Molesta, asombrada, pero sobre todo asustada: así me siento

Parece mentira pero, nuevamente, como hace siglos atrás, ser mujer se ha convertido en un peligro. Cada vez son más frecuentes casos como el de las chicas argentinas asesinadas durante sus vacaciones, la violación de una menor por parte de 30 hombres en Brasil o los numerosos feminicidios que se registran cada día en todo el mundo.

Yo, en mis 33 años de vida, he tenido la oportunidad de viajar muchas veces junto a mis amigas, y NUNCA sentí que viajásemos “solas” por no estar con ningún hombre, sino que viajábamos “juntas”, porque nos teníamos las unas a las otras. Ahora parece que eso no es suficiente, ser mujer, nuevamente, ha pasado a ser sinónimo de vulnerabilidad.

Si hay algo que no se puede ocultar es que la violencia machista existe y está desatada en todo el mundo, los índices han aumentado considerablemente en los últimos años, pero ¿sabemos realmente qué es? ¿sabemos cómo actuar ante ella?

Hay algo que todas las mujeres debemos tener muy claro, la violencia machista no sólo se supedita a la parte física, es decir, a los golpes, empujones, mordiscos, etc; también se considera violencia machista:

  • La violencia psicológica: Si tu pareja te insulta, amenaza o menosprecia, no lo dudes, está siendo violento y merece ser castigado.
  • La violencia económica: Si tu pareja tiene el control de tus finanzas y debes recurrir a él cada vez que necesites dinero o si sientes que tu situación económica ha empeorado, porque tu pareja te quita tu dinero, no lo dudes, está siendo violento y merece ser castigado.
  • La violencia social: Si tu pareja te obliga a vestir o peinarte de alguna manera, a asistir eventos a los que no quieras ir o te prohíbe salir de casa, no lo dudes, está siendo violento y merece ser castigado.
  • La violencia sexual: Si tu pareja o cualquier persona, busca satisfacerse sexualmente sin tu consentimiento, no lo dudes, está siendo violento y merece ser castigado.

Ninguna mujer debe permanecer en una relación en la que no se sienta respetada como persona ni se le reconozca como igual. Si estás leyendo esto y te sientes reflejada, te digo que NO ESTÁS SOLA, existen cientos de asociaciones especializadas que te informarán y apoyarán en lo que tengas que hacer.

Recuerda, un hombre que te pega o insulta, NO te quiere y NUNCA hace lo que hace por tu bien.

Hasta hace muy poco, la violencia machista era considerada un problema familiar que formaba parte de la vida privada de las personas, era un asunto en el que no se debía intervenir. Esta percepción contribuye a que las mujeres no denuncien su situación por miedo, vergüenza o culpabilidad, de hecho sólo 34% decide denunciar la agresión más grave que ha sufrido.

Hablemos de cifras:

En la Unión Europea viven 62 millones de mujeres que han sufrido violencia física o sexual, 100 millones han sido acosadas sexualmente, 80 han sufrido violencia psicológica y 10 millones han sido privadas de su libertad, incluso dentro de sus propias casas.

Según el Centro de Control de Enfermedades y Prevención (CDC por sus siglas en inglés), 1 de cada 5 mujeres sufrirá un asalto sexual en su vida y, en 80% de los casos, será por alguien que ya conocen.

¡El momento es AHORA, tenemos que actuar!

Si eres víctima de violencia y necesitas ayuda o quieres contarnos tu historia, escríbenos a: patricia@asuntosdemujeres.com

Foto cortesía de Pixabay