¿Qué hago con las personas insoportables que me hacen daño?

personas dañinas

¿Quieres sacar a personas dañinas de tu vida? En este artículo,  la psicóloga Zoramar (@zoramaroviedo) nos da unos consejos y ejercicios para hacerlo de la mejor manera, siempre poniendo nuestra salud mental y felicidad por delante. ¡No te lo pierdas!


Hay personas que parecieran ser una especie de veneno que devora nuestra cabeza, cuerpo y corazón de una manera muy fea.

Hay personas que son tan dañinas, que solo quisiéramos mandarlas para el carajo, pero resulta que, muchas veces, nos quedamos atrapadas sin movernos y paralizadas frente a ellas.

A veces tardamos tiempo en darnos cuenta de cómo nos manipulan, mienten y chantajean, y nos quedamos ahí permitiendo que hagan un desastre con nuestras vidas.


Antes de que sigas leyendo…

Hemos estado preparando un proyecto muy especial del que queremos que seas parte…

Desde Asuntos de Mujeres queremos invitarte a nuestro Club de escritoras, un espacio de apoyo y creación para mujeres que, como tú, aman escribir y no quieren dejar de hacerlo.

¿Qué encontrarás en nuestro Club de Escritoras?

– Encuentros y talleres
– Tertulias con autoras
– Retos de escritura
– Concursos
– Clases magistrales
– Maridajes literarios

¡Únete AQUÍ por tan solo $8 al mes y disfruta con nosotras!


¿Hasta cuándo vas a permitir que seres así gobiernen tu vida?

Ya es hora de sacar y usar tus propias “garras”, de renovar tu “yo interior” para no dejar que ese o esos terribles depredadores te sigan agrediendo y maltratando.

Por eso, quiero compartir contigo algunos tips que te ayudarán a protegerte y defenderte de las personas tóxicas que te rodean.

Dicho de otro modo, estos son consejos para mandarlos de una vez al carajo (a veces, sin que se den cuenta):

  • Elimina a estas personas dañinas de tu celular, correo y redes sociales. Acuérdate de que Instagram, WhatsApp, Facebook y muchas otras redes, ya nos dan la opción de bloquearlxs y desconectarnxs de ellos.
  • Tómate el tiempo que necesites para asimilar tu dolor y hazlo con dignidad. Es normal sentirnos mal cuando nos pasan estas cosas. No eres la única que se ha sentido así, tranquila. Si quieres llorar, pues llora; si quieres patalear, pues patalea. Simplemente necesitas deslastrarte de ese pesado morral cargado de impotencia, angustia, tristeza y frustración.
  • Agarra unas almohadas que quieras desechar y golpéalas con tus manos y lánzalas contra el piso. Eso sí, cuida tus brazos y manos.
  • Aléjate físicamente de una vez por todas: es importante que tomes distancia y no acudas a reuniones donde vaya esa persona. Coméntaselo a tus amigas y dile que para ti no es sano ni agradable coincidir con él o ella. Romper las costumbres que tenías con esos personajes es fundamental.
  • Práctica el ejercicio “Lo que siento en este momento es”. Yo cuando me he sentido triste, frustrada y ansiosa, lo he hecho durante varios días y me ha ayudado a sentirme mejor.
    1. Agarra papel, lápiz y un cronómetro.
    2. Escóndete en un cuarto, baño o cualquier lugar donde nadie te vea
    3. Pon tu cronómetro en tres minutos.
    4. Cuenta tres respiraciones y comienza a escribir sin parar ni un solo segundo: “Lo que siento en este momento es________________” .

Es decir, sin pensar, escribe lo que sientes, sea lo que sea. Por ejemplo:

  • “Lo que siento en este momento es rabia”
  • “Lo que siento en este momento es frustración”
  • “Lo que siento en este momento es fastidio”

Y sigue escribiendo oraciones completas donde la última palabra es la emoción o el sentimiento que sientes mientras lo haces.

Si en algún momento no sientes nada, solo escribe: “No siento nada en este momento”, “No siento nada en este momento”, hasta que vuelvas a sentir y continúes escribiendo “Lo que siento en este momento es”…

Cuando terminen los tres minutos, para.

  • Disfruta de las cosas bellas que te gustan:

El café de la mañana

Salir a conversar con tus amigas

Ir a caminar o trotar…

Prestar atención a tu cuerpo mientras el agua y el jabón fluyen por este.

Prestar atención al sol, las flores o a las montañas…

Llamar a un amigo con quien tengas tiempo que no hablas

Apreciar el color de las paredes de tu hogar

Observar a tu hijx mientras desayuna…

Y recuerda como decía Frida Kahlo que: “Madurar es aprender a querer lo bonito, extrañar en silencio, recordar sin rencores y olvidar despacito”.

Mucha suerte.

Foto: Sage Friedman en Unsplash


Más artículos como “¿Qué hago con las personas dañinas?”