Si te suscribes a nuestra lista de correos, ¡te regalamos el ebook del Club de Escritoras!

Cuando el otro desaparece sin dejar rastro: así es el Ghosting

ghosting

¿La persona con quién estábas saliendo te dejo de hablar de la nada? Querida, quizás sea un episodio de ghosting. Sigue leyendo para qué conozcas más sobre este fenómeno.


Fue una buena cita. Nos conocimos, hablamos y nos reímos. Todo normal, nos llevamos muy bien y pasamos un buen rato. Me gustó.

Normalmente, cuando salgo con alguien, siempre me llega un mensaje después de la velada, un “avísame cuando llegues”, un “me gustó conocerte”, un “pasé un buen rato contigo”.

Pero, nada: no hubo mensajes y mis “muestras de cariño” quedaron “en visto” en su Whatsapp.

Inmediatamente me pregunté: ¿será que hice algo mal?

Los días pasaron y la propuesta de una posible segunda cita no llegó, tampoco hubo un mensajito, ni un “hola”, ¡nada!, al tipo se lo tragó la tierra; parecía que mi date nunca existió. Mi date me hizo GHOSTING.

A pesar de que me dolió mucho en el ego haber sido ignorada y “dejada” de esta forma tan cobarde, seguí con mi vida. Sin embargo, no dejé analizar sobre lo que me había pasado y la locura que la incertidumbre y las dudas generaron en mi cabeza. No me quiero imaginar cuando esto sucede en una relación larga y estable.

Y ahora que lo pienso, yo también he hecho Ghosting, porque supongo que es más fácil “hacerse la loca” y desaparecer, que decirle a la otra persona que no te gustó ni un poquito.

Por eso, lee esta entrevista con la psicoterapeuta, Tere Díaz y la sexóloga, Lisbeth Meré, en la que nos explican por qué nos hacen “Ghosting” y cómo digerimos ese trago amargo.

Comencemos con lo básico, ¿qué es el Ghosting  y de dónde viene ese término?

El término viene de “ghost” en inglés que significa fantasma, y hace referencia a la desaparición, sin previo aviso, de alguna persona con la que estás saliendo. Puede darse en distintos puntos de la relación, incluso, cuando hay un intercambio y una cotidianidad con la persona. El Ghosting puede existir desde una relación online, hasta con alguien con quien ya teníamos algo estable y planes a futuro.

¿Por qué se produce el Ghosting?

  • La virtualidad: trajo consigo una sociedad individualista y de consumo en la que pensamos solamnte en nosotrxs mismxs, sin darnos cuenta cómo esto puede afectar a los demás. Así que consumimos todo, hasta a las personas, las cuales desechamos cuando nos dejan de gustar o interesar.
  • El miedo al compromiso: puede pasar que la persona quiere cercanía, PERO le tiene miedo a la intimidad, entonces, opta por desaparecer cuando ve que la cosa se está poniendo seria.
  • La idea que tenemos de un amor perfecto y el miedo a la frustración: buscamos siempre la “perfección” y “lo mejor”, y al tener tantas posibilidades, nos encontramos en una incapacidad a la inmensa oferta y la continua búsqueda de algo perfecto que no existe.

¿Y cómo lidiamos con un Ghosting?

El efecto del Ghosting hará que nos cuestionemos qué fue lo que hicimos mal y también nos hará sentir culpables. Ante esto, HAY QUE PARAR.

Las mujeres solemos asumir que este tipo de fenómeno ocurrió por una falla personal ya que hacemos del amor nuestro proyecto de vida y porque, históricamente, siempre hemos vivido en función satélite ante otros.

Por eso, debemos entender:

  • No somos responsables ni corresponsables por haber sido ghosteadas.
  • En ningún momento la forma en que tú llevaste la relación fue un desencadenante.
  • El proceso interno a trabajar es del otro, no tuyo.
  • El ghosting no justifica si hicimos algo mal en la relación; porque de haber sido así, el otro tuvo que comunicarse asertivamente.

Hay distintos tipos de ghosters

Hay quien hace Ghosting porque lo asume como una práctica divertida, por el “fast food emocional” y hay quién lo hace sin saber que lo está haciendo por una mala gestión emocional. Lo segundo nos permite descubrir que hay un proceso interno que debemos mejorar.

En conclusión

  • No hay corresponsabilidad.
  • El stalkeo no es sano (y no encontrarás respuestas).
  • Si estás pensando en hacerlo, pregúntate: ¿qué está revelando eso de ti?, ¿qué es lo que quieres comunicar?

Photo by Drew Tilk on Unsplash


Más artículos de Alejandra Otero: 


¡Gracias a Tere Díaz Sendra y Lisbeth Meré por darnos sus perspectivas en este tema!

Las invitamos a seguirlas en Instagram en @terediazsendr y @lisbethmere

Puedes ver el podcast completo por aquí

close

¿Quieres recibir información que te empodere?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

¿Qué temas te interesan?
¡Bienvenida, gracias por suscribirte! Recibirás la información que te empodera, te hace sentir bien, te da herramientas y no te juzga, más bien te acompaña. Asuntos de Mujeres es un lugar seguro.