Si te suscribes a nuestra lista de correos, ¡te regalamos el ebook del Club de Escritoras!

Natalia de Santiago: “Si dejas el dinero en el banco, sin ningún tipo de interés, tus ahorros no se están manteniendo, sino que están perdiendo valor”

Natalia de Santiago

Debo confesar que cuando supe que entrevistaría a alguien para hablar de economía, entré un poco en pánico, porque, si de algo no tengo NI IDEA, es de inversiones, bolsa y todo ese mundillo.

De solo pensarlo, se me pone la piel de gallina.

Sin embargo, cuando supe que era Natalia de Santiago con quien conversaría, suspiré de alivio.

Natalia, ingeniera de profesión y financiera de vocación, presenta su segundo libro “Invierte con poco” (Planeta, 2022), un manual estupendo y sencillísimo para gente que, como yo, quiere entender cómo gestionar y, sobre todo, sacarle provecho a sus ahorros.

Invierte con poco
En Invierte con poco Natalia de Santiago te da las claves para que tu dinero crezca a través de la inversión.

 

¡Comencemos de una vez!  


Masterclass de escritura terapéutica

 ¿Quieres utilizar la escritura para tener más bienestar?

En esta Masterclass de escritura terapéutica, Maricarmen y Patricia te enseñan cómo utilizar la escritura para conocerte mejor, empoderarte, gestionar tus emociones y sentirte bien.

¡Toca aquí para conocer más!


Natalia, antes de empezar esta entrevista, quiero contarte que el otro día soñé que decía 11 + 13 = 26. Mi nivel de inoperancia con los números es tal, que ni en sueños sumo bien.

Bueno, al final no son tantos números. Lo importante es tener una idea aproximada e ir tomando las decisiones poco a poco, tampoco hay que agobiarse. En tal caso están las calculadoras que suman por nosotros.

Empecemos por el principio: ¿qué es una inversión?

No es una pregunta tan tonta, porque muchas veces no está claro el concepto. Cuando tienes un dinero que -en este momento- no necesitas, puedes aprovechar para sacarle más dinero.

Puedes hacerlo de tres formas fundamentalmente: una es prestándolo, ya sea al banco o a una persona y eso te genera intereses. Cuando tú le das tu dinero a un banco para obtener intereses, se le llama “inversión”, pero tú lo que estás haciendo es prestarles tu dinero y ellos te van a pagar un interés; entonces, sería realmente hacerles un préstamo.

Luego tienes la inversión pura y dura de verdad, que genera valor. Es decir, es cuando inviertes en una empresa y no solo le estás dejando tu dinero para que te lo devuelva más adelante, sino que te involucras en el proceso y quieres saber qué van a hacer con ese dinero.

Pones los recursos a disposición de alguien que va a generar valor con ellos, puede ser una empresa que va a generar unos beneficios, comprar una casa para alquilarla, cuando inviertes en inmobiliario, en acciones o cuando tú montas tu propio negocio para generar valor.

Luego, la tercera opción de cómo hacer una inversión es cuando te da igual si en lo que pones dinero te genera valor o no, sino que solo te quieres aprovechar de que el precio de eso va a subir y bajar. Eso es especular. Tú con una empresa puedes prestarle dinero comprando un bono, invertir comprando una acción y también podrías especular con el precio de esa acción.

La especulación tiene mucho más riesgo, pero es otra forma, aunque no es lo que la gente hace normalmente.

El ciudadano de a pie lo que haría normalmente sería concentrarse en dos cosas: o prestar su dinero para que le den un interés, que es la forma más conservadora; o atreverse un poquito a crear valor en la sociedad con su propio dinero, para el progreso de la economía y entre otras cosas. Eso sería la inversión.


Más entrevistas que no te puedes perder:


Tu libro se llama “Invierte con poco”, pero cuando tú empiezas a hablar de bolsa, de invertir, de riesgo, todas tenemos en la cabeza que necesitas mucho dinero para este tipo de cosas, ¿qué es “poco” para ti?

Poco es dos euros, por ejemplo. Realmente, hoy en día con las tecnologías, las fintechs, las nuevas descargas y los bancos tradicionales que se han sumado también a este vagón de tecnologías, puedes comprar acciones fraccionadas desde prácticamente dos euros.

Puedes invertir en fondos de inversión a partir de cinco euros al mes. Ahora sí que es verdad que la inversión es algo que está al alcance de todos. Tienes acceso a acciones estupendas con muy poquito dinero.

Nos han dicho toda la vida que tenemos que ahorrar, pero ahora tú nos dices que, en vez de ahorrar, tenemos que invertir, ¿por qué?

La forma más tradicional de guardar tus ahorros sería prestándolos para que te den un poco e interés, pero ahora mismo están los tipos de interés tan bajos que no dan nada.

Entonces, si tú no haces nada y dejas el dinero en el banco, sin ningún tipo de interés, tus ahorros están perdiendo valor. No es que no estén haciendo nada, ni se están manteniendo, sino que están perdiendo valor al ritmo de la inflación. Como la vida es cada vez más cara y, encima ahora, ¡la inflación bastante que se alza!, tus ahorros pierden su valor al mismo ritmo que sube la gasolina.

Si el tipo de interés estuviera un poquito más alto, entonces sí que a lo mejor tendrías opciones que te darían un tipo de interés para contrarrestar la inflación, pero justo ahora que están los intereses bajos y la inflación tan alta, ¿cómo proteges tus ahorros?

Este dato siempre me gusta darlo porque es real: entre 2020 y 2021, el incremento del IPC en España fue del 4,6%. Eso significa que tus ahorros, entre 2020 y 2021, han perdido casi la mitad de su valor, ¡es muchísimo!

Y estamos hablando de España, ya no te quiero decir Colombia, México, Venezuela y pare de contar…

Es muy importante proteger tus ahorros contra la inflación y, sobre todo, los que tengas a largo plazo, porque la inflación se acumula. La de un año se suma a la del anterior y la del año siguiente al año anterior. Entonces, cuanto más tiempo pase, más impacto tiene la inflación sobre tus ahorros.

Lo que estés ahorrando para el año que viene da más o menos igual, pero lo que estés ahorrando ya para largo plazo, eso sí que hay que protegerlo, porque si no, cada año se acumula la inflación y por eso se suman devaluaciones tan grandes en 20 años.


Si te suscribes a Asuntos de Mujeres, recibirás la información que te empodera, te hace sentir bien, te da herramientas y no te juzga, más bien te acompaña. ¡Asuntos de Mujeres es un lugar seguro!

¡Gracias por suscribirte! Desde ahora recibirás la información que te empodera, te hace sentir bien, te da herramientas y no te juzga, más bien te acompaña. ¡Asuntos de Mujeres es un lugar seguro!

Muchas veces casi no llegamos a fin de mes porque los precios van aumentando, pero el salario se queda igual, ¿cómo hago para ahorrar?

Lo primero es no importa que sea poco. Hay mucha gente que decide no ahorrar porque “para cinco euros mejor no ahorro nada”, y no. Mejor esos cinco euros, apártalos, porque cinco euros en unos meses, en algún producto de inversión que te dé una rentabilidad, va cogiendo velocidad.

Igual que la inflación se acumula, la rentabilidad también, esas son las buenas noticias. Lo primero es marcar una cantidad razonable, que tú de verdad creas que vas a poder ahorrar. Una cantidad que si venga bien y sí que vayas a poder. Una copa menos, dos desayunos o un café menos al mes.

Luego, hacerlo en automático, cuando acabes de cobrar. En cuanto te entren los ingresos, procura que la transferencia se haga en automático, porque si te esperas a final de mes, los gastos son como los gases, si tú les das sitio se expanden y se lo comen todo. Si llega primero de mes y ya no está ahí, sí que lo consigues.

¿Cuál es el monto ideal que deberías ahorrar mensualmente?

Ideal es todo lo que puedas. Si ahorras muchísimo, digamos que puedes alcanzar la independencia financiera, que es el sueño de vivir sin trabajar, pero para tener una salud financiera razonable, lo ideal es tratar de ahorrar por lo menos un 10% de los ingresos mensuales. Eso, proponiéndoselo y planificándolo por adelantado, es lo que mejor funciona.

¿Qué es la independencia económica o la libertad financiera?

Es cuando tú has conseguido que tus inversiones y tu patrimonio den los suficientes ingresos como para vivir sin trabajar el resto de tu vida.

Hay mucha gente que está trabajando para llegar a este momento, esta gente lo que hace es, no solo invertir, sino minimizar sus gastos al máximo para poder ahorrar más. Sobre todo, porque mientras más bajos sean tus gastos, menos dinero necesitas para poder vivir en libertad toda tu vida.

El día que nos jubilemos tenemos que haber alcanzado sí o sí la libertad financiera. Tenemos que vivir de lo que nos quede de pensión pública, si tenemos, y de nuestros ahorros, con lo cual, la independencia financiera al final va a ser una obligación, no una opción.

¿Cuándo se considera que hemos hecho o que estamos haciendo una buena inversión?

La que cumple sus objetivos, porque en el fondo no es la mejor inversión la que más te da si al final es la que tiene más riesgo. Puede que tú no hayas querido sufrir ese riesgo y has querido utilizar una inversión conservadora que te da menos, pero incurres en menos riesgo.

No hay una inversión perfecta, pero hay una inversión que es la más adecuada para ti, en función de lo que tú quieres, tus objetivos y tus circunstancias. Al final, lo importante es conocerse a uno mismo.

Lo que decíamos, que vaya a mantener el valor de mis ahorros, sin que yo pase sustos. Entones la inversión perfecta será la que te dé eso.

No hay una inversión perfecta, pero hay una inversión que es la más adecuada para ti, en función de lo que tú quieres, tus objetivos y tus circunstancias

Cuando se puso de moda el tema de las criptomonedas, le pregunté a un amigo que estaba metido en el tema y me dijo “tienes que invertir lo que estés dispuesta a perder”, ¿qué opinas de eso?

Las criptomonedas son inversiones que todavía tienen un riesgo de quiebra altísimo. En bolsas de mercado, las empresas también pueden quebrar, pero ahora mismo la probabilidad de que quiebre Google mañana es muy baja.

Si inviertes en varias empresas por bolsas de inversión, la probabilidad de que quiebren todas es muy nula, pero en criptomonedas no es así todavía, por eso la forma más segura de invertir en cripto ahora es invirtiendo lo que se esté dispuesto a perder, una cantidad que te gastarías en ocio.

Es verdad que va a haber bastante oportunidad de ganar bastante dinero, pero a costa de mucho riesgo de perderlo todo.

Además, las criptomonedas son mercados no regulados, no tienes garantía de ningún tipo, hay muchísimo más fraude. Hay proyectos muy buenos, tampoco hay que demonizarlos todos, pero no es fácil distinguir unos de otros. Tienes que tener bastantes conocimientos financieros y tecnológicos.

El dinero se hace despacio y con buena letra, sobre todo el dinero estable.

Durante la pandemia, mucha gente se quedó sin trabajo y tenía dinero invertido, pero no tenía dinero a la mano, que es algo que tú llamas “el colchón”. ¿Nos puedes contar un poquito de eso, para que no nos vuelva a ocurrir?

Invertir es la guinda del pastel financiero, no se puede empezar la casa por un tejado.

Entonces, antes de invertir tienes que tener una salud financiera, precisamente para que puedas superar un bache sin tener que tirar de tus inversiones.

Tienes que tener un colchón de emergencia sin invertir, que está ahí para las emergencias y tiene que estar siempre disponible.

El colchón de las emergencias son esos tres o seis meses que hay que tener siempre ahorrados, cogiendo polvo. Luego hay que no estar demasiado endeudados, porque si no, también puede ser un problema. Si tienes una deuda, antes de invertir tienes que amortiguarla.

Antes de invertir tienes que tener una salud financiera, precisamente para que puedas superar un bache sin tener que tirar de tus inversiones.

¿Qué les dices a las mujeres que están en sus 30s o 40s y piensan que les falta mucho para jubilarse?

Sí, pero es que a lo mejor que consigas la independencia financiera antes sería lo ideal. Lo importante es que empieces. La rentabilidad es acumulativa, cuanto antes empieces, va a tener más velocidad y menos esfuerzo tienes que hacer tú.

Tu dinero va a trabajar para ti. Si eres muy joven, en lugar de decir “bueno ya me preocuparé”, puedes ahorrar poco para invertir lo necesario.

Y al revés, porque tenemos los dos polos, también está la gente que dice: ¡Dios mío, tengo 40 años y no he ahorrado nada, me voy a quedar pobre!

En la jubilación estamos a tiempo, sobre todo porque la esperanza de vida hoy en día es larguísima, aunque tenga 67 años todavía te quedan 20 o 30 años de vida, te da tiempo de invertir y desinvertir. Mis padres tienen 80 años y están invirtiendo todavía. Quién sabe si van a vivir hasta los 100. Eso ha cambiado mucho, antes te jubilabas y tenías una esperanza de vida de siete u ocho años. Ahora te jubilas y puedes vivir hasta 25 más.

Invierte con poco está disponible en todas las librerías de España y en todas las plataformas digitales para el resto del mundo.

¡Este es el instagram de Natalia de Santiago! ¡Síguela!

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Natalia de Santiago (@natdesantiago)


¿Quieres ahorrar y organizar tus finanzas?

¡Entonces mira nuestra otra entrevista con Natalia de Santiago! En ella nos enseñó a cómo organizar nuestras finanzas y no morir en el intento.

¡Escucha el último episodio de nuestro podcast!

close
¡Gracias por suscribirte! Desde ahora recibirás la información que te empodera, te hace sentir bien, te da herramientas y no te juzga, más bien te acompaña. ¡Asuntos de Mujeres es un lugar seguro!