¿Para cuándo?

Debo decir que desde muy joven me imaginaba siendo mamá de 2 hijos; para ser más exacta quería la parejita.

Recuerdo una conversación que tuve sobre este tema con el que hoy es mi esposo: yo estaba en Buenos Aires, Argentina, porque había decidido explorar después de salir de la universidad.

Estaba en mi habitación y ya entraba la primavera, así que mi percepción del frío era muy alta. Vestida con mil sacos, la calefacción prendida y un vino, hablaba con el hombre que amaba a través de Skype. Ese día acordamos que tendríamos 2 hijos, pues ese había sido mi sueño de toda la vida…

Este sueño y esta ilusión me duraron hasta que tuve a Matías

Él fue un bebé decidido, buscado, concebido muy rápido, gestado con mucho amor y parido con mucha consciencia; sin embargo, el reto de la maternidad, la exigencia en tiempo, las pérdidas que implica, la demanda, la dependencia, la cantidad de energía invertida, y no puedo dejarlo por fuera, el ajuste económico que hay que hacer, fueron algunas de las cosas que me hicieron replantearme seriamente la posibilidad de un segundo hijo.

Aún no comprendo cuál es la motivación de fondo, pero muchas personas no te dejan ni parir al primero, cuando ya comienzan a preguntarte por el segundo: ¿Y el hermanito para cuándo?

El nivel de imprudencia va aumentando cuando dices que No, o que aún no sabes. “¿Cómo así? ¿Lo vas a dejar sin hermanito?”, “¿Y si te mueres, con quién se queda?”, “¿Y el papá no quiere?”, “¿No van a buscar la niña?”, “Mati, ¿Cierto que te gustaría un hermanito?”, “Mati, ¿Qué le vas a pedir al niño Dios? ¡De regalo, pídele un hermanito!”

¡No puedo creer la insistencia de la gente! ¡Noooooo! ¡Hay un límite entre tus expectativas y mi realidad!

Este es un tema muy personal, y es tan fuerte que merece toda la consciencia para decidirlo; es un compromiso para toda la vida y no se debe tomar a la ligera. Pero el entorno nos presiona todo el tiempo ¿Cuándo te casas? (te va a dejar el tren), ¿Y los hijos? (te va a dejar el tren), ¿Y el hermanito?…

Y esto incluye a los esposos: decidir otro hijo va más allá de un acuerdo, porque no se puede anticipar ni planificar cómo nos va a tomar la maternidad, ni si realmente esto es para todo el mundo.

Esto me hace recordar una historia: En un huevo con tocino ¿Quién está realmente comprometido: la gallina o el cerdo?

Sí, lo sé, siempre me imaginé teniendo 2 hijos, acordé con mi esposo que tendríamos dos hijos; pero la maternidad me cambió la perspectiva. ¿Que a muchas no se las cambia? por supuesto que no, somos seres individuales viviendo experiencias individuales; pero en lo que a mí respecta es un reto que no estoy segura de poder repetir… Y les voy a decir por qué.

¿En qué te compromete la decisión de tener un segundo hijo?

  • Quien va a gestar, parir y amamantar eres tú, es tu cuerpo; solo tú sabes si estás en capacidad y disposición vivir nuevamente estas experiencias.
  • Quien va a criar eres tú, por mejores padres que tengan nuestros hijos, somos nosotras (en la mayoría de los casos) las que cambiamos nuestras rutinas para dedicar más y mejor tiempo a los hijos. Muchas renunciamos a otros proyectos vitales (Y no estoy diciendo que esto sea malo; pero de que renunciamos, renunciamos).
  • El mundo emocional que más se compromete es el de la madre. Hay demasiado en juego: tolerancia, frustración, temores, culpa, y claro, felicidad, logros, y sueños.
  • El nivel de energía que se requiere para dedicarle a otro bebé… ¿Realmente lo tienes?
  • ¿Cómo está tu proyecto de vida en este momento? ¿Incluye o no otro hijo? ¿Otro hijo suma o resta a tu proyecto?
  • La economía con la que cuentas, frente a la calidad de vida que le quisieras brindar a un segundo bebé.
  • ¿Qué te motiva a tener otro hijo? Darle un hermano al primero, no quedarte sola cuando estés vieja, que todas tus amigas tienen dos hijos o un deseo genuino de ser mamá otra vez.
  • ¿Sientes que eres muy egoísta? pues, el egoísmo es algo que nos acompaña a todos, lo que pasa es que siempre ha sido visto como algo malo; pero gracias a que en este momento soy egoísta, no quiero que un niño llegue a esta vida por mi vientre, para tener a una madre frustrada, cansada o poco dispuesta (claro, es lo que me imagino ahora mismo, porque realmente no sé qué tipo de madre sería con un segundo hijo).
  • La verdad, tener a Mati ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida, pero no puedo generalizar diciendo que ha sido lo mejor para todas las mujeres y eso hay que respetarlo.

Decidir tener un hijo es mucho más que una idea romántica, es una responsabilidad con el ser humano que se quiere criar, no es parir y entregar a una nana, no es estar, pero regañando todo el tiempo, no es un esposo feliz a costa de nuestra propia felicidad, no se trata de un hermanito feliz con una mamá frustrada.

Un hijo nos necesita completas, presentes, dispuestas y entregadas. Un hijo es una bendición, es el milagro de la vida que nos habita y nos atraviesa, es un maestro en envase pequeño con enseñanzas gigantes, es sin duda, la mejor decisión que he tomado en mi vida, pero si me lo vuelves a preguntar hoy, mi respuesta es NO, no tendré otro hijo, desde lo que racionalmente me compete y el universo me permite.

*Así que si eres de los que pregunta ¿Para cuándo el hermanito? toma este post para aprender que la maternidad es una decisión muy personal y que a las mamás que recibimos la pregunta una y otra vez, no nos sabe muy bien.

** Y si eres la que recibe estas preguntas, entonces devuélvela diciendo: “Ten tú un bebé y así pueden jugar y hacerse compañía”.

Foto: Luz Natural (www.luznatural.co)

¡Diana Rendón es parte de nuestra red de bienestar!

Te contamos que ella ha diseñado diferentes espacios para cada momento de la mujer donde se sentirá recibida, contenida, aceptada y acompañada, a través de:

*Acompañamiento terapéutico (consulta presencial y online)

*Preparación, acompañamiento y educación para el parto ¡Es una súper doula!

*Yoga para gestantes

*Talleres

¿Quieres ponerte en contacto con ella?

Whatsapp: +57 3012928133

Instagram: @DianadelaMontana


¿Ya adquiriste nuestro ebook hermoso?

«Para que todo esté bien, tienes que empezar por ti»

Ebook de Asuntos de Mujeres

Esta es la portada de nuestro primer ebook ¡Qué emocionante!

En un solo lugar, unimos artículos y consejos como estos, para que te sientas más confiada, segura de ti misma y logres estar mas tranquila y feliz.

¡CÓMPRALO AQUÍ!

Así nos ayudarás a obtener los fondos que requerimos para seguir ofreciéndote contenidos que te hacen bien, te informan, te apoyan y te acompañan.

¡Colabora con nosotras y sigamos latiendo juntas!