Si te suscribes a nuestra lista de correos, ¡te regalamos el ebook del Club de Escritoras!

Natalia Sanchidrián: “Tomar las riendas de tu vida te hará libre”

Natalia Sanchidrian

Algunas veces siento que no aprendimos nada de la pandemia… Al menos en mi caso.

Ahora que retomé el ritmo de vida que tenía antes, no descanso, siempre ando corriendo y me he descuidado por completo.

Es que a veces estamos tan desconectadas de nosotras mismas que, sin darnos cuenta, empezamos a manejar nuestra vida como caballos desbocados y en función de lo que los demás quieren de nosotras.

Así que, mujeres, vale la pena mirar hacia adentro y descubrir qué queremos, qué nos mueve, qué soñamos, ¡y tratar de hacerlo realidad!

De esto y mucho más hablamos en un InstaLive con la coach y autora española Natalia Sanchidrián, quien presentó su tercer libro “Prueba de fe: ¿hasta dónde serías capaz de llegar para conseguir lo que de verdad quieres?”, una bella invitación a que dejemos de buscar la felicidad afuera y empecemos a mirar hacia adentro para encontrarla.

¡Te invitamos a leer la entrevista que le hicimos a Natalia!

 

“¿Hasta dónde serías capaz de llegar para conseguir lo que de verdad quieres?”, el último libro de Natalia Sanchidrián.

 


Masterclass de escritura terapéutica

 ¡Escribe para sentirte maravillosamente bien!

En esta masterclass de escritura terapéutica, te enseñamos a utilizar la escritura para conocerte mejor, empoderarte, gestionar tus emociones y sentirte bien.

¡Toca aquí para inscribirte!


¡Bienvenida a tu casa en Asuntos de mujeres! Qué felicidad tenerte aquí y además presentando otro libro.

Además, este es un libro muy especial, es mi preferido.  Cada uno tiene su belleza, pero Prueba de fe me ha hecho descubrir muchísimas cosas y cierra una etapa muy importante de mi vida.

¿Por eso es tu favorito?, ¿por ese cierre que tuviste?

Es por la importancia que tiene tomar las riendas de nuestra vida. Creo que durante todo este proceso que he llevado y con la escritura de mis libros, todavía seguía siendo víctima del destino que nos dijeron que nos toca vivir.

No me había dado cuenta que continuaba, sin ser consciente, en un círculo de víctima.

Nos metemos en ese pozo y no somos conscientes. Cuando logro darme cuenta de mi historia, empiezo a compartirla y me doy cuenta de que empiezo a conectar con todo el mundo. Al hablar de los prejuicios, anorexia, bulimia…

Empecé entonces a recibir historias de otras personas, y me di cuenta de que quizás no era mi historia lo que yo había venido a compartir a este mundo, sino aprender a compartir entre todxs esas historias de superación.

Tenía esa sensación de que el ser humano tenía un potencial grande para cambiarse así mismo.

Descubro que mi historia es realmente diminuta, comparado con todas las historias que estoy escuchando de todas estas personas. Son prueba de fe, retos que la vida nos pone y nos hacen más fuertes. Que nos hacen también aprender lo que venimos a hacer a este mundo y lo que somos.

Recuerdo que hiciste en tu Instagram un reto en el que pedías a la gente que compartiera esas pruebas de fe. ¿De dónde viene esa idea y qué te quedó de eso?

Ha sido muy bonito, yo empecé a compartir mi historia y la gente se animó a compartir la suya. Me escribían por privado, muchas de ellas con vergüenza, otras sin pena, pero no sabían cómo compartirlas  con el mundo.

Me atreví a abrir esa ventana para que pudieran hacerlo a través de mí. Fue mágico porque me llegaban historias increíbles, la gente me contaba de sus enfermedades, relaciones, divorcios, pérdidas de un familiar o un hijo.

Cada uno deseaba ser escuchado, compartir cómo le había ido, qué herramientas habían obtenido, todo lo que habían aprendido y cómo se habían superado a sí mismos.

El resultado realmente es este libro; en él se comparten muchas historias que no son mías. Me fueron compartidas desde el corazón y son referencias que nos ayudan a la hora de aumentar nuestra fe, algo que considero muy importante.


¿Quieres aprender a tener fe? VE AQUÍ EL INSTALIVE

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Asuntos de Mujeres (@asuntosdemujeres)


Quiero ir hacia atrás, ¿qué es tener fe realmente?, ¿cuáles son las señales de que le tenemos fe a algo?

Hay mucha gente que lo entiende solo por el ámbito religioso, y no; yo hablo de la palabra más amplia. Para mí la fe es la certeza. No es tener una fe ciega, ni soñar, ni creer o pensar que algo puede llegar a ocurrir.

Es esa certeza que viene desde dentro de tu corazón que realmente te empuja cuando las circunstancias de afuera se tornan no muy bonitas.

Te empuja a continuar. La encuentras y te susurra en el oído que si tú y yo seguimos todavía aquí, tiene que ser para algo mucho más grande que estar solo sufriendo.

En tu libro hay una parte en la que dices: “Soy feliz porque tomo decisiones”, ¿cuál es la importancia de tomar decisiones?, ¿cuándo considero que soy realmente feliz?

Tomar las riendas de tu vida, tomar decisiones es eso.

Cuando somos pequeños y nos estamos desarrollando, es como si estuviésemos esculpiendo una escultura, esa escultura es nuestra vida.

Vamos recibiendo tantas ideas, que seguimos esculpiendo, no enfocándonos en nosotros mismos, sino en lo que escuchamos alrededor. No está mal que escuchemos a los demás, siempre y cuando tomemos nuestras propias decisiones, pero llega un momento en nuestra vida donde solo escuchamos afuera y nos dejamos llevar por sus decisiones, ideas y miedos.

Al final estamos construyendo esa escultura basándonos en otros, buscando algo que realmente no nos identifica. Cuando nos damos cuenta nos preguntamos: “¿en qué momento perdí el control de mi vida?, porque la que estoy viviendo no es la que quiero”.

Muchas veces da miedo tomar tus propias decisiones, porque tenías miedo a equivocarte o te sentías insegura, dejamos que otras personas nos ayuden, ponemos nuestra vida en sus manos. Entonces si sale mal, tenemos esa excusa: no he tomado yo la decisión.


Escribe tu propia comedia romántica

CLUB DE ESCRITORAS

 

¡Qué emoción! Este 12 de julio arrancamos nuevo reto en nuestro Club de escritoras…

Y todavía tienes tiempo de inscribirte.

Escribe tu propia comedia romántica, al mejor estilo de Jennifer Aniston, Ryan Gosling, Hugh Grant o Renée Zellweger.

Todo lo que tienes que hacer es suscribirte este mes a nuestro club a través de www.patreon.com/asuntosdemujeres y escribir muchoooooo.

Nuestro club es un lugar seguro y maravilloso, donde ninguna te juzga. Todas disfrutamos juntas lo que escribe cada una a través de nuestro grupo de Whatsapp y aprendemos nuevas técnicas de escritura.

Ven, escribe y diviértete junto a nosotras ❤️

HAZLO AQUÍ

 


No hay nada que nos ayude a crecer más que tomar nuestras propias decisiones. Algunas veces los resultados serán acertados o no. No pasa nada.

Puede ser que tardemos más o menos, que las circunstancias no nos favorezcan, pero si tú tienes la certeza de que hacia eso que estás caminando es tu destino, entonces tus pensamientos, tu enfoque, tus decisiones y comportamientos, van a llegar allá.

Con esa certeza, en ese momento da igual lo que digan los demás. Sabes que tienes que hacerlo, lo tienes tan claro que no hay una duda.

Nos contabas que no habías soltado ese círculo en el que estabas. En el libro también hablas de la importancia de hacer las paces con el pasado, ¿cómo se hace eso?

Indudablemente en algún momento tenemos que volver a nuestro pasado, pero no tenemos que permanecer ahí.

Es ir atrás para sacar conclusiones, herramientas y recordar todo lo que hemos superado para realizarnos. Estar ahí en ese pasado para mirar a ese miedo y decir, ¡hasta aquí!

Tenemos que hacer las paces, porque si no vamos a seguir arrastrando heridas. A mí me ha ayudado mucho darme cuenta de que el que tengas que valorar algo del pasado, no significa que tengas que depender de ese dolor.

El ser humano muchas veces es muy negativo, pensamos que todo lo que nos ocurre es lo peor y nos quedamos anclados al sufrimiento. Sí, está ahí, pero muchas veces nos quedamos porque no sabemos ir hacia otro lugar.

¿No sabes hacia dónde ir?, ¡pide ayuda!

Tenemos que ser humildes y entender que pedir ayuda es necesario, al menos, eso nos va a sacar de donde estamos. Estamos aquí para ayudarnos los unos a los otros.

Hemos aprendido a callar lo que nos está pasando, ¿qué otra cosa podemos hacer para salir de ese hueco?, ¿hay algún ejercicio o práctica?

Si hay una palabra clave en cuanto a recobrar nuestro poder es el autoconocimiento. Cuanto más nos conozcamos mejor, si conozco mis emociones y aprendo a identificarlas, eso me ayudará a entender por qué mis comportamientos afloran.

Si vamos por la vida desconociendo quiénes somos, es más difícil entender lo que nos ocurre en nuestro mundo emocional.

De nada nos sirve el estar en la vida si nos sentimos desesperanzados, si pensamos que no tiene sentido. Si no vamos en un camino que se parezca a nuestro propósito de vida, es muy difícil ser feliz.

Antes de ir hacia allá tenemos que cumplir nuestras necesidades básicas, que pasan por ese autoamor de aprender a conocerte.

Cuando nos queremos a nosotras mismas, no permitimos que otras personas nos vayan a hacer daño directamente. No voy a permitir que ni mi pareja, ni en el trabajo, ni en ningún lugar, me falten el respeto.

Lo que realmente merecemos es respeto y amor. Como TODO EL mundo.

 


¿No sabes cómo empezar a conocerte? Prueba leyendo estos estos artículos


En el libro dices que estamos muy acostumbrados a disfrazarnos para los demás, ¿puedes hablarnos más de eso?

Yo lo estaba haciendo muchísimo. Aún, algunas veces. Sigo metiendo la pata, tengo que echarme para atrás y examinar.

Queremos aparentar que estamos bien y tenemos que aprender a que también somos humanos que nos enfermamos. Aparentamos que cuánto mejor estamos, más éxito tenemos, pero ese éxito es exterior; no podemos olvidar que también tenemos esa parte vulnerable.

La vulnerabilidad es mostrarte al mundo por cómo eres, lo que no es nada malo.

Quien te quiere, va a ver que tienes tus días buenos y malos. Al final, los seres humanos somos dependientes, dependemos de otros. Eso es tomado como debilidad, no queremos ser vulnerables porque no queremos ser débiles.

Está bien que nos inculquen independencia económica. Me valgo para mí misma para muchas cosas, pero necesitamos a otras personas.

Nos pasamos la vida pidiendo disculpas o dando las gracias, pero tenemos que darnos cuenta de que el altruismo y el amor existen. No hay mayor demostración de amor que ayudar a los que te necesitan.

¿Crees que la búsqueda desesperada de la felicidad produce frustración?

No debe haber una búsqueda desesperada de nada. Si toda nuestra atención está en la búsqueda de algo, constantemente nos vamos a sentir vacíos. El ser humano es mucho más que todo eso.

Yo estoy aprendiendo a valorar cada momento de mi vida. Cada día hay un momento de felicidad, si la definimos como una sola cosa, un solo logro, cuando llegamos a él nos damos cuenta de que no hay más.

Soñar es muy bonito, pero sin perder la esencia e importancia de valorar cada momento presente en el que nos encontramos.

¿Hay que darle entrada a ese lado que no se siente bien?

Realmente esa sería la perfección. El poder permitirnos estar bien hoy, mañana mal, porque la vida va fluctuando y tengo que ir adaptándome a ese cambio. No pasa nada, siempre que tengamos en cuenta que somos más que los problemas que están a nuestro alrededor.

Cada momento es temporal. Se te va a pasar la felicidad, pero lo bueno es que lo malo también pasa. Mientras intentes sentirte más equilibrado dentro de ti, mejor te vas a sentir.

Claro, la teoría la sabemos, pero la práctica… lo importante es a través de ese autoconocimiento regular. Dar ese pasito para atrás y ver qué nos está pasando.

No pasa nada, siempre que tengamos en cuenta que somos más que los problemas que están a nuestro alrededor.

Todas las emociones son importantes, lo que nos queda es hacer las paces entre las luces y las sombras. No somos perfectas, tenemos muchos defectos, cosas buenas y no tan bonitas.

Mientras más consciente seamos de esas sombras, más vamos a poder trabajarlas. Podremos entender por qué tenemos las reacciones que tenemos. Es la comprensión necesaria para poder fusionar esa parte bonita, con la que no lo es tanto.

Esa es la perfecta imperfección del ser humano, ese es realmente el amor, aceptar las cosas más buenas y las que no.

Todos nos llevamos bien en los momentos felices, pero la vida te pone a prueba y es en esos momentos difíciles cuando la fe debe actuar. Nuestra fe en nosotros mismos, la vida, el potencial del ser humano y las personas que nos van a ayudar.

Es el acto de mayor fe, ayudarnos los unos a los otros. Encontrar ese punto en el que nuestras diferencias se equilibren, porque estamos para compartir amor.

Puedes encontrar Prueba de fe en físico y digital a través de la página web de Planeta de libros, haz clic aquí para ver más

 

¡Sigue a Natalia Sanchidrián en Instagram!

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Natalia Sanchidrian OFICIAL (@nataliasanchidrian)


Si te suscribes a Asuntos de Mujeres, recibirás la información que te empodera, te hace sentir bien, te da herramientas y no te juzga, más bien te acompaña.

¡Asuntos de Mujeres es un lugar seguro!

 

¡Gracias por suscribirte! Desde ahora recibirás la información que te empodera, te hace sentir bien, te da herramientas y no te juzga, más bien te acompaña. ¡Asuntos de Mujeres es un lugar seguro!

 

close

¿Quieres recibir información que te empodere?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

¿Qué temas te interesan?
¡Bienvenida, gracias por suscribirte! Recibirás la información que te empodera, te hace sentir bien, te da herramientas y no te juzga, más bien te acompaña. Asuntos de Mujeres es un lugar seguro.