Este es el consejo que yo le daría a una mujer que va a tener un bebé

Consejo que le daría a una mujer que va a tener un bebé

Mariale Herrera nos cuenta qué consejo le daría a una mujer que va a tener un bebé (si se lo pidiera).


Cuatro amigas mías están embarazadas. Todas hermosas, radiantes, con pocas semanas de diferencia. Y yo hago lo que me hubiese gustado que los demás hicieran durante mi embarazo: no dar consejo a menos que me lo pidan. 

Una de ellas, tendrá un blessing birth – o blessing day o way, la verdad no sé mucho – Se trata de una especie de baby shower, pero para la mamá. Es decir, se reúnen sus amigas a consentirla y darle buena energía. Sus amigas de la infancia estamos todas regadas por el mundo, entonces nos pidió que enviáramos un video con un mensaje, un consejo que le sirva en esta etapa. 

 

Mi consejo, desde mi perspectiva como mamá, fue: un día a la vez. 

 

via GIPHY

 

A ver, yo no sé mucho de adicciones. Por suerte, crecí en un hogar bastante sano y creo que soy adicta al chocolate, nada más allá de eso. Lo poco que sé es lo que he visto en series, pelis o libros y lo más común en el camino de recuperación de los adictos es eso: ir un día la vez y así sumar días buenos (y malos). 

Así veo la maternidad y así espero que la vean las nuevas mamás: hay segundos, horas, días e incluso, semanas hermosas. Hay días, semanas, meses e incluso, años espantosos. Es una montaña rusa, porque en realidad muchas cosas están fuera de tu control. Cuando tu hijo está siendo un niño soñado, quizá estés deprimida. Cuando estés teniendo éxito en tu trabajo, quizá tu matrimonio se esté derrumbando. Es muy poco lo que podemos controlar de verdad. 

Mi único consejo (si alguna vez me lo piden) es ese: ir un día a la vez. Hoy quizá no te fue bien. Llegaste tarde a la guardería, tu jefe te reclamó algo, tu esposo durmió en el sofá y odias tu cuerpo. Pero mañana es otro día y espero que siempre sepas que mañana llegará. Mañana puedes despertarte más temprano (o no), puedes planear una cita romántica (o no) y puedes tener la mejor idea de la oficina (o no). 

Como mamás creo que es tan importante darnos el permiso de equivocarnos, de cagarla y de decirle a tu amiga: “¿Sabes qué? Hoy ha sido un día de mierda. Vamos por un vino”, reírnos de nosotras mismas y del desastre que podemos llegar a ser. 

Porque mañana podemos adueñarnos del mundo, aún con menos de cuatro horas de sueño ¡Se los aseguro!

 

via GIPHY

Who run the world? Moms. 

Te invitamos a leer: No nací para ser mamá, pero lo soy.