Lo que he aprendido sobre perdonarme a mí misma

Cómo perdonarte a ti misma

Si es difícil pedirle perdón a alguien, imagínate pedirte perdón a ti misma. De eso escribió la periodista Mariale Herrera (@marialessandria) en este artículo, en el que, además, te regala algunos consejos para aceptar tus errores y perdonarte.


Seguramente tú, como yo, has cometido varios errores en tu vida. Errores de esos que hacen que te mueras de rabia al recordarlos, que te den vergüenza y hasta ira.

Creo que perdonarnos es una de las cosas más difíciles del mundo. Creo que es más difícil que pedir perdón a otros.

Yo he cometido errores gigantescos: traiciones, mentiras, malas decisiones, algunos sin intención y otros con intención y desde la más profunda estupidez.

Aquí te cuento algunas cosas que he aprendido de esos errores y cómo estoy trabajando en perdonarme:

Qué hacer cuando cometes un error

Pues creo que el primer paso lógico es aceptarlo. Aceptar que te equivocaste es crucial para que todo empiece a caminar. Y no solo aceptarlo frente a otros y pedir disculpas, si son necesarias y útiles, sino aceptarlo TÚ. Aceptar dentro de ti que fallaste.

Ya este primer paso me parece tan PODEROSO como DIFÍCIL.

Para mí el segundo paso está en enmendar el daño si es posible. Hay errores irreparables, de esos que nos dan ganas de retroceder el tiempo para tomar una mejor decisión. Si el error que cometiste no es de esos y es reparable, hazlo. Así creas que es en vano e igual nadie olvidará tu error.

Creo que puede hacerte SENTIR BIEN.


Te recomendamos leer:


Luego, trabajar en el autoperdón

Estas son algunas de las cosas que hago para trabajar en mi autoperdón:

Identificar el látigo

Te cuento algo que me dijo mi psicólogo (porque obviamente esto es un issue para mí): solemos darnos con un látigo de culpa muy fuerte por nuestros errores, cuando lo que más necesitamos es amor y comprensión.

Sí, cometiste un error, ¿te suma latigarte y hablarte feo durante días? Creo que no. Si ya estás haciendo las correcciones necesarias, pues ya fue. Trata de avanzar mientras todo se endereza.

Recuerda que TODOS cometemos errores 

Piensa en alguien que admires mucho: tu mamá, tu abuela, Beyoncé, Oprah… Pues te tengo una noticia: todas esas personas han cometido errores en sus vidas. Errores que les han costado relaciones, o quizás trabajos, amistades o dinero. Entonces ¿quién eres tú para no equivocarte?

Date un poco de chance de crecer y errar, varias veces si es necesario.


¿Quieres quedar embarazada pero se está haciendo difícil?

¿Te sientes frustrada y los tratamientos no parecen tener éxito?

¡Tranquila! El jueves 18 de febrero vamos a grabar un podcast con la Dra. Antonia González, embrióloga y CEO de @mujere_onet  y, la Dra. Yudysay Ng (@dra.yuddy) ginecobstetra y especialista en fertilidad.

¡Acompáñanos en la grabación de este podcast, dónde tú serás la protagonista y nuestras especialistas aclararán todas tus dudas!

Help ¡Quiero ser mamá!

Para participar suscríbete AQUÍ en nuestro Patreon por tan solo 5 dólares

¡Te esperamos!


Recuerda que UN error en un área, no define tu vida entera 

Las veces que he cometido errores laborales, mi mente me dice que soy una pésima mamá, que estoy arriesgando nuestro futuro y nuestra estabilidad por equivocarme, y me consume la culpa al ver a mi hijo.

Darme cuenta de que lo hacía, fue una gran revelación para mí y creo que es muy importante que recuerdes que un error en un aspecto de tu vida no te “daña” en los otros. Puedes ser una excelente profesional y cometer errores en la crianza de tus hijos o viceversa. 

Encuentra un motivo para perdonarte y seguir

Como ya te dije, todas hemos cometido errores: hemos dicho algo indebido, hemos herido, hemos revisado lo que no debíamos o hemos tomado una decisión errada.

Y aunque te sientas horrible, mi consejo es que encuentres esa razón que te haga salir del letargo y decir: ok, me tengo que reponer de esto”.

En mi caso, mi hijo es un motor increíble. Lo veo y digo: por él, no me puedo echar a morir. Seguimos”. En tu caso, puedes ser tú misma, tu autoestima, tu familia, tus amigos y tu pareja.

Te necesitas feliz y plena, con tus errores y aciertos. Entonces, ¿qué mejor motivo para perdonarte y seguir que tu autoestima y las personas que te aprecian?

Recuerda que el tiempo todo lo cura

Recuerdo que cuando tenía como 18 o 20 años, cometía errores constantemente. Me sentía horrible, la peor hija, la peor hermana. Sí, fueron errores terribles, por los que pedí perdón y de los que aprendí muchísimo.

Hoy veo hacia atrás y entiendo que esos errores me hicieron quien soy hoy: soy comprensiva, quiero mucho y la gente que me quiere es mi prioridad. El tiempo no solo cura, también enseña. Las que tenemos que tener paciencia somos nosotras. 

Sí, perdonarnos no es fácil. Y menos cuando herimos a alguien o ponemos en riesgo nuestro bienestar. Mi invitación es a conocerte antes de perdonarte, a confiar en el tiempo y a aprender de cada paso bueno o malo que damos en este mundo.

A veces el peor error nos puede conducir a una vida más feliz y plena.

Photo by Brett Jordan on Unsplash