Si te suscribes a nuestra lista de correos, ¡te regalamos el ebook del Club de Escritoras!

Descubre si eres perfeccionista y cómo esto afecta tu vida

perfeccionismo

¿Eres de las que no soporta cometer un error?, ¿de las que se angustian cuando las cosas no salen como las planeó?, ¿de las que posponen todo mil veces porque siente que lo que hace no está bien? Bueno, puede que seas perfeccionista, así que aquí te enseñamos cómo lidiar con él perfeccionismo tóxico.


Cuando escucho la palabra “perfeccionismo”, mi mente solo puede imaginar todas las maravillas que traería ser perfecta: Hacer todo bien y sin errores, cuidar cada detalle y siempre tener una rutina perfectamente organizada, ¿suena maravilloso, cierto?

Pero, te tengo malas noticias: la realidad es que el perfeccionismo no es tan bueno como aparenta ser, y al contrario de lo que creemos, nos suele limitar y exigir más de lo que podemos dar.

Aquí es cuando entra en escena ese personaje o voz que nos atormenta la cabeza y nos recuerda a cada rato que lo que estamos haciendo “nunca es suficiente” o “no es tan bueno como parece”.

Nosotras, a esta vocecita insoportable la bautizamos “La cabrona”, porque, ¡vaya cabrona que es!

La buena noticia, porque claro que la hay, es que el perfeccionismo tóxico se puede identificar y trabajar para que no nos afecte, porque ojo: puede que seas perfeccionista y no te hayas dado cuenta.

Por eso, hablamos con la psicóloga, Tatiana Mechasqui, experta en este tema, para que nos diera las luces que necesitamos para identificar y gestionar nuestro comportamiento perfeccionista.


Más artículos como este:


¿Hay perfeccionismo bueno y malo?

Sí, en general, todos tenemos alguna tendencia; es un rasgo de personalidad, algunos menos y algunos más.

Empieza a ser negativo cuando se vuelve disfuncional, cuando nos paraliza, cuando dejamos de hacer, cuando comenzamos a evadir o no podemos funcionar. En ese momento el rasgo juega en contra.

El perfeccionismo puede que se nos gatille a cada una de nosotras en distintas áreas. No necesariamente vas a ser perfeccionista en todo, puede que se gatille en algún aspecto de tu vida, por creencias y mandatos que obtuviste de pequeña o que en algún momento algo hizo que empezaras a ser perfeccionistas en esa área.

Es decir, se cree que el perfeccionista tiene todo ordenado y controlado, ¡pero es todo lo contrario!

Justamente es tal nuestra exigencia, que no logramos organizarnos de verdad.

Eres perfeccionista si…

-Pospones mucho y todo se te va acumulando.

-Tienes la visión o expectativa de que todo debería estar calculado.

-Te exiges muchísimo y sientes ansiedad por lo que no vas logrando.

-Te empeñas en demostrarle al mundo que no solo eres bonita, sino también inteligente, que vales y que eres alguien en la vida.

-Las cosas tienen que salir sí o sí, perfectas, y no hay espacio para el error.

-Sueles ser muy dura contigo misma y no te perdonas tus errores.

-Proyectas. Piensas que los otros están esperando cosas de ti, pero no te das cuenta de que la “proyección” es que piensas que debes hacerlo del modo que crees que los otros esperan de ti.

-La pasas muy mal, te angustias mucho.

Pero, no todo es un caso perdido

Cuando descubres que tu problema es que eres muy perfeccionista y eso te está afectando, el llamado es a cambiar la mentalidad.

Esto significa que bajemos los estándares, que empecemos a darnos espacios al error y comprendamos que el error no significa ser menos.

Es empezar a reconocer que error es sinónimo también de “puedo aprender”, “me hace crecer”.

¡Aprende a tratarte con mucho cariño porque a veces eres tu peor enemiga!

Nos decimos “burra”, “tonta”, “yo no sé decidir”, “cómo es posible que siempre tenga que depender de los demás”. A veces es tan brutal lo que nos decimos, pero al mismo tiempo tan sutil, que nos hacemos mucho daño sin darnos cuenta.

De repente nos machacamos mucho en este DEBER SER y TENGO QUE, y ahí perdemos la autenticidad.

Dejamos mucho de ser, por este TENER QUE SER según esperamos o creemos que los demás esperan de nosotras.

Si necesitas ayuda, asiste a terapia, ¡te salvará la vida!

Te invitamos a que sigas a Tatiana Mechasqui, psicóloga y coach en su instagram AQUÍ

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Psi/Coach 🇨🇱 Tatiana Mechasqui (@clubmujeresosadas)

¿Ya viste nuestro podcast sobre el perfeccionismo? Hablamos con Tatiana Mechasqui, psicóloga y coach (@clubmujeresosadas) y con Adriana Vasini, doctora y reina de belleza (@adrivasini) ¡No te lo pierdas!


Recuerda suscribirte en nuestro canal de YouTube AQUÍ