¿Qué es para ti la autocompasión y por qué no la practicas?

autocompasión

Esther (@reconosernos) nos habla de la autocompasión, una práctica que consiste en ser amables y compasivas con nosotras mismas para así,  querernos y valorarnos de verdad. Y tú, ¿Has practicado la autocompasión? Sigue leyendo


Le huimos a la posibilidad de tratarnos con amabilidad y compasión por temas culturales, pues existen mitos y conceptos errados alrededor de esta idea.

¿Cuáles son esos mitos?

  • La autocompasión se confunde con lástima, victimización, debilidad, egocentrismo o egoísmo. 
  • Está ligada a la “autoestima alta” o a cuidados de tipo estéticos.
  • Hay frases que nos alejan de ella, tales como: “debo ser fuerte y dura para enfrentarme a la vida y lograr mis objetivos”.

Nada de eso es cierto.

Lo que han demostrado los estudios recientes es que cuando nos tratamos con compasión, desarrollamos la fortaleza y valentía para ser resilientes ante los tropiezos que afrontamos.

En la medida en la que nos tratamos mejor a nosotras mismas, podemos “dar” y “estar” mejor para otras personas que nos necesitan con nuestros dones, talentos y capacidades en su máximo esplendor.

Desde ese lugar de autocompasión no solo podemos ser realmente cariñosas, solidarias y empáticas con otras personas, sino que también somos más productivas, ya que respetamos nuestros propios límites y aprendemos a confiar en nosotras mismas.

Esto nos permite lograr nuestras metas desde la liviandad y no desde el maltrato.

De acuerdo con la Dra. Kristin Neff, psicóloga e investigadora de la Universidad de Texas y referente mundial en este tema, la autocompasión tiene tres elementos: 

  1. Amabilidad: ser comprensiva, compasiva y paciente contigo misma, cuando te sientes inadecuada, incompetente, inepta, poco atractiva, etc.
  2. Reconocer tu humanidad: consiste en evitar aislarte cuando estás sufriendo, pensando que “solo a ti te pueden pasar estas cosas”. Otras personas pasan por lo mismo, además, la imperfección y el dolor son parte de la experiencia humana.
  3. Observar abiertamente tu experiencia: sin identificarte con ella (mindfulness). Significa tomar una perspectiva balanceada hacia tus emociones, para no negar o reprimir el dolor, sino comprender que será pasajero y no identificarte completamente con él.

¡Te invitamos a que veas este episodio del podcast de Asuntos de Mujeres!

¿Cómo sanar heridas emocionales? con la psiquiatra y experta en salud mental Anabel González


Los dos lados de la autocompasión

La autocompasión no solo tiene un lado Ying: suave, femenino o que podría ser percibido como “débil”; también tiene su complemento o lado Yang: “fuerte”, valiente y masculino.

La autocompasión Ying implica:

  • Calmarte y consolarte a ti misma cuando estás viviendo un momento difícil.
  • Reconocer el dolor como una experiencia inevitable del ser humano.
  • Permitirte sentir el dolor y el sufrimiento.

Cuando abordas el sufrimiento desde el lado Ying, usas tu calmaternura y bondad para transformarte y sanar.No se trata de sentir lástima, sino de tratarte con bondad.

El lado Yang, también conocido como “autocompasión feroz”, implica:

  • Dar un paso adelante para protegerte.
  • Reconocer que otros también lo han podido hacer.
  • Atreverte a ver claramente lo que te está sucediendo, aunque te duela.

Cuando abordas el dolor y el sufrimiento desde el lado Yang, te haces responsable de procurar el bienestar y la liviandad para tu vida, usando tu lado protector, motivador y proveedor.

No se trata de “reclamar tus derechos”, sino de hacerlos valer, en primer lugar, contigo misma.

Si quieres conocer tu nivel actual de autocompasión y aprender prácticas que te ayuden a fortalecer esta habilidad, entra a este enlace; creé un cuestionario con el test de la Dra. Neff.

Después que tomes el test (completamente anónimo) aprovecha y descarga mi guía práctica de Autocompasión; recopilé 12 prácticas para que comiences a tratarte como tratarías a tu mejor amiga cuando está pasando por un momento difícil.

Te deseo mucha suerte.

Photo by Steven Lasry on Unsplash


Más artículos como “¿Qué es para ti la autocompasión y por qué no la practicas?”