Si te suscribes a nuestra lista de correos, ¡te regalamos el ebook del Club de Escritoras!

Con esta práctica mágica y sencilla, harás feliz a una amiga en Navidad

Una práctica mágica y sencilla, para hacer feliz a una amiga en Navidad

¿Tienes muchas cosas que agradecerle a una amiga este año?, ¿quieres hacerle un detalle que la haga sentir bien y le suba los ánimos?

Lee este artículo de la psicóloga Zoramar Oviedo, para que le llenes el corazón de magia a esa amiga especial que ha estado para ti en las buenas y en las malas. ¡Regálale una feliz navidad!


La Navidad es esa época del año en la que las emociones, sentimientos, vivencias y recuerdos parecieran despertarse para invitarnos a pensar, sentir y reflexionar profundamente.

En estas fechas nuestro cerebro empieza a enviarnos alertas que nos sensibilizan e invitan a decirles a nuestros seres queridos lo importante que han sido y son para nosotras.

Es una temporada donde la reflexión pareciera estar a la orden del día.

“La Navidad agita una varita mágica sobre el mundo, y por eso, todo es más suave y más hermoso”, tal y como decía Norman Vincent Peale, autor de “El poder del pensamiento positivo” y creador de la “Teoría del pensamiento positivo”.

El poder de recibir un mensaje inesperado

En estas fechas me he dado cuenta de que algo tan sencillo como recibir inesperadamente un mensaje vía WhatsApp, correo o video, en el que nos dicen cuánto nos quieren, agradecen y valoran, es una especie de varita mágica que nos toca el alma y nos alegra la vida.

Hoy quiero compartir con ustedes una bella e inesperada experiencia que tuve el privilegio de disfrutar hace algunos días, al terminar de dictar mis clases de mindfulness online para unos futuros líderes corporativos.

No había pasado ni 10 minutos, cuando recibí un imprevisto correo de una de mis participantes del curso.

Les confieso que lo primero que pensé al ver el email fue ¿será que me faltó enviarle algo?, ¿qué pasaría?, ¿será que necesita algo? Pero no, este era un correo para darme las gracias por la experiencia y los aprendizajes que ella adquirió a mi lado.

Decía así:

“…Mil Gracias, profe. No tengo más que agradecerte por tus buenas vibras y tu aura tranquilizadora… Siempre estuviste atenta a lo que cada uno de nosotros necesitaba… Te estoy superagradecida y muy a gusto con esta experiencia que he compartido a tu lado, existen muy pocos profesores como TÚ.…

Me has ayudado a reencontrarme conmigo misma, me has dado fuerzas para defender mis ideales, principios y esencia…

Tu enfoque de las cosas que nos pasan en la vida me cambiaron muy positivamente la forma de vivir la mía, me demostraste que la felicidad y el bienestar se alcanzan si te lo propones.

Por último, quisiera agradecerte que siempre estuviste ahí para mí cuando se me presentaron dudas, siempre estuviste dispuesta a aconsejarnos y a aclararnos las dudas que teníamos. Tus motivadores mensajes al corregir cada asignación me hicieron sonreír…

Este taller fue un aprendizaje de vida”. M.F.


¿Conoces los beneficios de agradecer todos los días? Lee este artículo de Ana Cristina Vargas


Cuando terminé de leerlo casi lloré de la emoción y me di cuenta de que esto era una especie de varita mágica que me había bañado de mucha felicidad y alegría.

Y que yo también tenía mi varita mágica, la cual podía iluminar de amor, felicidad y muchas otras cosas, a las personas que, de una manera u otra, habían estado totalmente presentes y pendientes de mí durante la pandemia.

Así que decidí mover mi varita mágica durante estas navidades y escribirles mensajes de amor y gratitud a algunos de esos seres que quiero, a quienes les agradezco tanto por estar ahí.

Anímate a mover su “VARITA MÁGICA DE AMOR Y GRATITUD EN NAVIDAD”, al hacer lo siguiente:

  1. Siéntate en algún lugar con tu celular o computadora.
  2. Cierra tus ojos por un momento y piensa a quién quisieras enviarle tu mensaje. Recuerda a esa persona y todas las cosas buenas y maravillosas que ha hecho por ti durante este año. Quizás ella siempre estaba ahí para escucharte cuando estabas al borde, tal vez cada semana te enviaba un mensaje que te alegraba el día o disfrutabas su compañía.
  3. Escríbele un mensaje donde le agradezcas por todas las cosas que ha hecho por ti este año, deja que sea tu corazón quien escribe con amor y gratitud, y luego envíaselo por el medio virtual que quieras.
  4. Para finalizar, abrázate y felicítate por mantener encendida tu propia varita mágica de amor y gratitud en Navidad.

¡Feliz navidad! Y nunca dejes de agradecer.

close

¿Quieres recibir información que te empodere?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

¿Qué temas te interesan?
¡Bienvenida, gracias por suscribirte! Recibirás la información que te empodera, te hace sentir bien, te da herramientas y no te juzga, más bien te acompaña. Asuntos de Mujeres es un lugar seguro.